Contradicciones económicas

Por Venezuela Real - 26 de Marzo, 2008, 15:57, Categoría: Economía

D. F. MAZA ZAVALA
El Nacional
26 de marzo de 2008

En toda economía existen contradicciones; de cierto modo, la economía es compleja, dinámica, contradictoria y paradójica. La venezolana no es la excepción: por el contrario, siempre se ha caracterizado por ser campo propicio a las paradojas. En la actualidad algunas contradicciones son evidentes.

Una contradicción que ha consumido muchas páginas de la literatura económica, en Venezuela y en toda América Latina, es la que existe entre el crecimiento económico y la inflación. En los últimos años, desde 2004, se registran elevadas tasas de aumento del PIB, desde 18% a 8%; ello debería ser un factor de estabilización de precios, pero no lo es; en estos años la tasa de inflación ha fluctuado de 13% a 22,5% y las presiones inflacionarias son cada vez más fuertes. Desde luego, ello pudiera explicarse, en parte, por la circunstancia de que la oferta de bienes de producción nacional no es suficiente, ni bien distribuida, ante una demanda mayor en virtud del aumento de ingresos de amplios sectores de la población. Luego, el crecimiento es, no sólo insuficiente, sino también inadecuado.

En relación con lo anterior, existe una brecha real y amplia entre la demanda de bienes y servicios y la oferta, un desequilibrio que genera presiones inf lacionarias, pero también insatisfacción de los consumidores.

La expansión sin precedentes del ingreso petrolero implica una elevada capacidad para importar y, efectivamente, la importación también ha alcanzado niveles sin precedentes; pero la importación, que resuelve transitoriamente el problema, se convierte en un obstáculo para superar aquella insuficiencia, por lo que se crea un círculo vicioso de baja producción-alta importación-baja producción que restringe la posibilidad de crecimiento.

Es, más que contradictorio, paradójico que disponiendo el país de crecientes ingresos petroleros, la población sufra carencias vitales de alimentación. Las carencias se deben al desabastecimiento del mercado en artículos de primera necesidad, que propicia la especulación e impulsa la inflación, de manera que los ingresos monetarios se disuelven en las manos y el bolívar no logra el objeto de ser fuerte.

La balanza de pagos muestra signos de debilidad; el año pasado se registró que contrasta con el movimiento ascendente del ingreso petrolero. El capital, al parecer, no encuentra oportunidades en un país que, como el nuestro, debe ofrecerle múltiples oportunidades de inversión.

En el pasado, hace 45 años, el bolívar era una moneda fuerte y estable; la economía venezolana era entonces muy modesta, de base petrolera como ahora, con bajos precios del petróleo, pero con moderación fiscal y monetaria y tasas de crecimiento sostenidas, con una variación de precios no superior a 3% anual. Ahora todo se mide en billones o en millardos, las variables petroleras y fiscales son de alta escala, los recursos acumulados en divisas superan los 50 millardos de dólares, y el bolívar se deprecia continuamente.

Existe una extraordinaria bonanza fiscal, lo que permitiría un gasto equilibrado y provechoso para el país y su gente, sin endeudamiento; pero con la bonanza se ha fortalecido la inclinación a la deuda y se ha hecho habitual el déficit fiscal.

Al parecer, según la estadística oficial, el desempleo se ha reducido a un dígito, lo que sería muy deseable; pero el empleo informal o subempleo da refugio a 40% de la población activa. Llegaremos así al pleno empleo con numerosos trabajadores calificados o no en busca de empleo, y otros que se van al exterior en procura de oportunidades, por lo que este país, antes destino de inmigrantes, ahora es de emigrantes.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog