Arre, Silver

Por Venezuela Real - 1 de Marzo, 2008, 14:43, Categoría: Imagen gobierno / Chávez

Miguel Sanmartín
El Universal
01 de marzo de 2008

No faltó quien lo igualara con el Zorro ni tampoco quien lo viera como el Quijote

Impactante el cambio locomotivo. Fue uno más en la ya nada sorpresiva y rampante sobremarcha que lleva la revolución. Como los anteriores, este peregrinar también fue de artificio, configurado para la ocasión. Quizás lo más significativo de aquel itinerario, de aquella parada equina, de aquella ampulosa cabalgata dominguera, sea que, por fin, él descendió de las alturas. ¿Pero habrá puesto los pies sobre la tierra? Sobre ello hay grandes dudas y mucha suspicacia.

Ese día de jarana él rebotó de la placidez y sofisticación del afocante superavión en el que surca los cielos infinitos con las tres impelables "emes" (misiones): la primera, espolvorear por el orbe churupitos que mucho necesitan los venezolanos pobres (siguen aumentando) y que dilapida con el argumento de paliar, afuera, necesidades sociales que, dicho sea de paso, abundan en el país. Así también, para comprar (como en pedevalitos), cual artículos de primera necesidad (hoy tan esquivos para los venezolanos) lealtades y lisonjas ideológicas importadas. El segundo, costear andanzas de capitostes y saraos de grupetes ideológicamente afines al "proyecto" rojo-rojito vernáculo. Y la tercera, internacionalizar el petulante Socialismo del Siglo XXI, derrocado internamente en el referendo de diciembre pasado. Fue así, y por ello, que él se dignó aterrizar (¡salve, majestad!) aquella mañana de domingo entre matorrales de conflictos, corozales de fracasos y esteros de frustraciones.

Aquella romería a lo western, en versión llanera, dio mucho de que hablar, pero en guasa. ¿De qué se trata esto, compay?, inquirió Camarita Soberano recostado de un moriche. ¿Epopeya o mojiganga? ¿Se trata de una versión contemporánea del paso de Los Andes? ¡No! ¿De la batalla de San Juan de Payara? ¡Menos! ¿De la batalla de las Queseras del Medio? ¡Tampoco!

Alguien sugirió que podía tratarse de Frijolito III. ¿Será? Otros dijeron que recordaba a Isidoro. Muchos comentaron que, debido al fracaso en la integración del partido único, las peleas internas y la expulsión de "cuadros fundamentales" de la organización, se parecía al Llanero Solitario. Y no faltó quien lo igualara con el Zorro. Ni tampoco quien lo vieran como el Quijote.

Nadie, tampoco, tenía claro el horizonte de aquella expedición. La primera versión sugirió que cabalgaba al encuentro de haciendas expropiables de parientes, amigos y compañeros. Otra que avanzaba hacia las (invisibles) obras y proyectos prometidos por la revolución. También se asomó que trotaba al rescate de ganaderos venezolanos secuestrados por la guerrilla colombiana. Algunos, sin embargo, opinaron que escapaba de las protestas callejeras. Pero los más afirmaron que marchaba al encuentro de productos básicos, medicinas y repuestos automotores desaparecidos de los anaqueles. Y, por supuesto, no faltó quien dijera que el gran jinete perseguía el liderazgo perdido. ¡Arre, Silver!





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog