Terrorismo a comilla quitada

Por Venezuela Real - 28 de Marzo, 2008, 16:59, Categoría: Libertad de Expresión

Clodovaldo Hernández
El Universal
28 de marzo de 2008

La condena del terrorismo es una franquicia semiológica

La reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa y el Foro de Terrorismo Mediático ofrecen una buena oportunidad para reflexionar acerca del uso de las comillas en el lenguaje periodístico.

En las notas que han publicado los periódicos (casi todos afiliados a la SIP) acerca del foro en cuestión aparecen entre comillas las palabras terrorismo mediático, de modo que la idea luce como la malvada de la telenovela cuando enarca las cejas.

Me dirán que las comillas se usan sanamente en periodismo para atribuirle las frases a quien las diga. Cierto. Pero en casos como éste no se trata de un esmerado rigor profesional sino de una manera de hablarle al lector muy seriamente, pero guiñándole un ojo.

El terrorismo mediático parece ser el la única variedad de terrorismo que se entrecomilla. En los mismos periódicos siperos puede leerse a menudo noticias de altos funcionarios, diputados o simples fulanos de Estados Unidos que aconsejan incluir, de una buena vez, a Venezuela en la lista de países que patrocinan el terrorismo. La espeluznante palabra, en esas circunstancias, va sin comilla alguna. A rin pelao, pues.

Es un debate que ya tiene cierto recorrido. ¿Cuándo una palabra dura como terrorismo merece ser coronada por esa sordina de la credibilidad? En este caso parece obvio que los medios usan el recurso para salvar sus propias reputaciones, para evitar que algún inocente lector -de esos que creen que todo lo que ven en la prensa es verdad- vaya a terminar pensando que el terrorismo mediático existe.

En el fondo, lo que ocurre es que el derecho de tachar a otros de terroristas es una franquicia transnacional, un Mc Donalds semiológico, una marca registrada que no se puede explotar si no se está autorizado por la casa matriz de ya ustedes saben donde. De manera que quien califique de terrorista a su adversario sin el visto bueno del dueño de la franquicia, se expone a que lo entrecomillen primero y lo metan, después, en la lista de los descomillados.

Los organizadores del foro Anti-SIP incurrieron en ese desliz. No tomaron en cuenta que la condena al terrorismo tiene derechos reservados. Los dueños de los medios han ripostado clavando sus banderillas en los lomos de las palabras cuyo uso exclusivo se arrogan.

Si en los medios se hablara de esto, se ventilaría la deplorable historia de algunos de los socios de la SIP, dueños de periódicos que, a la hora crucial, respaldaron a los gorilas que pisotearon las democracias y llenaron sus países de fosas comunes y de mucho, muchísimo terror. Los muertos, los desaparecidos, los exiliados de ese tiempo -apenas pasado- merecerían un debate a comilla quitada.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog