"Dejaré de ser transportista por temor"

Por Venezuela Real - 29 de Febrero, 2008, 12:52, Categoría: Seguridad/Inseguridad

CARLOS JOSÉ FAIGL
El Nacional
29 de febrero de 2008

Las líneas de transporte rotan a los choferes para evitar que los roben varias veces
La inseguridad y la falta de beneficios laborales hace que los conductores de autobuses abandonen el oficio para buscar otros horizontes
José anhela un empleo en el que disfrute de seguridad personal y de los beneficios estipulados en la ley

Sólo dos años tiene José (quien no quiso suministrar su apellido) como conductor del transporte público, y ya piensa en retirarse. Su plan es conseguir cuanto antes un empleo en el que reciba todos los beneficios laborales que establece la ley, pero, más que eso, lo que en verdad busca es un oficio en el que no esté expuesto a la inseguridad, que ha visto de cerca y padeció en una oportunidad el año pasado, cuando cuatro jóvenes lo robaron mientras trabajaba.

A pesar de que los ingresos que percibe son elevados y le alcanzan para mantener a su esposa e hijo y cubrir otros gastos, tiene temor de perder la vida; y no es para menos, pues en 2007, sólo en el área metropolitana de Caracas, 21 conductores de autobuses fueron asesinados, de acuerdo con cifras no oficiales, recopiladas por El Nacional.

"Estoy buscando trabajo como conductor en una empresa porque me da temor que me peguen un tiro mientras manejo el autobús; aspiro a tener vacaciones, utilidades y cotizar para el Seguro Social y la Ley de Política Habitacional", como todo trabajador", indicó.

Pero este no es el único chofer que deserta del golpeado sector del transporte público.

José relató que en la línea en la que trabaja, que cubre la ruta Centro-Cementerio, 17 conductores se retiraron el año pasado para buscar un empleo seguro.

José Luis Montoya, presidente del Bloque de Conductores del Oeste, señaló que esos casos se repiten en la mayoría de las líneas de autobuses de la ciudad, y que en oportunidades los conductores más jóvenes que ingresan a las filas del servicio se retiran en 15 días.

"Un compañero se vino de Mérida a trabajar en la ruta Propatria-Chacaíto; compró un autobús y pagó el cupo en la línea para que en menos un mes decidiera irse de nuevo porque vio cómo es la inseguridad en las calles", narró.

El directivo indicó que, generalmente, cuando antisociales atracan un autobús, luego atacan la misma unidad varias veces; por eso los conductores han resuelto que si son asaltados, cambian de ruta inmediatamente.

En los días que han transcurrido de 2008 no se ha registrado la muerte de ningún conductor por culpa de la inseguridad, tal vez por la aplicación del plan de seguridad Caracas Segura, que adelanta el Ministerio de Interior y Justicia desde hace ocho semanas.

En un resumen que presentó el lunes pasado el titular del despacho, Ramón Rodríguez Chacín, desde la activación del operativo, los asesinatos en la ciudad han disminuido un promedio de 31 por semana, mientras que el año pasado llegaron a 52.

A pesar del esfuerzo, los robos a los conductores y pasajeros de los autobuses se mantienen a diario, según comentaron los dos entrevistados.

Montoya aclaró que pese a las renuncias, el sector cuenta con suficientes conductores; sin embargo, dijo que en las horas pico se nota el déficit no sólo de personal sino de autobuses.

El oficio del caos.

En un viernes de quincena, como hoy, el tránsito en la ciudad suele estar congestionado y los ciudadanos, atareados. Es en esos días cuando José tiene que respirar profundo y hacer su mejor esfuerzo para no "salir corriendo", como dijo que le provoca reaccionar.

"Los usuarios nos gritan, los motorizados se meten por todas partes, las colas no se mueven; es desesperante", afirmó.

De la relación que tienen los transportistas con los motorizados, sólo afirmó: "A nosotros se nos acusa de infractores, pero ellos son el colmo".

Otra de las razones por las que José busca un nuevo empleo es el desgaste físico que le causa manejar por ocho horas o más todos los días. Cuando le corresponde trabajar en la mañana debe levantarse antes de las 4:00 am, para buscar la unidad en un estacionamiento en la Cota 905, y estar en su ruta antes de que amanezca.

Desde ese momento no vuelve a levantarse del asiento hasta que entrega el vehículo al conductor de la tarde. Luego de dos años, padece de dolores en las rodillas y molestias en la espalda.

Las incomodidades llegan a necesidades tan básicas como ir al baño, pues las oportunidades se presentan sólo si en la parada terminal hay otras unidades estacionadas antes que la de él.

"A medida que llegan los autobuses, los que están primero salen; uno aprovecha esos minutos para estirar las piernas e ir al baño; pero si llego primero, tengo que continuar el recorrido", manifestó.

José se retirará pronto del transporte público, pero quedan miles de conductores que esperan por una política definitiva por parte del Estado que les garantice la seguridad personal y los beneficios laborales que anhelan desde hace años.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Febrero 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29   

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog