Rencillas en el PSUV - Ataque a Fedecámaras

Por Venezuela Real - 26 de Febrero, 2008, 17:13, Categoría: Gente de Chávez

El Editorial
El Nacional
26 de febrero de 2008

El Gobierno procedió rápidamente a reconocer ante la prensa que las bandas terroristas que, desde hace semanas, venían actuando en la zona metropolitana son gente ligada a los círculos izquierdistas bolivarianos.

Este es un paso modesto pero significativo, ya que en la errada política del Ministerio del Interior y Justicia (cuando Pedro Carreño) se adjudicaba cualquier incidente a unos supuestos grupos golpistas de la oligarquía que, hasta ahora, nadie conoce, ni mucho menos están bajo rejas y sometidos a juicio ante los tribunales de justicia.

Pero en esta oportunidad se conoce la identidad de "los autores materiales e intelectuales", tal como ha tenido a bien anunciar públicamente el ministro Rodríguez Chacín. Tanto la policía científica como la Disip (que no debería entorpecer las investigaciones adelantas por la Fiscalía) han avanzado con cautela pero sin interrupciones, en las medidas de investigación que son usuales en estos casos.

Se ha resguardado la escena del crimen, se procedió a la identificación del cadáver y el allanamiento de su morada familiar en el 23 de Enero, así como la constatación plena de las credenciales que portaba, el grupo subversivo al cual pertenecía y los interrogatorios a quienes constituían su círculo de cómplices y también de aquellos amigos que pudieran aportar detalles importantes para culminar con éxito la investigación policial.

Esta conducta oficial debe ser especialmente reconocida porque marca un cambio en la conducta cómplice del Gobierno con estos grupos que actúan al margen de la ley, amparándose en una supuesta intención revolucionaria. No hay tal. Lo que existe es el interés en perpetuar viejas prácticas terroristas que hoy no tienen ninguna justificación porque se supone que, detrás del "izquierdismo bolivariano", está todo el aparato del poder, con sus redes de inteligencia y su capacidad de reprimir, amenazar y eliminar físicamente (si fuera el caso) a sus enemigos.

Pero, igualmente, a las policías del oficialismo les hace falta incentivar a estos grupos para-policiales para que hagan el trabajo sucio, lleven a cabo actos de provocación política contra la oposición y ataquen instituciones gremiales como Fedecámaras, o contra sus dirigentes, como también contra los periodistas y los medios de comunicación. Son tácticas que de tan viejas se le ven las costuras.

Ahora bien... ¿a quién quieren complacer en las alturas del poder? No es, pensamos, al Presidente, quien más bien quiere apaciguar los ánimos porque tiene el agua al cuello. Y tampoco a Rodríguez Chacín, a quien se le puede calificar de todo menos de izquierdista. Lo cierto es que la crisis interna del PSUV le ha dado impulso a las corrientes que pugnan por alterar la correlación de fuerzas internas atacando, a tiros y a bombazos, a quienes ellos consideran los símbolos de la vieja sociedad.

Es decir, dirimen sus enfrentamientos internos a través de actos de terrorismo externos. Amarren a sus locos.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog