Perros de caza

Por Venezuela Real - 2 de Marzo, 2008, 13:18, Categoría: Gente de Chávez

TULIO HERNÁNDEZ
El Nacional

02 de marzo de 2008

No es la primera vez, ni será la última, que un gobierno ventajista latinoamericano, acorralado por la emergencia de un nuevo liderazgo, intenta sacar de juego mediante un ardid jurídico a un candidato a la Presidencia de la República, una alcaldía o a una importante gobernación.

El antecedente más cercano de lo que ahora está ocurriendo en Venezuela lo constituye el intento de desafuero a Manuel López Obrador, candidato del PRD de México, en las pasadas elecciones presidenciales. En un acto similar al que ahora ha iniciado el de Hugo Chávez, el gobierno de Vicente Fox -utilizando como perro de caza a Rafael Macedo de la Concha, procurador general mexicano- solicitó el desafuero de López Obrador con el pretexto de que el por entonces jefe de gobierno del Distrito Federal había desobedecido la decisión judicial que ordenaba detener la construcción de una calle que daría acceso al hospital privado ABC en una zona de Ciudad de México conocida como Santa Fe.

Como era previsible, la mayoría de miembros de la Cámara de Diputados integrada por miembros el PAN, el derechista partido de gobierno, aprobó el desafuero que le impedía a López presentarse como candidato a la presidencia.

Desde ese mismo momento comenzó una intensa movilización nacional de rechazo a la medida que confluyó en la descomunal manifestación conocida como la Marcha del Silencio que reunió a cerca de 1.200.000 personas, la más grande dicen desde las protestas de Tlatelolco en 1968.

Lo más interesante de aquella marcha multitudinaria es que logró movilizar a millares de mexicanos que no votaban por López Obrador y asistían simplemente a condenar lo que a todas luces era un acto de caprichoso ventajismo jurídico por parte del PAN. El volumen de gente en la calle y el rápido ascenso del candidato opositor en las encuestas, producto de su victimización, hicieron reflexionar a Fox y su equipo, Macedo de la Concha renunció, y el 5 de abril, exactamente un año después de iniciado el proceso, la Procuraduría general de la República decidió no ejecutar la acción penal. La oposición tenía otra vez candidato.

Con el prestigio ganado por su empecinada lucha contra la medida, el candidato del PRD subió vertiginosamente en las encuestas, y de no haber sido por unas declaraciones infelizmente agresivas y una campaña sucia del PAN, en la que a través de un clip televisivo se le muestra como símil de Hugo Chávez, López Obrador sería, para bien o para mal, el actual presidente de México en una elecciones que perdió por una diferencia insignificante.

El proceso se repite ahora en Venezuela con actores distintos. Sólo que acá no se trata de un candidato sino de 380 funcionarios, entre quienes se encuentra Leopoldo López, el candidato con más opciones para ganar la apetecida Alcaldía Metropolitana. El Macedo de la Concha criollo es Clodosvaldo Russián, una de las figuras más inocuas que haya pasado alguna vez por el cargo de Contralor General de la Republica de Venezuela.

El pasado lunes el contralor entró en acción y –como le ocurrió, salvando las distancias por supuesto, a Richard Nixon aquella noche cuando se presentó en la televisión declarando, en vivo: "Yo no soy un mentiroso"–, Russián lo ha hecho defendiéndose: "Esta visita al Consejo Nacional Electoral nada tiene que ver con la cercanía del proceso electoral a realizarse el próximo noviembre".

A Nixon, ya forma parte de la historia de la opinión pública, los estadounidenses le escucharon exactamente lo contrario. "Yo soy un mentiroso", entendieron. Y al día siguiente terminaba abruptamente su paso por la Casa Blanca. A Russián, al menos frente a los venezolanos a quienes todavía les queda un poquito de entendimiento crítico, le ha ocurrido lo mismo. "Vengo a mover estos 380 casos de inhabilitaciones para impedir que buenos candidatos de la oposición participen del proceso electoral de noviembre", se le entendió.

El hombre que se ha hecho la vista gorda con la inmensa e inocultable corrupción contemporánea, el que no ha sido capaz de indagar en las denuncias que Tascón y otros miembros del oficialismo han hecho públicamente, ni de cazar ni siquiera un corrupto -¡uno sólo por favor!- que valga la pena, ya sea viejo o nuevo, viene a burlarse en nuestro entendimiento (en argot oficialista se usaría otro verbo) declarando, "estas personas no fueron lo suficientemente diligentes en la administración de los cargos que ejercieron".

Los perros de caza muerden por sus amos. Y el de Miraflores, obviamente, tiene miedo.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog