Se acabó el papel tualé

Por Venezuela Real - 7 de Marzo, 2008, 16:01, Categoría: Política Nacional

OSCAR LUCIEN
El Nacional
07 de marzo de 2008

Me ocurrió esta semana lo que los franceses llaman l’embarras du choix. Amanecía cada mañana con una idea de lo que sería el tema de mi nota semanal cuando un nuevo asunto desviaba mi atención. Tenía, además, un problema adicional. Como suele ocurrirme, un título suele ser la guía para escribir, y desde hace varios días un título se me atornilló en la cabeza: "Se acabó el papel tualé". Aclaro, matizo, en estricto sentido, era, también, una vivencia. Agotada la provisión en el baño principal, y luego de infructuosas visitas al supermercado, el rollito cada día más delgado en el bañito auxiliar anunciaba un drama inminente. Pero el obsesivo título, en rigor, no lo asociaba a la escasez de leche, de aceite, de arroz, entre los tantos productos cuyo desabastecimiento agobia a los venezolanos, sino, más bien, a la calificación "victoria de mierda" del teniente coronel Chávez cuando aceptó (sic) el triunfo de la sociedad democrática contra la inconstitucional reforma que pretendía legitimar su régimen autocrático y militarista.

También estaba, ahora recuerdo, una caricatura con tema y grafismo escatológico que repetía la frase presidencial y mostraba al Jefe del Estado en cuclillas y, a su lado, en las hojas del papel higiénico escrito "Chávez se...", la frase de cuatro letras que empieza por c y termina en o, con acento. Debajo, la leyenda ¡Elecciones 23 de noviembre!

Había descartado opinar sobre el obsceno circo, sensiblero y politiquero en que el teniente coronel Chávez ha convertido la liberación de los colombianos secuestrados por las FARC; me sentía inhibido para denunciar, una vez más, la actuación negligente del Consejo Nacional Electoral al no entregarnos los resultados definitivos del referéndum que pretendía legitimar el secuestro de la democracia en nuestro país, cuando la ley los obliga a dar los resultados en 30 días; relacionado con este asunto, me parecía oportuno reflexionar cómo, a tres meses de la victoria de la sociedad democrática (que incluye a partidarios del chavismo que se abstuvieron o votaron No), el poder constituido y el presidente en primera línea, se encuentran en virtual desacato a la expresión de esa voluntad popular que se consignó en las urnas electorales.

De toda evidencia, el gobierno del teniente coronel pretende conducirse como si la reforma hubiese sido aprobada: la Fuerza Armada Nacional, calificada por Chávez de bolivariana, continúa voceando la consigna política “Patria, socialismo y muerte”; el gobierno central ha confiscado la Policía Metropolitana, y pretende despojar de la atención hospitalaria a la Alcaldía Mayor; se adelantan cambios en el sistema de propiedad mediante modificaciones en el Código de Comercio, se está imponiendo un nuevo currículo docente donde el militarismo tiene un peso determinante; algunas gobernaciones han sido despojadas de la administración de sus peajes, entre otras violaciones a la Constitución Nacional.

Descartados estos temas, pues, me senté a escribir animado en reseñar la investigación “La hoja de coca y los oligoelementos”, un enjundioso informe sobre los efectos de masticar hojas de coca no sólo en la salud dental sino en la salud mental de los consumidores.

Pero el título “Se acabó el papel tualé” no me afloja. Lo escribo, entonces, para arrancar.

Apenas avanzo un par de líneas cuando el imperativo que sale de la pantallita del celular al lado del teclado me hace saltar de la silla: ¡Prende la tele! Chávez declaró guerra a Colombia.

Me siento de nuevo frente al computador. No tengo opción, ese será el tema de la semana. Empiezo entonces a esbozar lo patético de este show dominical, lo ridículo y anticlimático de una orden que se dá a un Ministro de Defensa que se queda tranquilamente en su asiento aplaudiendo la iracunda orden presidencial, reflexiono sobre lo demencial de esta escalada bélica que contradice el preámbulo de la Constitución, donde se postulan los valores de la libertad, la solidaridad y la paz, y advierto, algo obvio, en verdad, que la dictadura militar argentina apeló al mismo expediente de la guerra para distraer a su país de los agobiantes problemas internos, cuando un nuevo mensaje de texto me anuncia que llegó el papel tualé en un automercado de Santa Mónica.

Seguro de la deriva de mi artículo, salgo a la calle, porque si bien la escasez nos ha obligado a suprimir algunos alimentos de la dieta diaria, la visita al baño es inevitable.

En la calle apuro el paso pensando que desde el mismo entorno presidencial, el grito de guerra puede disparar una potente demanda sobre este producto.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog