Desabastecimientos

Por Venezuela Real - 2 de Marzo, 2008, 13:15, Categoría: Política Nacional

MILAGROS SOCORRO
El Nacional
02 de marzo de 2008

Lo único que este Gobierno ha logrado producir en abundancia es lágrimas. Cada semana la lista de carencias en alimentos y medicinas suma un nuevo rubro, pero las lágrimas están siempre al menudeo. Unas familias lloran por el ataque artero de la delincuencia. No faltan quienes derraman lágrimas de ansiedad si el hijo se ha tardado una hora en llegar y no contesta el celular. Y son muchos los que sufren porque sus familiares han tenido que irse al extranjero porque Venezuela, como cualquier país en guerra, lo único que garantiza es sangre, sudor y lágrimas.

En esta abundancia de lágrimas no todas valen lo mismo. Las lágrimas venezolanas, quizá por lo excesivas, han sido objeto de inflación. Valen menos. Y cada cierto tiempo el Gobierno importa un megacargamento de lágrimas para abastecer momentáneamente su demanda. Esa es la impresión que se tiene al ver la manipulación que el Gobierno hace de la liberación de los secuestrados por la guerrilla colombiana, evento que es tratado con un protocolo idéntico al empleado cuando regresa al país un atleta o un artista popular que ha tenido un gran éxito en el exterior. El modelo de Rodríguez Chacín para hacerse visible cuando las víctimas salen de la selva es Amador Bendayán cuando recibió a Maritza Sayalero en Maiquetía con la banda de Miss Universe. Y no digamos las lágrimas de Piedad Córdoba (que no son de cocodrilo porque éstos no usan tanto rimel).

El desabastecimiento de Venezuela es de comida y de medicinas pero, sobre todo, de moral, de mesura, de sobriedad, de decencia. ¿Cómo puede creer Chávez que una mujer que tiene seis años secuestrada, sin ver a sus cuatro hijos ni ser dueña de su tiempo, su vida y sus movimientos, va a salir de esa situación con ganas de verle la cara a él o a ningún otro extraño? Eso no lo cree nadie. Cualquiera que tenga un mínimo de sentido común y de sensibilidad debe suponer que una persona en semejante trance lo único que quiere hacer es abrazar a los suyos y dejar fluir su emocionalidad. Sin testigos. Con respeto. Sin cobradores despiadados exigiendo que los liberados paguen ya, con moneda de gratitud y lágrimas, las diligencias por su libertad.

Pero también en esto se está sintiendo desabastecimiento.

El impacto de las liberaciones de esta semana no se compara con el de las anteriores. Desde luego, todos nos alegramos. El momento en que los liberados abrazan a sus hijos conserva un extraordinario fulgor. Todo el mundo reconoce el mérito que le toca a Chávez. Pero la presencia circense de Rodríguez Chacín es demasiado grosera. Sus brincos por la trilla, con los brazos en aspas para recibir el botín estremecido, su estrujón de gorila a las mujeres recién emergidas de la selva... es muy chocante su sobreactuación. Es indignante. Y ya hemos visto suficientes veces la cara de Chávez abrazando a estas personas y mirando a cámara con ese retintín revanchista de sus ojillos.

Chávez ha ido tan lejos con esta rutina del oso amaestrado que la única manera de que la próxima función atraiga al público con el tañido de su pandero es que la jungla arroje a Ingrid Betancourt. A Chávez lo agarró el desabastecimiento de presas jugosas. Se pasó de buchón y acaparó todo lo que pudo. Pero ya no podrá especular mucho más con el dolor y el miedo de los secuestrados.

Ya ese número se agotó y, por cierto, los réditos para Chávez están por verse: la esperada aclamación mundial no se ha producido y al caudillo caribeño le ha salido un retador que tampoco se para en minucias para prodigar emociones a las gradas. El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, llamó a las FARC y se ofreció a ir él mismo a buscar a la ex candidata presidencial.

La sombra de Bucaram, aquel presidente ecuatoriano cuyo exhibicionismo y falta de pudor le ganó el apodo de "el Loco", se extiende por el mundo. Pero sus émulos han resultado tan aplicados que, en comparación con Chávez y con Sarkozy, Bucaram era el papá del Zorro. El desabastecimiento nos lleva a hacer locuras, los gobernantes de estilo "él es chévere, él es loco" empiezan a desvariar al ver vaciarse los anaqueles de su popularidad. Por cierto, Sarkozy desafió la plaga, las fieras y los rigores de la selva no sólo porque cuenta con que Marulanda jamás le va a decir "échale bolas, pues", sino porque su popularidad ha vuelto a descender y ya está en 33%.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog