El último desacato: la misión 13 A

Por Venezuela Real - 28 de Marzo, 2008, 16:10, Categoría: Política Nacional

ÓSCAR LUCIEN
El Nacional
28 de marzo de 2008

El pasado domingo 16 de marzo, en su recurrente maratónico show dominical, el teniente coronel Chávez hizo gala nuevamente de su obsesión forense. Pero no se refirió a su ofuscación por el supuesto asesinato (sic) de Simón Bolívar perpetrado por la oligarquía colombiana, ni mucho menos al informe que, transcurrido un mes, debió haberle entregado la comisión presidencial nombrada para el estudio del imaginario y por lo demás innecesario caso. No, en esta oportunidad, víspera de la Semana Santa, el forense Chávez discurrió, ante la multitud de niños que lo rodeaban, sobre la muerte, la crucifixión de Jesús. Cual prestidigitador de un circo, el teniente coronel sacó del bolsillo derecho de su camisa un crucifijo, y mostrándolo a los niños preguntó: ¿Saben ustedes quién crucificó a Jesús? Pero los niños no tuvieron que quebrarse la cabeza, en segundos Chávez los iluminó con la respuesta: "Los ricos crucificaron a Jesús". Concluida la edificante lección con motivo de la Semana Mayor, el comandante-presidente, como lo llaman sus acólitos, desenterró otro muerto, o muerta, que es el tema de fondo de estas líneas. Guardado el crucifijo de utilería en el bolsillo izquierdo, Chávez inhumó del bolsillo derecho el libro rojo de la reforma que, "aunque no fue aprobada" (sic), es la guía de la revolución bolivariana.

Bastaría con el análisis gramatical de la conjunción "aunque", utilizado por altos funcionarios y voceros del régimen cuando se refieren a su pretensión de seguir adelante con presupuestos contenidos en la reforma rechazada, para poner en evidencia el ostentoso desacato en que se encuentra el gobierno respecto del resultado electoral de diciembre pasado. Sin duda alguna, el gobierno no parece despertar del mamonazo del NO que fundió su inconstitucional proyecto de reforma, y desentendiéndose de la voluntad popular expresada en las urnas, y violando la Constitución vigente, pretende imponer por vía ejecutiva, Ley Habilitante de por medio, un modelo de sociedad fotocopia perversa de la Cuba de Castro, que ha sido rechazado por una contundente mayoría de venezolanos.

Repitámoslo. Defendamos la contundencia de ese NO. El pasado 2 de diciembre el pueblo venezolano fue consultado sobre la propuesta de imponer en nuestro país un sistema socialista (sic) con reelección indefinida del presidente de la República. La voluntad soberana de ese pueblo expresada en la urnas fue de total rechazo a esa propuesta. De manera que toda iniciativa, llámese "enmiendita" para volver a considerar la reelección indefinida, o proyecto legislativo, o decisión presidencial que insista sobre contenidos considerados en la propuesta de reforma rechazada, significa torcer la voluntad popular, violar la Constitución vigente, colocar al gobierno en situación de desacato, estar fuera de la ley. Verbigracia, el último invento, el de la misión 13 de Abril.

En el referido show dominical, el teniente coronel anunció, desacatando la voluntad popular expresada en diciembre pasado, la creación de la misión 13 de Abril, para construir la Venezuela del futuro a través de las comunas socialistas. Recordemos que en el articulo 16 de la "fundida" reforma se establecía la llamada nueva "geometría del poder" con heterodoxos conceptos políticoterritoriales como ciudades comunales, comunas, comunidades, provincias federales, municipios federales, ciudad federal, autogobiernos comunales, entre otros. Se incluía, igualmente, una atribución al presidente de la República en el artículo 236, de crear, mediante decreto, nuevos territorios como provincias federales, territorios federales y ciudades federales, así como designar las autoridades de esos territorios.

El jefe del Estado en su cháchara dominical aseguró que las comunas son el modelo inicial para, posteriormente, crear las "ciudades socialistas", con territorios designados por los consejos comunales. La anunciada misión 13 de Abril constituye una violación de la actual Carta Magna, ya que el artículo 16 de la Constitución vigente establece que el territorio nacional se divide en estados, distrito capital, dependencias federales y territorios federales, y además que el territorio se organiza en municipios. Según lo señalado en la Constitución, sólo a través de la ley y mediante aprobación por referendo, pueden crearse territorios federales o estados.

La sociedad democrática venezolana debe rechazar las decisiones que viene tomando el gobierno del teniente coronel Chávez, que contravienen la voluntad del soberano, expresada en diciembre, y luchar unitariamente contra la deriva cada vez más antidemocrática, autoritaria y militarista de su gobierno.

El pueblo dijo No a proyectos como la misión 13 de Abril, y Chávez incurre nuevamente en desacato.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog