Contra la verdadera guerra

Por Venezuela Real - 18 de Marzo, 2008, 14:12, Categoría: Política Internacional

Roberto Giusti
El Universal
18 de marzo de 2008

El rechazo es contra la guerra interna colombiana que repercute en nuestro territorio

Pensado por colombianos, organizado por colombianos y financiado por colombianos el concierto por la paz del domingo pasado no fue, como las apariencias lo sugieren, un inmenso grito binacional contra la confrontación bélica entre países bolivarianos. En principio se trataba de una muy bien modulada protesta, con artistas de primera línea, contra una confrontación que hacía una semana había dejado de ser una amenaza. Amenaza, por lo demás, absolutamente injustificada porque la movilización de tropas ordenada por Hugo Chávez no pasó de ser una farsa, más o menos mal montada, que repudiaba la inmensa mayoría de los venezolanos, incluyendo buena parte de la Fuerza Armada.

Pero, ¿si el peligro de guerra había sido conjurado y las condiciones políticas y sociales indican que, por lo menos a mediano plazo, aquella resulta prácticamente imposible, entonces, por qué Juanes, ese pulgarcito paisa que se agiganta tanto adentro como afuera del escenario, persistió en su propósito?

La respuesta es simple: porque el rechazo es contra la guerra interna colombiana que, a causa de las posiciones asumidas por el Gobierno de Hugo Chávez, repercute, con todas sus secuelas, en buena parte de nuestro territorio. Por eso, si bien el concierto era colombiano en su origen, en la composición de la gran masa que le dio vida era binacional, o trinacional porque además de borrar las líneas limítrofes y convertir al lecho del río Táchira en la confluencia de una sola multitud, allí se concentró y canalizó el rechazo unánime, no sólo contra una fuerza subversiva absolutamente despojada de cualquier justificación ideológica y divorciada del pueblo que dice defender, sino contra un Gobierno, el gran celestino, que la protege, la alienta y se convierte, por tanto, en cómplice de todas sus atrocidades.

Esa es la razón por la cual los medios oficiales silenciaron por completo el gran acto de masas que resultó el concierto de la frontera. Un error táctico más de los estrategas comunicacionales de Chávez, quienes lo podrían haber asumido, desde sus argumentos ("queremos la paz porque la paz para Colombia es la paz para Venezuela") y convertirlo en un arma política que Juanes jamás se habría atrevido a denunciar. Pero el despecho supera a su inteligencia y la omisión se convierte en el reconocimiento tácito de su compromiso con los violentos colombianos y de su causa, ya casi totalmente perdida.

Unidos en su condición de víctimas, directas o indirectas de la guerra, el secuestro, el asesinato y la extorsión, venezolanos y colombianos repudiaron la integración indeseable que define la relación Chávez-Farc para ir más allá y pronunciarse por una paz imposible sin democracia.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog