Pedro Morejón: "Las EPS no desplazarán a las empresas del sector privado"

Por Venezuela Real - 16 de Marzo, 2008, 12:26, Categoría: Economía

ERNESTO J. TOVAR
EL UNIVERSAL
16 de marzo de 2008

Entrevista // Pedro Morejón, ministro de EconomÍa Comunal
En la segunda fase de las plantas procesadoras de maíz planean producir aceite comestible, alimentos de animales y otros derivados
"Durante 2008 esperamos sumar 8 plantas de harina de maíz y unas 12 plantas procesadoras de leche".

El Gobierno nacional promueve el tránsito hacia el socialismo creando estructuras y figuras empresariales en sectores productivos de rubros básicos, pero bajo formas que no coincidan con las tradicionales reglas del mercado.

Pedro Morejón, ministro de Economía Comunal, explica que "los privados se manejan por la oferta y demanda. Distribuían productos alimentarios a las personas con mayor poder adquisitivo, quienes podían comprar más alimentos. Nosotros en las Empresas de Producción Socialista (EPS) procesamos ar- tículos de primera necesidad que pueden comprar los más necesitados".

-¿En qué estado se encuentan los proyectos de EPS?
-Tenemos ocho plantas de producción socialista: dos de maíz en Caicara de Maturín y una en Urachiche, cuatro plantas de leche en Elorza, Mantecal, Aragua de Barcelona y la Cañada de Urdaneta, y dos plantas de inyección de plástico, una en Paracotos y otra en la zona industrial de Carabobo, en Valencia.

Las plantas de maíz son de tecnología iraní. Las técnicas necesarias, la tecnología para procesar harina de maíz precocida durante 50 años estuvo controlada por grupos de empresas privadas, a las cuales no teníamos acceso para construir una empresa de propiedad social que generara harina sin depender de los privados.

Ahora estamos en una segunda fase, para instalar plantas de subproductos derivados como aceite comestible, alimentos de animales y otros insumos varios derivados del maíz. Esto forma parte del proceso de construcción de plantas socialistas, orientado hacia necesidades del pueblo, y una de esas es la alimentación de productos básicos.

Aquí figuran la planta de leche para producir leche pasteurizada, yogur, requesón, mantequilla, nata y bebidas achocolatadas junto con la EPS Cacao Oderí. Aquí vemos como una EPS surte a otra.

-¿A dónde se dirigen estos productos?
-Esto no lo vamos a conseguir en almacenes privados. No vendemos ese producto al mercado para competir, sino que lo llevamos a las zonas más necesitadas. Inicialmente esto es para cubrir Mercal, los Simoncitos, las guarniciones, las escuelas bolivarianas, las universidades públicas, los hospitales. Ir a todo aquel sitio donde haya un comedor, esa es nuestra primera línea.

Aquí nunca se ha hablado de un desplazamiento de la empresa privada por las EPS. Lo que estamos cubriendo es esa necesidad que siempre tuvieron las familias más pobres, los sectores más necesitados, y lo hacemos con tecnología propia, formando a las comunidades y haciéndolos responsables de la propia planta.

Esperamos cubrir la red de distribución primaria con carácter social, pues cada una de estas EPS está dirigida a cubrir la necesidad social con productos de calidad. En esto hemos roto cualquier mito y estamos abiertos para que las evalúen, porque no estamos preocupados por la cantidad sino por la calidad.

-¿Cómo se manejan con los costos de las plantas?
-Van muy por debajo porque no tenemos que pagar el famoso mercadeo, que es un costo que asume el consumidor final de los productos privados. También hay otros costos como el financiamiento de la banca privada. Aquí financia el Estado, que no lo hace para hacerse más rico sino para generar bienestar.

Tenemos cerca de 25% por debajo del precio regulado en el caso de la harina Venezuela Socialista, que colocamos a BsF 1,08 (esta regulada en BsF 1,51), cerca de 30% por debajo de la regulación, y el Estado no pierde, sino que gana. Esta es una harina que se hace en una planta que maneja gente de la comunidad, que no pensó que trabajaría en una industria.

Nuestros precios tienen variantes según el rubro. En la planta de inyección de plásticos hay una reducción de 300%, y ahí producimos elementos para hospitales: patos, vasos, cubiertos, inyectadoras, juguetes de plástico para niños; cosas que importamos.

-¿Cuáles son las metas planteadas con estas plantas?
-Para 2008 esperamos tener 10 plantas de harina (las dos actuales más ocho nuevas), donde se procesarán 720 toneladas de maíz al día, y cubrir la sobernía alimentaria de las comunidades más pobres, los más necesitados. Se procesarán 250.000 toneladas de maíz y se producirán unas 160.000 toneladas de harina de maíz.

En leche esperamos sumar unas 12 nuevas plantas, aunque hay otros proyectos del Gobierno en plantas de leche del MAT. Vamos barriendo el terreno para alcanzar la soberanía alimentaria, porque Venezuela nunca tuvo autoabastecimiento de leche.

Este objetivo lo persigue el Gobierno apoyando el carácter social, impulsando EPS que buscan soberanía alimentaria, apoyando a empresarios que quieran unirse a esta lucha sin generar especulación y plusvalía. En eso hay que hacer un trabajo de consciencia. Estamos ayudando a la empresa privada, a diferentes sectores, pero en concordancia con el apoyo que de verdad ofrezcan.

-¿Qué sucede con el sector cooperativo que refleja fallas como poca fiscalización?
-Las iniciativas de micro-empresas han sido criticadas, pero resulta que nunca antes se había apoyado al pequeño empresario. Siempre se apoyaba a la gran empresa. Desde 1999 se ha financiado más de un millón de emprendedores, micro-empresarios y cooperativas.

Más alla de sumar errores hay que sumar éxitos. De 100% de las cooperativas financiadas por el Estado, 54% están consolidadas, 27% en proceso de consolidación y el resto tiene problemas internos de organización. Estamos trabajando con ellos en eso.

Es un hecho relevante porque antes la estadística era cero. Antes sólo había una banca del Estado, el Banco Industrial, para apoyar a grandes empresas. La red de cooperativas era muy pequeña, sólo había unas 700 registradas que fueron financiadas con tasas de interés que los ahorcaban.

Ahora hay más de 70.000 cooperativas consolidadas, productivas, contadas dentro del censo. La iniciativa del Gobierno incluye tasas preferenciales para financiamiento, desde 6% hasta 12%, que está por debajo de la tasa de la banca, pero presionando a los entes financieros privados para que creen iniciativas como banca comunitaria y otras similares. Los privados entienden que deben involucrarse en lo social.

-¿Hay resultados dispares en el impulso productivo?
-Sí, y ese es el proceso de construcción. Los éxitos se deben a la participación popular y a la constancia en el trabajo del presidente Hugo Chávez

También tenemos muchísimas fallas. La primera es que dentro de este proceso tan acelerado hemos tenido que planificar sobre la marcha. Pero a la vez es una fortaleza, de ahí hemos aprendido. Somos conscientes de los errores que hemos tenido, pero los asumimos y atacamos el problema.

El tejido industrial como el que estamos creando se construye a diario. No podemos decir cuándo se verá la patria que queremos, pero ya vemos resultados puntuales. Hay más de 194 núcleos de desarrollo en turismo, alimentos, industrias. Ahí está el NUDE Fabricio Ojeda que produce zapatos y uniformes, y también está el NUDE Gual y España, que produjo 174 toneladas de alimentos en 2007.










TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog