¿Hasta 2012?

Por Venezuela Real - 30 de Marzo, 2008, 16:34, Categoría: Política Nacional

ANTONIO PASQUALI
El Nacional
30 de marzo de 2008

Es con exitosa perseverancia como los mejores líderes de la disidencia (Petkoff de primero) casi logran apagar –en estos años de prepotente autocracia y CNE felón– las centrífugas del abstencionismo y el golpismo en el seno de la oposición. Convencieron a muchos de que sólo con rigor democrático sin resquicios se lograría una extirpación quirúrgica del militarismo. Su victoria electoral de 2007 mostró que la estrategia era acertada e irrenunciable: la pesadilla cíclica de un vigésimo séptimo militar golpista redimiéndonos del vigésimo sexto, el actual, nos condenaría a un eterno retorno de sátrapas, como los postalejandrinos que se autocalificaban uno tras otro de só ter o salvador.

Con una oposición ahora mayoritaria pero huérfana de líderes fuertes y fulltime, esa victoria sólo produjo un triunfo nonato y un contaminante. Por un lado ¡cosas veredes, Sancho!, al ganador no le funcionó el natural instinto de salir a cobrarla, emplazando por ejemplo el derrotado Chávez a obedecer el mandato popular de no salirse ni un milímetro más de la Constitución de 1999. Por el otro, ella dejó en suspensión en el contaminado aire político del país otro pernicioso polvillo, el del facilismo. De ahora en adelante, al chavismo sólo le esperaría un crescendo fisiológico de derrumbes: en noviembre con las elecciones de gobernadores, alcaldes y legislativos regionales; en 2009 con las de concejales y juntas parroquiales, y en 2010 con las de la Asamblea Nacional, hasta rematar en 2012 con unas presidenciales que marcarían el final del no postulable Chávez. ¡Trop beau pour être vrai! Para su viabilidad, ese escenario lineal requeriría de protagonista a un presidente normal, de los que vuelven a casa al concluir su mandato. Chávez, un pichón cebado de dictador que usa la democracia sólo pro domo sua, ha enunciado mil veces que él no volverá a casa; intentó para lograrlo una burda reforma abortada entre oscuras manipulaciones y procura ahora imponer una cubana matriz de opinión paranoicomilitarista y autototemizadora en que el bloque gringos/ oposición sería causa directa e inmediata de toda la inseguridad, crímenes, escasez de alimentos y desestabilizaciones del país, mientras que otras victorias de la oposición deberían leerse como un paranoico "vienen por mí", un detonante de que "en este país habrá guerra".

Con su carisma medio evaporado, pero con todos los poderes aún en sus manos y como militar de una sola estrategia, la fuga hacia delante, ha vuelto a blandir con ímpetu tanto el "librito rojo" de su rechazada Constitución (pero que aplica a muchas decisiones) como la explosiva Proclama Bolivariana de la Coordinadora Continental suscrita el 27 de febrero por el chavismo, las FARC, Cuba, Tupac Amaru y comunistas chilenos, argentinos, ecuatorianos y mexicanos, que lo consagran "líder actual del movimiento", (véase: http://lahaine.org/index.php?p=28376) acelerando la politización de la Fuerza Armada llamada a integrar un PSUV por él presidido, la educación sociocomunista y sin autonomías, la desaparición de la economía privada vía Habilitante, la abierta alianza con bandas y naciones terroristas, el terrorismo interno y la cubanización del aparato estatal.

Nada, lo que se dice nada, garantiza que la victoria de diciembre pasado y las próximas debilitarán a Chávez hasta sacarlo del mapa en 2012. Es ante esta falta de garantías mínimas que la oposición debe modular con mucha inteligencia su redemocratización para precaverse de un facilismo bajo cuyas narices la autocracia pudiera no disolverse sino llegar blindada a 2012 ya convertida en dictadura.

Si en los próximos meses la oposición sigue otorgando un laissez faire a Chávez en espera de debilitarlo a futuro, ella se hará corresponsable por omisión de otros inmensos daños que el autócrata aún puede inferir al país. Varios peligros asechan a corto plazo la República, entre ellos, a) que algún gigantesco remezón bursátil o petrolero acelere la aplicación a Venezuela –cuya economía es conducida por Robin Hoods de opereta– de aquel axioma según el cual todos los populismos terminan en bancarrota; b) que Chávez acelere más la fuga a su socialismo del siglo XXI, reforzando sus "redes de inteligencia social" y demás pretorianos armados, así como sus planes hegemónicos en comunicaciones y sus redes de tarifados hasta desencadenar de verdad una guerrilla civil tal vez limitada pero suficiente para hacerle la vida imposible a los disidentes electos en noviembre; c) last but not least , el golpe ultraderechista de algún Pinochet criollo que viniere a restablecer "orden y progreso" en un país entregado a una potencia comunista extranjera, reducido a escombros físicos y morales, y en cuyas arcas faltan decenas de millardos de dólares.

Toca a los políticos más esclarecidos decirle al país cómo detener operativamente las fugas hacia delante de Chávez o, si fuere el caso, cómo impedirle –por vías transparentes, democráticas y constitucionales– que sobreviva como jefe de Estado hasta 2012.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog