Batas con otras banderas - ÉXODO DE MÉDICOS

Por Venezuela Real - 30 de Marzo, 2008, 16:00, Categoría: Salud

GABRIELA ROJAS
Ultimas Noticias
30 de marzo de 2008

La migración de galenos entre países europeos abre vacantes para los profesionales venezolanos quienes logran mejores oportunidades

España, Australia, Estados Unidos y Canadá son los principales destinos elegidos por los galenos
Federación Médica Venezolana estima que se han ido 2 mil médicos. Aspirantes a postgrados locales bajaron de 2 mil 500 a 650 en 6 años . Natera alerta el ascenso en la tendencia.
Hay menos egresados de universidades tradicionales. Bianco dice que hay que discutir mejoras salariales.
Médicos protestan y exigen que se cumplan mejoras laborales en su profesión
El Estado tiene que ser más agresivo en sus políticas para retener a sus profesionales.
Mejores beneficios económicos, buenas condiciones de trabajo, bienestar familiar, posibilidades de formación, y la realidad es que no lo está haciendo".


La última pieza que guarda es la impecable bata blanca. Cierra su maleta y se alista para partir.

Después de 6 años y medio de pregrado más uno de rural, más dos años de espera para concursar por el postgrado y luego tres años más para graduarse de internista, el rumbo ha cambiado, se va de su país a ejercer la medicina en suelo extranjero.

En los últimos dos años, un aproximado de 2 mil médicos venezolanos cuentan una historia similar. En la cifra coinciden la Federación Médica Venezolana (FMV), el Colegio de Médicos del Distrito Metropolitano de Caracas y los mismos galenos, que día a día cuentan en su propio entorno un colega más que se va o, lo que es igual, uno menos que se queda.

Largo papeleo.

Por el escritorio del presidente de la FMV, Douglas León Natera, pasa semanalmente un promedio de 12 solicitudes de reciprocidad a la espera de la firma de convalidación, documento requerido por los médicos para ejercer en otros países.


Natera explica que en los últimos cuatro años se comenzó a sentir la emigración, pero que ahora se ha sentido un incremento debido a las facilidades que ofrecen países como Australia y España para captar médicos extranjeros como medida para cubrir el déficit interno de profesionales que a su vez presentan estos países, como es el caso de España, que está paliando con médicos criollos la ausencia de 25 mil galenos que decidieron moverse de su país donde ganan en promedio al año unos 40 mil euros, para irse a otros destinos con mejores condiciones como Inglaterra o Portugal, donde ganan entre 60 y 80 mil euros anuales. Incluso los mismos europeos están siendo atraídos por opciones más atractivas como Japón.

"A los venezolanos les dan facilidades para la convalidación de sus títulos y con uno o dos años de rural cumplidos les aceptan las solicitudes", señala Natera.

Estas políticas incluso rebasan las limitaciones idiomáticas, porque países como Australia ofrecen orientación en cuanto a cursos y estudios simultáneos para poder ejercer.

Pero Natera afirma, "esta tendencia va en detrimento de nuestro sistema de salud porque nuestros profesionales se van a trabajar en países que no han invertido nada en el grueso de su educación".

Las razones que expone son esencialmente "sueldos miserables, malas condiciones de trabajo y un incremento en la agresividad del discurso gubernamental en contra de los profesionales de la salud venezolanos".

Según datos del Departamento de Inmigración y Legalidad de España, en los últimos diez meses de 2007, un promedio de 600 médicos venezolanos trabajaba en el sistema hospitalario español, número que ayuda a cubrir el déficit que enfrenta ese país en relación con el resto de las naciones que conforman la Unión Europea.

Esto se suma a los números que maneja la Organización Médica Colegial de España (OMC), que cuenta en los últimos cuatro años con más de 1.200 médicos venezolanos que han formalizado su inscripción colegial.

"Los médicos venezolanos rápidamente logran ser muy apreciados y respetados en otros países porque tienen una base de formación muy sólida, sin contar con que el 70% de los que se están yendo son menores de 40 años", explica el presidente de la FMV.

Apreciación que comparte su colega Fernando Bianco, presidente del Colegio de Médicos del Distrito Metropolitano de Caracas: "la migración en los últimos cinco años ha sido lenta pero continua porque las oportunidades que les ofrecen países, como por ejemplo España, son muy superiores a las que tienen aquí. Un médico venezolano que trabaje allá puede recibir un salario de 5 a 8 mil euros dependiendo del lugar en el que ejerza, pero tienen mejores condiciones de trabajo, precisamente porque responde a la migración médica de sus propios profesionales".

Pero llevar a cabo esta decisión tampoco es fácil. Lo sabe por experiencia la doctora Iris C., quien prefirió mantener el anonimato y que conoce en detalle todos los trámites y pasos que hay que dar para concretar esta decisión, que considera una nueva opción de vida.

"En el caso de España, para ejercer primero hay que hacer cursos de preparación que duran de 8 a 10 meses, tiempo en el que hay que mantenerse allá sin trabajar aún; presentar luego un examen llamado MIR (Médicos Internos Residentes), que es el que te permite ubicarte en una plaza de trabajo, que no siempre es la que uno elige por vocación sino la que está vacante".

Añade "es muy costoso todo lo que implica trámites, papeleo y la inversión que significa empezar nuevamente una vida desde cero".

Eso sin hablar de la melancolía. La doctora reitera una y otra vez que es muy difícil dejar su vida, sus afectos, los escalafones logrados con esfuerzo en una carrera tan exigente. Afir ma que sólo en su entor no inmediato de colegas conocidos y que estudiaron o se graduaron con ella "sé con certeza de 15 personas que ya se han ido y me refiero a un grupo de 42 que conformaba mi promoción. No es cuento, es gente con la que estoy en contacto desde España, Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, que están ejerciendo allá".

Los que se quedan.

Según estadísticas de la FMV, en el sistema hospitalario venezolano hay un déficit de 40% de médicos, que se suma a la falta de 3 mil 600 profesionales del área de enfermería nada más en el Distrito Metropolitano, según apuntó Ramón Agüero, presidente del Colegio de Profesionales de la Enfermería del Distrito Metropolitano de Caracas.

Bianco calcula -basado en estudios hechos por el colegio hace tres años-, "debe haber un promedio de 45 mil médicos en ejercicio, más los 2 mil que gradúan anualmente las 13 escuelas de Medicina a nivel nacional, que atienden a la población de hospitales públicos".

Pero estas cifras son aproximaciones que crecen o disminuyen por factores como la cantidad de médicos en consulta privada, los jubilados o los que se incorporan a actividades distintas a la Medicina, y los que emigran.

"Debería haber un promedio de 200 médicos por hospital, según las capacidades de atención de hospitales grandes y pequeños.

Si hablamos de 300 hospitales nacionales habría que calcular cuántos pacientes podría atender cada médico. Pero en el país no existe una planificación de cuántos especialistas se necesitan para atender de manera óptima a la población. Así se podría calcular las necesidades primarias por resolver y saber cuántos profesionales debo formar en determinado período de tiempo", destaca el presidente del Colegio de Médicos de Caracas.

Según declaraciones de Luisana Melo, secretaria de Salud de la Alcaldía Metropolitana, hechas a Últimas Noticias en febrero de 2008 en las que se refería al funcionamiento y los problemas que presenta el Sistema Metropolitano de Salud, "tradicionalmente los hospitales han estado sustentados en los hombros de los residentes, que es el personal en formación, cuando debería ser sustentado por los especialistas. Así aumentaría la calidad de la atención al paciente. Reconocemos que hay un problema de médicos y médicas y en general del sector salud causado en primer lugar por los sueldos y por un problema estructural; las universidades antes graduaban 600 médicos en promedio y ahora están graduando de 200 a 300".

Esto se refleja también en las cifras que maneja el gremio en cuanto a los postgrados: "en 2002 habían 2 mil 350 aspirantes para optar por los 650 cargos de postgrados en el área metropolitana. En 2008, sólo 600 aspirantes presentaron su postulación para los mismos cargos", afirma el presidente de la FMV.

La ausencia en la continuidad de la formación dentro del país incide en que los que salen a estudiar de una vez se queden fuera.

"En Miami no deben haber menos de 400 médicos venezolanos, de los cuales muy pocos vuelven", asegura Bianco.

Reconoce el galeno que es un error calificar negativamente al médico que toma la decisión de irse. "A nadie le gusta irse de su país. Es una decisión muy personal y cada quien tiene niveles de sacrificio distintos.


 PROBLEMAS CRECIENTES

Bajos sueldos y pocos beneficios económicos
son unos de sus principales problemas.

Falta de insumos
además de las carencias en las condiciones básicas sanitarias de trabajo.

Escasez de profesionales
en diversos países impulsa la huida hacia el exterior.










TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1