La globalización alimentaria, la escasez y los precios

Por Venezuela Real - 23 de Marzo, 2008, 11:24, Categoría: Economía

D. F. Maza Zavala
Ultimas Noticias
23 de marzo de 2008

Hay una explosión mundial de la demanda de alimentos, principalmente de los llamados superiores (lácteos, carne, pescado, frutas), pero también de cereales como el trigo y el maíz; hay que citar el azúcar, ya que extensiones importantes de cañamelar se están orientando a la producción de biocombustible, lo mismo que el maíz.

Este es uno de los factores de la escasez y los altos precios de tales productos agrícolas; pero un factor de mucho peso y alcance es el aumento de los ingresos en grupos amplios de población, particularmente en países calificados como emergentes: los casos especiales de China y la India son muy ilustrativos.

La agricultura en todo el mundo -dice The New York Times- está produciendo a su máxima capacidad y aún así no logra satisfacer la demanda. Estados Unidos, que podría calificarse como el granero del mundo, o uno de los grandes graneros, se propone exportar este año no menos de 100.000 millones de toneladas, una cantidad sin precedentes en la historia comercial agrícola. Esta abundancia relativa contrasta fuertemente con la existencia de millones de personas que sufren hambre, particularmente en África y aun en la propia Asia, por no mencionar también vastas regiones latinoamericanas, como el noreste brasileño.

Por supuesto, la brecha entre la oferta y la demanda de alimentos determina el alza en los preciso de éstos, lo que incorpora a la escena un factor más de inflación. El alza, desde luego, limita la demanda, sobre todo la de los grupos de población que sólo obtienen salarios mínimos o pensiones modestas. Para los beneficiarios de ingresos más elevados, desde niveles de pobreza, el desplazamiento de la dieta alimentaria desde los alimentos pobres en proteínas, vitaminas y minerales a los que contienen estos elementos en proporciones satisfactorias, representa un mejoramiento de la salud y del nivel de vida.

La agricultura, sin embargo, es una actividad sujeta a los riesgos directos de la naturaleza como la sequía y las inundaciones, además de plagas. Precisamente la necesidad de aplicar derivados del petróleo para combatir insectos y malas hierbas, así como también para aplicar fertilizantes químicos, enfrenta los altos precios del petróleo, de modo que petróleo y agricultura parecen ser términos antitéticos.

En Venezuela está antítesis no sería manifiesta si se hubiera procurado fortalecer la agricultura para lograr un índice conveniente de seguridad alimentaria; pero ahora hay que utilizar los dólares petroleros (alrededor de US$ 4 5.000 o 6.000 millones cada año) para importar alimentos, y esto es cada vez más difícil. La lección es que el petróleo no da seguridad económica, inclusive la alimentaria.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog