Fallas en generación de energía frenan crecimiento económico

Por Venezuela Real - 16 de Marzo, 2008, 11:05, Categoría: Petróleo/Energía

ANDRÉS ROJAS JIMÉNEZ
El Nacional
16 de marzo de 2007

Las empresas eléctricas están perjudicadas por caída en producción de Pdvsa
La actividad petrolera lleva 36 meses en recesión y el sector eléctrico se estancó a fines de 2007

El sector petrolero lleva prácticamente 36 meses que no crece, según revelan las cifras del producto interno bruto del país que registra el Banco Central de Venezuela. Sin embargo, la actividad de hidrocarburos no es sólo la única del sector energético que muestra señales de recesión, sino que también el sector eléctrico comenzó a revelar a finales del año pasado que tiene signos de estancamiento.

Las más recientes cifras del BCV, referidas a la actividad económica del último trimestre de 2007, indican que el sector que incluye al área eléctrica apenas creció 0,1% con respecto al mismo período de 2006, realidad que contrasta con lo ocurrido en otros años, cuando se registraban tasas de crecimiento trimestral que en algunos casos estuvieron por encima de 10%. Incluso, los más recientes números negativos no se registraban desde 2003, cuando el sector eléctrico se vio afectado por el paro petrolero que ocurrió a principios de ese año.

El comportamiento de la actividad eléctrica, junto con el sector hídrico, durante todo el año pasado tuvo un crecimiento de 2,7%, que representa la menor tasa de variación en los últimos cuatro años, y esta desaceleración coincide con la coyuntura en la cual el Gobierno tomó la decisión de nacionalizar la generación y suministro energético, como ocurrió con la Electricidad de Caracas y otras empresas de esta área.

A criterio de Domingo Maza Zavala, ex director del Banco Central de Venezuela, no existen elementos que permitan atribuir a la estatización ese menor incremento del sector, pero sí admitió la necesidad de evaluar si las antiguas compañías que estaban en manos de privados ahora están haciendo las inversiones que se requieren, están solventando las fallas eléctricas y son más eficientes que en posesión de los particulares.

"Estoy observando los resultados que se obtuvieron con las estatizaciones para determinar si el Estado, en las actuales condiciones, está en capacidad de mantener el nivel de eficiencia de esas actividades y que marchen al ritmo de las necesidades que requiere el país", afirmó.

Explicó Maza Zavala que en el caso de la electricidad se debe tomar en cuenta tanto la capacidad de generación de energía como su utilización, debido a que este último indicador está sujeto al crecimiento económico y al aumento de consumo de la población.

"Estamos viendo cómo ciertos sectores están consumiendo menos electricidad porque están en dificultades para crecer", indicó.

El Banco Central muestra una desaceleración en el ritmo que venía mostrando la actividad manufacturera, si se toma en cuenta que antes de 2007 tuvo alzas que estuvieron entre 10% y 14% trimestrales. "Se está notando cierto agotamiento de su capacidad de crecimiento en ciertos sectores que son grandes consumidores de energía", señaló el directivo del BCV.

Los números de la Oficina de Operación de Sistemas Interconectados (Opsis) muestran que durante el año pasado hubo una disminución de 2,47% en la demanda máxima del sistema eléctrico nacional.

En 2006, ese indicador estaba en 15.945 megavatios y durante el año pasado se colocó en 15.551 megavatios.

En el caso de la Electricidad de Caracas, la demanda apenas tuvo un crecimiento de 0,43%; Enelven –que es la empresa encargada del suministro en Maracaibo– tuvo una reducción de 0,85%; la red de filiales agrupadas por Cadafe se anota una disminución de 1,43%, y la mayor reducción la exhibe Enelbar –que está en Barquisimeto–, con una baja de 3,60%.

Estos valores contrastan con el crecimiento de los niveles de energía generada, que según los datos de la Opsis muestran un repunte de 2,09%. El año pasado se alcanzaron 113.333 gigavatios de producción de electricidad, mientras que durante 2006 este indicador estuvo en 111.012 gigavatios. Sin embargo, en diciembre comenzaba a detectarse una caída en el crecimiento.

Otro elemento que indica problemas en el sector eléctrico se presenta en el número de suspensiones en el servicio durante 2007, las cuales alcanzaron la cifra récord de 113 interrupciones, lo que representa un incremento de 22,8 % frente al número que se registró en 2006, cuando llegaron a 92 fallas, sobre todo por parte de la empresa Enelven.

Entre 2000 y 2006, el número promedio anual de interrupciones se ubicó en 61 fallas, principalmente por los registros pico que se obtuvieron en 2003 y 2005, cuando hubo un total de 84 suspensiones cada año. Crudos problemas. El desplome que se prevé del producto interno bruto petrolero también está repercutiendo negativamente en la actividad eléctrica. Desde el último trimestre de 2004 no se logra tener un signo positivo en el negocio de los hidrocarburos y en los tres últimos años, este sector muestra una reducción promedio de 2,5% anual.

Esta disminución ocurre justo en el período en el cual se esperaba que se concretaran los principales desembolsos del Plan de Siembra Petrolera, que prevé inversiones por 60 millardos de dólares entre 2006 y 2012 para colocar la producción de crudo en más de 5 millones de barriles diarios.

"La caída de la actividad petrolera está perjudicando a otros sectores o no les está permitiendo crecer al mismo ritmo que se esperaría con la actual bonanza y eso tiene que ver con el hecho de que Pdvsa no está realizando las inversiones necesarias, ni siquiera para el mantenimiento del potencial existente", indicó Maza Zavala.

Justamente, el desplome en la actividad petrolera está perjudicando la producción de gas y esto a su vez ocasiona inconvenientes a las empresas eléctricas de generación térmica, que requieren de combustibles gaseosos y se han visto en la obligación de sustituirlos por derivados del petróleo.

"Se tuvo que importar gas de Colombia para resolver parcialmente los problemas que tiene Enelven, que antes se autoabastecía del gas producido en el lago de Maracaibo", afirmó Diego González, ex directivo de Pdvsa Gas. "A menor producción petrolera, hay una caída en la actividad gasífera y eso repercute negativamente en el sector eléctrico", agregó.

Los números de la Opsis revelan que, después de 2001, comenzó a incrementarse el uso de combustibles líquidos para la generación termoeléctrica. De 10 millones de barriles diarios se pasó a más de 30 millones de barriles.

Enelven y Cadafe son las dos empresas eléctricas que más consumen derivados del petróleo. La primera, por ejemplo, recibió 51% de las 140.700 toneladas de fuel oil que consumieron el año pasado las compañías del sector; de igual manera, abarcó 43% del total del volumen de gas oil que requirió el sector, que fue de 192,4 millones de litros.









TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog