Gastadas promesas - Cárceles encendidas

Por Venezuela Real - 11 de Marzo, 2008, 11:34, Categoría: Derechos Humanos

El Editorial
El Nacional
11 de marzo de 2008

Nada más común en la Venezuela bolivariana que ver llegar a las cárceles a un ministro o viceministro de Seguridad Ciudadana, a un fiscal del ministerio público o al representante de la Defensoría del Pueblo, para tratar de apaciguar una huelga de hambre, una protesta o lo que los presos llaman una "retención voluntaria de familiares" (visitantes que deciden quedarse en la prisión), que ellos mismos como funcionarios ineptos e inexpertos en cuestiones carcelarias han contribuido a su surgimiento.

Hay además una larga historia de promesas incumplidas con los procesados y condenados, así como con los funcionarios profesionales especializados en cuestiones carcelarias, que transcurre desde la cuarta república hasta la renqueante y sorda como una tapia quinta república bolivariana. Si a alguien en el gobierno actual se le ocurriera repasar la lista de ofertas formuladas a los presos desde la llegada del presidente Chávez a Miraflores hasta hoy, seguramente se indignaría y, sin pensarlo mucho, haría añicos su flamante carnet del PSUV.

Si a alguna persona le parece esto sumamente exagerado, entonces valdría la pena traer a colación algunas fechas muy significativas: a finales del año 2004, léase bien, diciembre de 2004, el gobierno bolivariano declaró con trompetas y muchas fanfarrias la emergencia carcelaria nacional. Pero no contento con ese simple decreto, fue más allá: creó una comisión presidencial (es decir, vinculada directamente con Miraflores) para que se ocupara con rapidez y eficiencia en la misión de darle "respuesta a la creciente violencia en las cárceles del país".

Nada de eso ocurrió en los años 2005 y 2006. Sin embargo, el ministro de Interior y Justicia para finales de esa época, Jesse Chacón, se vio en la obligación (acosado por las protestas de los reclusos) de presentar ante el país el revolucionario Plan de Transformación del Sistema Penitenciario 2006-2011.

Entre las cosas que predicó Chacón en esa oportunidad, estaba la de invertir 900 millones de dólares para "humanizar las cárceles del país y transformar el sistema penitenciario". Ante la crisis que estamos viviendo, en la cual 5 cárceles y más de 6.000 presos están en huelga de hambre o en franca rebeldía, no está de más interrogar al Gobierno si Jesse Chacón predicó en el desierto, o si se le instruyó como funcionario de confianza de Miraflores para que engañara no sólo a los presos sino a todos los venezolanos. Las falsas promesas de Chacón incluían la construcción de "15 nuevas cárceles" y la promoción paulatina de "un novedoso concepto de sistema penitenciario". De paso, anunciaba que con la Comunidad Penitenciaria de Coro, un moderno edificio a ser inaugurado en septiembre de 2007 (cosa que no ocurrió) se iniciaría el camino de la redención carcelaria.

Ayer, casualmente, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Tarek El Assaimi, acudió al retén de La Planta, pronunció las mismas palabritas, y pidió a "los hermanos internos" que tengan confianza. ¿En quién?







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog