Mario Isea : "Hay que facilitar las divisas para importar insumos"

Por Venezuela Real - 26 de Marzo, 2008, 16:08, Categoría: Economía

CECILIA CAIONE
El Nacional
26 de marzo de 2008

La Asamblea Nacional analizará la reforma de algunas leyes orientadas a combatir la especulación y el acaparamiento, para así coordinar la supervisión de las cadenas de producción y de distribución, anunció el diputado

Desde finales del año pasado, en los anaqueles de supermercados y abastos faltan productos como leche, café, arroz y azúcar, entre otros. La situación es atribuida por algunos sectores a las trabas para la obtención de divisas y por otros al aumento del consumo y a los problemas mundiales en la producción de alimentos. También hay quienes acusan a los empresarios de provocar una falsa escasez.

Para averiguar qué ocurre, la Asamblea Nacional designó una comisión mixta para colaborar con el Ejecutivo en el diagnóstico de las cadenas de comercialización y combatir el acaparamiento, la especulación y el desabastecimiento.

Como presidente de la instancia fue designado el diputado Mario Isea, quien aspira a que pronto pueda presentar ante la plenaria del Parlamento el informe con las conclusiones a las que llegaron, luego de reuniones con representantes del sector y de supervisar la situación en mercados y supermercados mediante el parlamentarismo social de calle.

–¿Qué averiguó la comisión mixta?
–Que existían prácticas dirigidas a agravar una situación puntual de desabastecimiento en algunos rubros, para tratar de crear una matriz generalizada de desabastecimiento total. Había escasez de algunos productos como leche, fundamentalmente por dos factores: el crecimiento inusitado de la demanda mundial, lo cual fue ratificado en una entrevista que le hicieron a un representante del Grupo Polar. Hay un problema en el mercado mundial con un conjunto de insumos, entre ellos la leche y el maíz. Hay un crecimiento inusitado de la demanda, y en el caso del maíz hay una desviación de la materia prima hacia los biocombustibles. Esto, reconocido por representantes del sector privado, es importante, porque cuando el Gobierno lo decía señalaban que era una excusa o una cortina de humo. También detectamos que 30% de los alimentos importados y producidos en el país en los rubros esenciales se desviaban por el contrabando de extracción. Constatamos una práctica orientada a crear escasez. No ha habido desabastecimiento total, ha habido escasez de algunos rubros y especulación desde principios del año 2008 con diversas excusas.

–¿Cuáles?
–Una de ellas fue el bolívar fuerte, que no tenía una incidencia real ni generaba inflación, porque se trató de una reconversión que no implicaba aumento de liquidez, ni nada por el estilo.

Otra excusa fue la supuesta compra de insumos a dólar libre; la otra, el supuesto retraso de Cadivi en los trámites para los rubros esenciales. El otro factor que incide es que los créditos otorgados a algunos sectores no se han traducido en incrementos de productividad.

–¿Cuáles sectores?
–Por ejemplo, el sector ganadero en distintas etapas ha recibido subsidios e incluso se le condonó la deuda agrícola durante el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez. La deuda externa privada la pagó completa el gobierno de Jaime Lusinchi, de modo que liberó de grandes cargas a todo ese sector y no se ha producido un incremento de la productividad, medida en litros de leche por vaca.

–¿Por qué?
–No invirtieron el dinero en tecnificación, sino en obras suntuarias o lo desviaron hacia otros fines particulares. En este momento, el Gobierno toma un conjunto de medidas como ampliar la cartera agrícola y el plazo de pago, reducir las tasas de interés. Recomendamos una medida paralela que consiste en vigilar hacia dónde va esa inversión. El Gobierno facilita la importación de leche; es una medida coyunturalmente correcta, pero en el plan de desarrollo ganadero deben establecerse claras metas de incremento de la producción y de la productividad para reducir de manera gradual la necesidad de importación. Esto, de acuerdo con las conversaciones mantenidas con el ministro de Agricultura y Tierras, Elías Jaua, está incluido en el plan.

–¿Que Cadivi haya flexibilizado los trámites no indica que sí existían trabas?
–No. En el caso de la leche lo que denota es que era insuficiente el hecho de aprobar las divisas, porque nuestros importadores competían en un mercado donde los compradores extranjeros adquieren el rubro al contado. Frente a cartas de crédito y pagos al contado los proveedores prefieren los pagos al contado. Superada esta situación, hemos logrado, y se nota en los mercados, mejores niveles de abastecimiento. Quiero desmentir la afirmación, atribuida a una encuesta, según la cual 45% de la población no accede a los alimentos. En Venezuela hubo un incremento sustancial del ingreso familiar y de los niveles de consumo, que es uno de los factores que motivó un crecimiento de la demanda interna. Ha habido un incremento del ingreso familiar y de atención a quienes antes comían en los basureros.

Mercal I atendió a 90.000 personas que comían en los basureros, Mercal fase II garantiza abastecimiento de alimentos. En esta nueva etapa es obvio que hay mayor abastecimiento que a finales de año o a principios de 2008.

–¿Detectaron especulación?
–En cuanto a la especulación, activamos una red entre la Asamblea Nacional, el Indecu, la Guardia Nacional, los consejos comunales y la Superintendencia de Silos y Almacenamientos, que ha dado sus resultados. La ley especial de defensa contra la especulación, el acaparamiento y el boicot, que faculta a los consejos comunales para ejercer contraloría social en los mercados, centros de mayoristas y en general en toda la cadena de distribución de alimentos, ha dado resultados positivos. Se motivaron decomisos, se detectó la práctica fraudulenta de reetiquetar productos cambiándole la denominación, para evadir los controles de precios. Por ejemplo, a una margarina normal se le colocaba en una etiqueta especial y con eso se trataba de burlar el control de precios. Se detectó en algunos sectores industriales en Valencia, y lo reportó el bloque parlamentario de Carabobo. Hemos planteado al Ejecutivo que los organismos de control tienen que integrarse en una coordinación única, no pueden estar dispersos, y que el régimen sancionatorio tiene que ser más severo. Discutiremos con el Ejecutivo cambios a algunas leyes relacionadas con las sanciones al acaparamiento, el boicot, la especulación y otras prácticas lesivas a la seguridad alimentaria.

–¿No es suficiente la ley?
–Mejora la situación porque se incluyen algunos delitos que no estaban, como la destrucción de bienes capitalizables destinados a la producción de alimentos y se suben las sanciones.

Sin embargo, hay sanciones que tienen que ver con almacenamiento y con otras actividades que no son lo suficientemente fuertes. En algunos rubros hay sectores que prefieren desviar los productos y ser multados.

–¿Cuántas leyes reformarían?
–No son muchas, son algunos artículos para establecer un mecanismo para coordinar la supervisión de las cadenas de producción y de distribución de alimentos.

–¿También supervisarán al sector público?
–Se incluyen todos los factores de la cadena de distribución. Creemos que hay que relanzar Mercal. No es verdad que exista una fuga masiva de productos Mercal, pero sí ha habido una relativa fuga, sobre todo en los sectores fronterizos, porque los centros de acopio se diseñaron de manera equivocada. En la zona fronteriza, en algunos casos, hay centros de acopio con una capacidad de almacenamiento mucho mayor a la recomendable y esto facilita el contrabando de extracción. Una de las recomendaciones que le damos a Mercal es que los centros de acopio de la zona fronteriza deben ser redimensionados y fortalecidos los de las grandes capitales.

–¿Qué les falta por hacer?
–Nos reuniremos con Cavidea y ANSA, entre otros, para afinar políticas de concertación. El sector privado productor y distribuidor tiene que comprometerse con el país a respetar las regulaciones, así como el Gobierno se compromete a establecer un mecanismo de revisión periódica de los costos de producción afectados por el incremento incontrolado de los insumos, sobre todo cuando provienen del exterior. Así como el Gobierno da facilidades de crédito, de pago a la vista en Cadivi y mejora la eficiencia de Cadivi. Hago la siguiente advertencia, Cadivi ya lo está aplicando, hay que facilitar las divisas para la importación de insumos y artículos de primera necesidad para alimentos y para bienes capitalizables; es decir, maquinaria y herramientas para la producción de alimentos y de artículos de primera necesidad. También nos reuniremos con el ministro de Industrias Ligeras y Comercio y el de Salud.

–¿Qué dirá el informe?
–Promoverá que los actores se sinceren. Que el sector privado asuma un compromiso con el país en correspondencia con las medidas que el Ejecutivo ha venido tomando; pero, asimismo, apuntará a fortalecer los mecanismos de supervisión con participación de las comunidades organizadas. En el caso de Mercal y Pdval proponemos que el diseño de la distribución esté en manos de los consejos comunales, que ellos sean los que indiquen hacia dónde se debe orientar la frecuencia y la cantidad de alimentos y productos esenciales. No me refiero a la participación operativa en la venta, sino al diseño del modelo de distribución.
 






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog