Paquete lento

Por Venezuela Real - 24 de Marzo, 2008, 16:07, Categoría: Economía

Ramón Sahmkow
TalCual
24 de marzo de 2008

Analistas coinciden en que el impulso económico sólo se logrará con el desmontaje de los controles de precio y cambiario y otros ajustes

A mediados de enero, José Gregorio Vielma Mora, entonces superintendente aduanero y tributario prometió "sorpresas positivas" por parte del gabinete económico para el 2008.

Los planes sin detallar contendrían la inflación, ajustarían los precios y reactivarían el aparato productivo.

Dos meses y cuarenta medidas gubernamentales después, la economía sigue sin sorprenderse, aunque los más optimistas esperan todavía por los resultados.

Prácticamente cada semana del año alguna dependencia oficial ha anunciado nuevas medidas que en conjunto intentan frenar la inflación –registró 22,5% en 2007– y mejorar el abastecimiento de alimentos a través del impulso de las importaciones y de la producción interna. El ministro de Planificación y Desarrollo, Haiman El Troudi, había anunciado "revisar todas las variables de índole macroeconómico que nos interesan, para atacar los desequilibrios en corto plazo".

Pero la economía no parece moverse al ritmo requerido en Miraflores, de acuerdo con analistas y empresarios, quienes además presionan por medidas más profundas como el desmontaje de controles.

Entre el conjunto de acciones –el paquete tiene "connotaciones negativas, según el ministro El Troudi– se incluyeron una disminución de la tasa de los créditos agrícolas a 14%, subsidios a rubros como caraotas, algodón, maíz, caña de azúcar, arroz y sorgo, y se aprobaron recursos para mejorar los sistemas de riego y vialidad en el campo, con el objetivo de impulsar la producción en el campo.

Esas y otras acciones, como la creación de un fondo de desarrollo ganadero, la reactivación de fundos zamoranos y las importaciones de búfalas y vientres no tendrán resultados en la producción ni siquiera en 2008, señaló Germán Briceño, presidente del Instituto de Políticas Agrícolas de Fedeagro (IPAF).

De acuerdo con el investigador Pavel Gómez, en los últimos años el crédito en el campo ha sido muy poco costoso, ! y a pesa r de eso se ha contraído la oferta agrícola, porque persisten problemas mayores como invasiones, secuestros y controles.

Briceño coincide en que el financiamiento no ha sido la limitante del desarrollo agrícola.

Por eso Briceño propone una "política de precios con tranquilidad para las asociaciones agrícolas, de manera que puedan invertir". A un mes para el inicio de la siembra del maíz, el kilo mantiene el precio de 560 bolívares fijado en 2005 además de un subsidio adicional de 72 bolívares. Por eso Fedeagro solicita elevar el precio del kilo a 840 bolívares.

DESCONGELAR PRECIOS

Eduardo Gómez Sigala, presidente de Conindustria, reconoce que el gobierno manifiesta voluntad de modificar la política económica, pero "no he visto la intención en resultados concretos" que incentiven las inversiones y la ampliación de la oferta interna, especialmente en autopartes, alimentos y textiles.

En el último año, con fallas en el suministro de insumos las industrias han trabajado al 80% de capacidad instalada y la producción creció 8%, una cuarta parte del repunte de la demanda. "Aunque el consumo no crezca tanto, el desfase entre manufactura y consumo es suficientemente alto para pensar que en Venezuela se tiene que producir mucho más", agrega Sigala.

Específicamente, el sector de alimentos se ha expandido para atender el crecimiento de la demanda, pero no se espera un mayor impulso tras las medidas oficiales. Para Pablo Baraybar, presidente de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea), "el plan de abastecimiento no ha tenido efecto por ahora".

La industria está en capacidad de incrementar en 60% durante la próxima década sólo si se "descongelan" los controles y se establece un Sistema Administrado Dinámico de Precios que contenga las alzas de los alimentos al menos cinco puntos por debajo de la inflación, dijo Baraybar durante el último foro anual del gremio agroalimentario.

Desde! enero v oceros oficiales han mencionado la posibilidad de excluir a algunos rubros del control de precios, pero hasta ahora el mecanismo se mantiene intacto. El gobierno sólo ha ajustado el precio del arroz y la leche, en el último caso por debajo de las expectativas de los productores.

DESDE EL EXTERIOR

Las iniciativas que impulsan las importaciones, sin embargo, han permitido el mejoramiento del abastecimiento de alimentos. El gobierno aprobó ampliar el volumen de distribución de Mercal de 130 mil a 160 mil toneladas y creó Pdval, que debería expender hasta 150 mil toneladas mensuales de alimentos desde varios países a partir marzo.

Además, eximió por seis meses la consignación de solvencias laborales y certificados de no producción a los alimentos para la tramitación de divisas ante Cadivi, concentró en una "taquilla única" la tramitación de documentos de importación, y aplicó el "pago a la vista" para la leche y los cereales usados en la fabricación de concentrados para aves de corral.

presidente de la comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, cree que las restricciones contra el contrabando de extracción surtieron efecto y los volúmenes de alimentos se incrementaron.

Asimismo, el ministro de alimentación, Félix Osorio ha señalado que el abastecimiento –de acuerdo a un monitoreo diario de 96 establecimientos– ha mejorado a niveles "aceptables" con mayor presencia de rubros críticos como leche en polvo y pasteurizada.

Para el economista e investigador del IESA, Pavel Gómez, no hay seguridad de que eso continúe. En su análisis esos impulsos a la oferta "tendrán efectos espasmódicos" porque dependen de fuerzas externas variables y de un incremento de la demanda que los sobrepasan."No sé si la reducción de las expectativas de escasez sean permanentes".

Un reporte de la consultora Aristimuño, Herrera y Asociados registra "cierta mejora en el abastecimiento" en febrero, aunque continúa la presencia irregular de leche, azúcar, arroz, harina de maíz, queso blanco, aceite, café y algunas pastas.

INFLACIÓN

Las medidas para contener el alza de los precios se han concentrado en restringir la liquidez monetaria y reducir el gasto público. En 2007 el gobierno logró desacelerar por seis veces el crecimiento de las erogaciones respecto a 2006, y aún si este año electoral decide revertir esa tendencia, los ajustes realizados al encaje bancario podrían contener la liquidez monetaria.

En un informe de la firma ODH, el economista Abelardo Daza, indica que aunque el encaje ordinario no ha variado en el último año, el crecimiento de 89% del encaje marginal –fijado en 2006 por el BCV– podría disminuir el índice ritmo de intermediación financiera –denominado "multiplicador monetario"– y compensar los efectos de la expansión del gasto en la liquidez.

La emisión de bonos de deuda pública del gobierno previstos para abril también buscar! ía frena r la liquidez, dijo Sanguino. En todo caso, el impacto antiinflacionario no se ha sentido, dijo Gómez. Entre noviembre y febrero el IPC anualizado de Caracas pasó de 20,7% a 29,6%, lo que a su juicio confirma la tendencia alcista reciente. "Podemos ver efectos puntuales como los del IVA en 2007".

Sanguino, sin embargo, considera que la caída del IPC de Caracas de 3,4% en enero a 2,3% en febrero es signo de una tendencia hacia la estabilización de los precios, aunque haya que esperar al menos cuatro meses para obtener resultados más satisfactorios de las medidas antiinflacionarias implementadas.

Esas medidas incluyen el incremento de las tasas de crédito pasivas y de las tarjetas de crédito –lo cual impulsaría el ahorro y restringiría el consumo– y la reducción del cobro de comisiones por los bancos.

El BCV subió los topes de interés para las cuentas de ahorro de 10% a 13%, y de 11% a 14% para los depósitos a plazo fijo, pero todavía están por debajo de la inflación.

Además, incrementó de 28% a 32% el máximo de interés para las tarjetas de crédito.

Para José Grasso Vechio, esas medidas podrían generar un "efecto psicológico" para "desacelerar" el crecimiento del endeudamiento con el plástico, "porque es la más alta del mercado y está por encima del 30 por ciento". También cree posible "estabilizar" los créditos al consumo, que en vehículos y tarjeta de crédito duplicaron su participación en los portafolios de financiamiento de los bancos hasta 24% en febrero.

Simultáneamente, Cadivi redujo los cupos de dólares para viajeros y compras por Internet, lo que a juicio de Gómez impulsa el consumo interno, ante la reducción mecanismos para canalizar el dinero hacia el exterior.

Los programas de subsidios y nuevas tasas agrícolas apuntan a mejorar la producción en el mediano plazo, pero de acuerdo con el analista financiero José Grasso Vechio, esas medidas, así como el tope máximo de 19%, para el crédito manufacturero buscan principalmente impedir q! ue los e mpresarios trasladen los costos financieros sobre los precios y se acelere la inflación.

Bajar los precios por esa vía, no obstante, no parece posible. "El fondo del problema no es la tasa sino la inflación (y reducirla) implica un gasto público reducido y más inversión privada productiva".

Ante la demanda creciente, la salida de corto plazo del gobierno ha sido el anuncio de expectativas en torno a la redución de la inflación, la escasez y la generación de tasas de interés pasivas reales positivas (sobre la inflación). "Para llegar a eso" –dice Pavel Gómez– "no sólo hay que subir las tasas sino reducir la inflación. Es un círculo vicioso".






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog