FRANCISCO USÓN : "La soberanía se ejerce, no sólo es discurso político"

Por Venezuela Real - 16 de Marzo, 2008, 11:23, Categoría: Política Nacional

LAURA WEFFER CIFUENTES
El Nacional
16 de marzo de 2008

EL MILITAR RETIRADO afirma que el discurso presidencial no logró cohesionar a los venezolanos ante una supuesta amenaza a la soberanía nacional. Además, dejó al descubierto lo que considera incapacidad de respuesta de la Fuerza Armada Nacional frente a una eventual situación de crisis
Considera que los tiempos de reacción no fueron suficientes

¿ La situación de crisis entre Ecuador y Colombia ameritaba la intervención de Venezuela, incluso antes que la del propio país agredido?
–Indiscutiblemente que la reacción de Hugo Chávez fue desmedida desde el punto de vista militar y de política internacional. Porque existen mecanismos en instituciones como la Organización de los Estados Americanos y las Naciones Unidas, donde estas situaciones son manejadas diplomáticamente.

–¿Y en lo militar?
–La política militar y la internacional corren en paralelo, porque lo que antecede a cualquier acción militar es una acción diplomática. Pero adicionalmente hay un problema en la toma de decisiones del presidente Chávez, que quizás la gente no lo identifica porque obedece a una estructura militar.

–¿Cuál es?
–El jefe del Estado le indica al Alto Mando Militar el número y el tipo de unidades que va a utilizar, durante el Aló, Presidente, públicamente. Esto automáticamente viola el principio de sorpresa y del secreto, que es necesario para las movilizaciones castrenses. Cuando él establece el poder relativo de combate o la estructura de fuerza que se empleará, incurre en un error al indicar parte del cómo se va a hacer.

–¿Sólo tenía que haber dicho "vamos a mandar a un contingente a la frontera"?
–Exacto, decir el qué y el porqué. Quizás también añadir algunos condicionamientos.


Pero el cómo lo define el Alto Mando Militar en función de los planes.

–¿Se abrogó una función que no le corresponde?
–Sí. Su función es la dirección política de la Fuerza Armada, y no pretender actuar como un comandante de un teatro de operaciones. Esto es un estándar de trabajo para los militares. Él es comandante en jefe, pero no táctico. Su función es mucho más amplia. Además, hay otro problema. Él no es la persona más adecuada para dar este tipo de instrucciones porque en el curso de estado mayor –en la materia de empleo de grandes unidades de combate– tuvo un fracaso estrepitoso, al punto de que estuvo a punto de ser separado del cuerpo de alumnos por deficiencia académica.

–De haberse concretado el conflicto, ¿estos anuncios hubieran puesto al país en una situación de vulnerabilidad?
–No tanto de vulnerabilidad, sino de ponerlo como el agresor. Porque el desplazamiento de unidades hacia la frontera sin haber elementos reales de amenaza genera una escalada, a la que afortunadamente el presidente colombiano, Álvaro Uribe, no le hace caso.


Él actuó como un jefe de Estado, delimitando el empleo de la Fuerza Armada y usando la diplomacia.

–Él actúa como jefe de Estado después de que invade otro país.
–Él incursiona, no invade.


Porque la unidad colombiana entra en el país, actúa y sale. La invasión involucra posesión del territorio.

–Esto no resta gravedad.
–Pero la limita. Porque la actitud de Uribe fue neutralizar a una estructura narcoterrorista asentada en Ecuador como una suerte de santuario, y la unidad que actúa sale del territorio. Confina la acción a un lugar y tiempo determinado, la escalada no se da. Caso contrario el del presidente de Ecuador, Rafael Correa, y de Hugo Chávez, en el que se presentan movilizaciones de tropas no con intenciones de combatir a los narcoterroristas, sino de prevenir la entrada de potencial de fuerza colombiana.


–¿No se justificaba en el caso de Ecuador el movimiento de tropas?
–Puedes movilizar tropas, pero no en una actitud de beligerancia. La escalda también la hizo Correa al expulsar al embajador colombiano de su territorio y adicionalmente se generó un discurso que era de insultos hacia Uribe.

–Parece que usted tuviera la intención de disminuir la gravedad de la incursión. Además, de argüir elementos militares, cuando en realidad se trata de elementos políticos...
–Es que trascendió a la parte política. El problema era con Ecuador, no con Venezuela. La pregunta es: ¿qué motivó a Hugo Chávez responder de esa manera desmedida, cuando el problema era con Ecuador? ¿Es que existe un acuerdo de defensa mutua entre Ecuador y Venezuela contra Colombia que nosotros desconocemos? ¿O es que en la mente de Chávez se privilegian las relaciones con las FARC? La sociedad y la FAN no pueden aceptar que un jefe de Estado involucre el empleo de la fuerza armada de una manera tan apresurada, cuando no existen elementos suficientes para justificarlo.

–Uno tiene la idea de que las enseñazas en el estamento militar apuntan hacia la guerrilla como el enemigo.
–Es una amenaza. El asunto es que en el caso de las FARC ha demostrado ser enemigo real de la FAN, porque hablamos de muertos civiles y militares.


Además, ha sido factor de pérdida de soberanía en la zona fronteriza.

–¿No es comprensible la actitud beligerante de Ecuador?
–Pero es que la incursión no generó daño colateral más allá que los muertos del grupo guerrillero.

–Y ¿la soberanía?
–La soberanía se ejerce, no sólo es discurso político. Cuando hay un país que permite la presencia de campamentos guerrilleros en su territorio y desoye los clamores del vecino de que esos campamentos existen, entonces, si después clama por soberanía, se le caen los argumento. Cuando invocas la soberanía, puedes hacerlo porque eres capaz de ejercerla. Correa habla de soberanía eminentemente territorial, pero Uribe dijo que la soberanía no se circunscribe al espacio territorial.

–Pero entonces el que menos autoridad de hablar tendría sería Uribe...
–Pero él los circunscribe a un territorio.

–¿No ha sido históricos los pactos de supervivencia entre gobiernos anteriores y la guerrilla?
–No es un acuerdo. Es un problema de que en una frontera tan grande y despoblada el control estricto de cada centímetro es imposible. Entonces usted conoce la presencia de esos grupos subversivos en la zona fronteriza, pero usted los combate. El problema es cuando se cruza de brazos. Y lo que es una entrada temporal, se convierte en presencia permanente.

–Ninguna guerra es buena...
–Así es, pero sobre todo cuando los propósitos argumentados no son compartidos por la sociedad. Cuando evaluamos cómo la ciudadanía venezolana reacciona con el discurso de Chávez, nos damos cuenta de que estaba perdiendo. No logró mover un espíritu nacionalista en contra de Colombia, porque el ciudadano nunca se sintió agredido.

–¿Sugiere que fue una estrategia para cohesionar afectos?
–La manera más fácil de un gobernante de cambiar un problema en su contra, producto de su incapacidad, es desviar la atención del ciudadano hacia un enemigo que puede ser ficticio, en nombre del nacionalismo.

 "El Presidente viola principios de sorpresa y del secreto, que son necesarios para las movilizaciones militares"










TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1