¿Policía subversiva?

Por Venezuela Real - 5 de Marzo, 2008, 19:04, Categoría: Estado de Derecho

Alberto Arteaga Sánchez
El Univedrsal
05 de marzo de 2008

El pueblo pide a gritos expresiones concretas de justicia y cese de la impunidad

Nuestro país -o ex-país, como dice Agustín Blanco Muñoz- es territorio de contradicciones. Las cucarachas vuelan, como lo apunta Oscar Yanes; y el tránsito automotor es un buen ejemplo de cuanto ocurre entre nosotros: en la vías rápidas se circula por el hombrillo, destinado a estacionamiento y en ellas se ofrece la oportunidad de adquirir flores, tostones y películas piratas; el rojo de los semáforos solo indica extrema precaución ante un posible atraco; todas las reglas de circulación vigentes son letra muerta, salvo un viernes por la tarde; y el Tribunal Supremo de Justicia, que con frecuencia declara que "no hay materia sobre la cual decidir" en asuntos que fueron de extrema urgencia, ha decidido suspender, con sorprendente celeridad, la medida de "pico y placa", que beneficiaba a la mayoría de los vecinos del Municipio Baruta, agobiados por colas interminables.

Esto viene a cuento en otra materia y asunto de absoluta prioridad, como lo es la administración de la justicia penal.

Tenemos una excelente Constitución -aunque no sabemos cuál es su auténtica versión- que consagra todas las garantías judiciales, pero los procesos penales son una clara muestra de laberintos kafkianos en los que se entra un día y solo se sale por azar, en el mejor de los casos; en los que nos exponemos a una "imputación" que -según el ex-Fiscal- es la oportunidad para "demostrar nuestra inocencia", la cual se presume; en los que estamos amenazados por una prohibición de salida del país, que se añade a la que ya sufrimos por la dificultad para obtener las divisas y para renovar un pasaporte; y en los que tenemos la "razonable expectativa" de una privación "provisional" de la libertad en un proceso, que como todo lo provisional entre nosotros, puede durar más que la pena que corresponde al delito por el cual se acusa.

Pero, ahora, en el mismo mundo de lo absurdo y de lo contradictorio, en el cual, lo que es, puede no ser, al mismo tiempo y lo que se dice, puede no ser lo que se dijo, el Ministro de Justicia, ha declarado que la policía, encargada de velar por la seguridad y el orden, debe ser una "policía subversiva", lo cual, según el DRAE, equivale a una policía "que tiende a subvertir el orden público", convirtiéndose así un cuerpo de seguridad en un cuerpo promotor del desorden público.

Todo esto, por lo demás, se declara ante la aprobación de una ley de Policía Nacional, elaborada por destacados especialistas, que ya han advertido que la ley no resolverá los problemas de inseguridad y que se requerirán esfuerzos importantes para formar un "nuevo policía", entre cuyas características no está la condición subversiva sino, antes por el contrario, la identificación con la comunidad, el apego a las normas de convivencia y el respeto a los derechos humanos.

En este maremágnum o confusión en que vivimos, solo queda apelar -habiendo desaparecido, por decisión del TSJ entre otras, la instancia del Colegio de Abogados electo- a la sensatez del pueblo que solo reclama una policía que resguarde el orden público, que no abuse de su poder y que pide a gritos expresiones concretas de justicia, la fijación de responsabilidades y el cese de la impunidad.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog