Contra la violencia de todos los colores

Por Venezuela Real - 7 de Marzo, 2008, 15:58, Categoría: Política Internacional

SIMÓN ALBERTO CONSALVI BOGOTÁ
El Nacional
07 de marzo de 2008

En el combate a la barbarie no puede haber diferencias
Los colombianos manifestaron en Bogotá y otras 20 ciudades para condenar los crímenes cometidos por los paramilitares

Mientras los Estados y los gobiernos de la región enfrentan sus duelos y sus discrepancias a la moda de antiguas confrontaciones con ánimos bélicos, la gente (las personas comunes, los intelectuales, los deudos de miles y miles de víctimas) tomaron este jueves 6 de marzo las calles de Bogotá y de otras veinte ciudades colombianas para clamar al cielo contra la violencia con la consigna: "Por los desaparecidos, por los desplazados, por los masacrados, por los ejecutados".

En esta ocasión el pueblo colombiano marchó contra los desmanes, los crímenes, las muertes, los horrores indescriptibles cometidos por los paramilitares en los últimos 25 años. Semanas atrás, los colombianos marcharon en su país y en todo el mundo contra la violencia de las FARC, contra los secuestros, contra la violencia en todas sus formas.

Quizás unos y otros han debido darse la mano y llevar a cabo una sola y gigantesca manifestación contra el crimen cometido en nombre de causas supuestamente políticas, por quienes actúan con las etiquetas de izquierda o de derecha, sean FARC o bien paramilitares. Sea como fuere, entre la manifestación del 4 de febrero y la de este jueves de marzo existe una profunda identificación ideológica y humana. Una toma de conciencia, en suma, contra la violencia de todos los colores. Contra esta peste que va erosionando lentamente a las sociedades y termina por anestesiar o corroer sus reservas morales.

El balance de las jornadas del 4 de febrero y del 6 de marzo será un punto de partida, un reconocimiento de que no hay diferencias entre los crímenes de la izquierda o los crímenes de la derecha, un clamor contra la barbarie en nombre para unos de la revolución o de la justicia social y para los otros de la defensa de intereses creados o reacción frente a los desmanes de la otra violencia.

Mientras a la violencia no se le quiten los colores, no habrá manera de combatirla y superarla como una de las grandes maldiciones que puedan caer sobre una nación.

Muchos de los colombianos que marcharon el 4 de febrero volvieron a las calles de Colombia este jueves. Lo hicieron porque justamente, víctimas o dolientes de unos o de otros, consideran que en el clamor contra la violencia y contra el crimen no pueden haber diferencias. Entre ellos estuvieron el ex alcalde Antanas Mockus y el escritor Héctor Abad Faciolince. En una nota de Semana éste escribió: "No es normal un país donde uno se levanta y se acuesta con los ojos encharcados". "Que Ingrid Betancourt, una política íntegra, se esté muriendo en la selva, es un símbolo de la maldad de las FARC y de la tragedia del secuestro.

Que Silvia Duzán, una periodista íntegra, haya sido acribillada por los paramilitares, es también un símbolo de la maldad de las AUC y del salvajismo de sus masacres". Con lucidez, el novelista de El olvido que se remos dejó sentada su manera de pensar: "Los que repudian a las FARC y no a los paramilitares son indignos; como son indignos quienes repudian a los paramilitares y no a las FARC.

Hay que repudiar estas dos formas simétricas de salvajismo".

Las cifras que se dan en Colombia sobre la violencia son simplemente aterradoras. Como son aterradores los métodos de la mayor y más despiadada barbarie. Un jefe paramilitar confesó hace poco que tenían un corral de serpientes venenosas donde lanzaban a los condenados a muerte para que las causas aparecieran "naturales".

Esta marcha que ayer recorrió las calles de Bogotá y de una veintena de ciudades se llevó a cabo a pocos días de los 60 años del asesinato del gran líder Jorge Eliécer Gaitán, el 9 de abril de 1948. Ese día y los siguientes Bogotá se convirtió en una sola llamarada. A partir de entonces el nombre del líder en quien miles y miles de colombianos habían cifrado sus esperanzas de redención, se invoca como justificación de la violencia. Quizás ya sea hora de invocarlo como una razón de paz, interpretando fielmente su pensamiento.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog