Para comer mejor

Por Venezuela Real - 18 de Marzo, 2008, 14:15, Categoría: Economía

Carlos Machado Allison
El Universal
18 de marzo de 2008

La inflación y el desabastecimiento se combaten con más inversión y producción

La XV Asamblea de Cavidea, organización que agrupa a las principales agroindustrias del país, se realizó bajo un clima marcado por las reuniones previas entre grupos empresariales y el Gobierno. Las primeras después de un prolongado lapso marcado por desabastecimiento e importante inflación en alimentos. Desde la visión del consumidor esta es una buena noticia.

Cavidea a través de calificados expertos presentó tres proyectos orientados a incrementar la producción nacional, la oferta de productos procesados y, además, apoyo tecnológico a pequeños productores en una iniciativa de importancia social que además puede incrementar la eficiencia de las cadenas agroalimentarias. Presentados por los expertos Luigi d'Alvano y Ángel Alayón, así como por Lorenzo Mendoza, se inscriben en una lógica económica global, que ha mostrado su validez tanto en los países donde las fuerzas del mercado han actuado con libertad, como en aquellos de orientación socialista que, tras sufrir las consecuencias de la planificación centralizada, entendieron que un país no puede funcionar bien sin el concurso de la iniciativa de cada ciudadano.

La inflación y el desabastecimiento se combaten, sólo con más inversión y producción. Para que esto ocurra, es indispensable una política pública más flexible. En efecto, la congelación de precios por prolongados lapsos, la fijación de precios inadecuados a los productores y las enormes dificultades para cumplir con la densa trama de requisitos, bien para acceder a las divisas, acceso al crédito público o certificación de finca productiva, se han sumado a la fragilidad de los derechos de propiedad para dibujar el panorama actual: una producción de alimentos inferior a la exigida por la población.

Resultado de las políticas, se encuentra el crecimiento de las importaciones que aumentaron de un promedio de unos 1.300 millones de dólares a 1.900 millones el año 2005, a 3.400 en el 2006 y a más de 5.800 en el 2007, cifras que ilustran una creciente dependencia. El elevado valor se debe a que hemos pasado de importar materia prima para la elaboración de alimentos en el país, a productos terminados, dejando el valor agregado y la generación de empleo en otros países. Más grave aún, como señaló Luis Vicente León, la inflación golpea con crueldad al 44% de la población ubicada en el estrato E cuyo ingreso familiar promedio es de apenas Bs. 938. Además el 15% de la población, aquellos en la banda más baja de ingresos apenas percibe unos Bs 600 mensuales y requiere con urgencia programas de asistencia alimentaria.

Entre las conferencias de Cavidea llamó la atención la expuesta por el doctor D.T. Yang sobre la evolución de la economía alimentaria de China, país que pasó de las enormes hambrunas de 1959-61 a un razonable nivel de abastecimiento y luego a exportar alimentos. Esto ocurrió cuando el Gobierno comunista entendió que el dominio de las empresas estatales, controles de precios y el sometimiento del productor a una rígida planificación centralizada había sido un error.

El país requiere acuerdos básicos entre las cadenas agroalimentarias y al Gobierno le conviene elevar su mermada popularidad. Bienvenido el diálogo.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog