Guerra de nervios

Por Venezuela Real - 10 de Marzo, 2008, 18:08, Categoría: Política Internacional

Carlos Crespo
TalCual
10 de marzo de 2008

El conflicto entre Venezuela y Colombia sólo produjo pánico entre la población y grandes pérdidas comerciales para los dos países que hoy esperan normalizar sus relaciones

" Yo lo que estoy esperando es que den la orden para irme para casita". Con esta frase, un efectivo de la Guardia Nacional desplegado justo en el último punto de chequeo del Puente Internacional Simón Bolívar (PISB) parece resumir el sentimiento de buena parte de los pobladores de San Antonio del Táchira, quienes celebraron por todo lo alto el apretón de manos entre Chávez y Uribe.

Casi todos los habitantes de la frontera son comerciantes, o tienen algún contacto con el comercio legítimo e ilegítimo. Quizás es precisamente por eso que se encontraron tan desconcertados con el anuncio de una guerra, pues para las personas de a pie que habitan las calles de San Antonio o del municipio colombiano de La Parada siempre se puede negociar, siempre se puede llegar a un acuerdo.

Esto lo expresa perfectamente el testimonio de los habitantes de la zona, para quienes lo único que se produjo fue una guerra de pérdidas en la que Venezuela obtuvo una contundente y lamentable victoria. No hay comerciante de San Antonio que hable de pérdidas inferiores al 40 %.

Para Carmen Villamizar, quien tiene un abasto justo antes de la aduana fronteriza, es evidente que las restricciones no favorecieron a nadie: "Aquí necesitamos del otro lado y el otro lado necesita de nosotros y el que diga que no, está mintiendo".

Mientras Villamizar relata esto un niño de unos 7 años sale corriendo perseguido por un efectivo militar.

"Estaba tratando de pasar dos paquetes de papel toilet", asegura con sólo darle un vistazo a la bolsa negra que portaba.

Lo cierto es que, como suele sucederle al gobierno nacional, los controles se han mostrado inútiles.

Los comerciantes de lado y lado aseguran que no se han visto tan perjudicados por la falta de materias primas o productos, sino por la reducción de clientes que decidieron quedarse en sus países o en sus casas. Esto revela una realidad evidente que los comerciantes dicen en voz baja, el contrabando: "Los productos siempre encuentran una forma de pasar, pero no hay quien los compre", asegura una comerciante del lado colombiano.

Por su parte Víctor Ruiz, dueño de una tasca en la Avenida Venezuela de San Antonio, agrega que la situación de tensión produjo que las cercanías al paso fronterizo lucieran desabitadas durante los días del conflicto: "Ahorita es que está a volviendo a llegar la gente".

De acuerdo a lo informado por el presidente de Fedecámaras Táchira, José Rozo, la paralización en la frontera ha arrojado más de 50 millardos de bolívares en pérdidas, lo que se traduce en que se han dejado de percibir unos 5 millones de dólares por día. Las pérdidas de las Aduanas se calculan en casi 30 millones de BsF., esto sin incluir las al sector transporte, que para Rozo fue el más afectado.

Comerciantes de un lado y otro aseguran que en ningún momento observaron despliegues militares.

Mientras que un efectivo de la GN señaló que tan sólo se movilizaron integrantes de los destacamentos fronterizos, pues los famosos batallones nunca se presentaron: "Nos movilizamos desde San Cristóbal a la línea fronteriza unos 300 soldados, pero nunca llegaron esos batallones".

LOS BENEFICIADOS

Luego de los "intereses políticos" de los mandatarios, los habitantes de la frontera colocan como los grandes beneficiados de la situación conflictiva a los efectivos de la GN, a quines colombianos y venezolanos señalan como responsables de buena parte de la corrupción que se produce en la zona: "Ellos te cobran 40 o 50 mil bolívares y te dejan pasar lo que sea". Con el aumento de las restricciones los funcionarios aumentaron sus "aranceles".

Otro sector que para algunos también se ha visto beneficiado es el de los "pimpineros", que venden gasolina venezolana contrabandeada justo a las afueras de la frontera colombiana, esto ante la mirada pasiva de las autoridades de ese país.

"Terapias", uno de estos comerciantes, asegura que en el momento en que el conflicto se agudizó más, un recipiente con 25 litros de combustible podía costar hasta 70 mil bolívares: "Eso en realidad no nos beneficiaba, porque estaba tan caro que la gente no lo compraba", asegura. El precio volvió a descender este sábado hasta 50 mil Bs.

IMPOPULAR EN COLOMBIA

Del lado colombiano lo que parece haber creado todo el conflicto es que la impopularidad del presidente Chávez en ese país crece. Trabajadores, comerciantes y hasta pimpineros se quejan de la actitud del primer mandatario. Este es el caso de Luz Marina Rivera quien administra una empresa en Cúcuta: "Todo eso lo hizo para distraer la atención pero Uribe no le hizo caso. Su trato con los colombianos es muy irrespetuoso". Igual opinión sostiene Álvaro Álvarez, quien cambia moneda del lado colombiano: "Nunca creímos nada de eso, Colombia no le respondió y no pasó nada".

Este domingo en San Antonio reinaba una gran calma, a la espera de que hoy se reanuden las actividades comerciales. Justo a las afueras del lado colombiano del puente se encuentran unas 10 gandolas que forman parte de las 700 paradas en todo el territorio del Departamento Norte de Santander. Lo cierto es que las poblaciones de ambos lados del PISB están a la espera de que la aseveración que encabeza a esta estructura no se convierta en letra muerta: "Frontera de dos países hermanos".

REAPARECE LA GASOLINA

Este sábado reapareció el suministro de Gasolina en algunas estaciones de San Antonio, dándosele prioridad a los vehículos que prestan servicio público, lo que permitió que el transporte reiniciara sus actividades. Sin embargo, con el acostumbrado cierre de gasolineras los domingos, será hoy cuando se podrá apreciar si el suministro se normaliza en todos los municipios.

A LA EXPECTATIVA DE RÍO

Los habitantes de San Antonio del Táchira probablemente nunca pensaron que un evento como el Grupo de Río pudiera convertirse en el puntero del raiting de programas televisivos, pero eso es lo que al parecer se produjo el pasado viernes cuando los mandatarios de Venezuela y Colombia se dieron la mano: "Me pareció muy bueno, porque por fin vamos a volver a la normalidad", expresó la comerciante Carmen Villamizar. La sonrisa de venezolanos y colombianos aparece inmediatamente al rememorar la transmisión televisiva que fue observada como si se tratara de un partido de la vinotinto: "Se escucharon fuegos artificiales y todo", aseguró otro comerciante.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog