Esta mascarada se cae a pedazos

Por Venezuela Real - 31 de Marzo, 2008, 19:55, Categoría: Imagen gobierno / Chávez

Editorial
El Impulso
31 de marzo de 2008

La coartada, mal que bien, les venía funcionando.
¿Escasez de alimentos, de medicinas?: ¡Terrorismo mediático!
¿Inflación, desempleo?: ¡Terrorismo mediático!
¿Inseguridad, violencia?: ¡Terrorismo mediático!
Ni siquiera se les aguó el ojo al momento de conjeturar, incluso, que el crimen del fiscal Danilo Anderson había sido urdido por cerebros vinculados a los medios de comunicación social: Patricia Poleo, Nelson Mezerhane.

Para el gobierno, los medios son los responsables de todos los males y distorsiones, esto pese a que el régimen, que confesó abiertamente su propósito de instaurar una "hegemonía mediática", ha secuestrado, ya, un 85 por ciento de la señal televisiva; tiene a su servicio unas 3.000 estaciones de radio, dizque comunitarias; y a cada rato encadena, por pura obscenidad, sólo para demostrar que tiene el poder de defecar, cuando se le antoje, en nuestras honras, así como encima de esta entreguista pasividad que ya exaspera.

Globovisión, acaba de decir el humanista mandamás, es una "cloaca". Y, cuando no se trata de la televisión, o de los periódicos, entonces es la CIA, o el comodín del imperialismo, que, por lo visto, lo domina o influye todo en este país.

¿No propalaron la estrafalaria tesis según la cual hasta la epidemia del dengue obedecía a una nueva cepa creada, dónde más, en los Estados Unidos, dentro de laboratorios manipuladores de virus, y dispersada, luego, aquí, por mister Bush, en forma clandestina?
Pero se les pasó la mano. Han ido demasiado lejos. Aceptarlo es perder toda traza de dignidad.

Dejarlo pasar, es autorizar asquerosa humillación. ¿Podemos tolerar, así, sin bochorno alguno, que el ministro de la Salud diga, y lo remache enseguida el propio humanista mandamás, que el terrible caso de la muerte de las seis criaturas en la maternidad Concepción Palacios, de Caracas, es, asimismo, obra de "terroristas mediáticos que serán derrotados como siempre lo hemos hecho?"

Hasta cuándo.

Desde aquí gritamos un rebelde basta ya, hasta enronquecer. Fue una criminal negligencia, denunciada por los jefes de servicios en diversas ocasiones, incuria que llevó al hecho inconcebible de que un solo neonatólogo asistiera hasta 18 recién nacidos a la vez. ¿Se imaginan el berrinche que habrían armado si esto hubiese ocurrido en una clínica privada?

Para no quedarse atrás, la directora del hospital central Antonio María Pineda se mostró sobresaltada, no ante tan indecible calamidad, sino frente al "escándalo" desatado por los afligidos médicos, contra quienes se abrirá, no faltaba más, una averiguación penal.
El argumento se les amelló. Está manoseado en exceso. Los enanos de este circo revolucionario crecieron. Se ha vuelto insostenible.

Ellos saben bien que ser sorprendidos en una nueva mentira podría rebosar el vaso del aguante nacional, ya demasiado indulgente. Eso explica el nerviosismo ante lo que pueda arrojar la computadora del abatido guerrillero alias Raúl Reyes.

A cada instante el mandamás implora que la callen, que no le vuelvan a mencionar esa insospechada caja de Pandora, tan dada a revelar secretos, que dijo en qué lugar exacto de Costa Rica tenían escondidos las FARC, desde el año 1985, unos 480.000 dólares ("costado norte del templo católico, barrio Jesús de Santa Bárbara, localidad de Heredia"); y, asimismo, dónde guardaban esos angelitos un lote de 30 kilos de uranio negociado en el mercado negro internacional.

Por estos días los maestros se declaran en "desobediencia académica". Rechazan, pese a todas las presiones y amenazas, un currículo que trata de implantar las ideas trasnochadas, negadas rotundamente por los electores en el referendo del 2 de diciembre.

Al propio tiempo, el ex fiscal Isaías Rodríguez es puesto en evidencia, acusado de manipular a su antojo las actas del caso Anderson, señalamiento que no ha sorprendido a nadie.

Un diputado oficialista barre con el buen nombre de la familia del Creador del Hombre Nuevo, y un gobernador vecino, que envió a la cárcel y luego al destierro a su antecesor, Eduardo Lapi, por un supuesto ilícito administrativo, es ahora acusado de once gruesos delitos. En su malograda defensa, el expulsado, quien una vez llamó "Dios" al autócrata, pone en entredicho la probidad de la mismísima presidenta del Tribunal Supremo de Justicia. Todo eso es ciertamente terrorífico.

Es inmoralidad, putrefacción. No obstante, tal espanto no es atribuible a los medios, que sólo documentan y proyectan la tragedia. Estamos, simplemente, en presencia de una inepta mascarada que se cae a pedazos.

¡Peligro!

Una de las viviendas que se construye en el sector Lomas Verdes, parroquia Santa Rosa, presenta bases casi aéreas: un verdadero peligro para quien la habite en un futuro no muy lejano.
La obra se erige en terrenos donde hasta hace pocos meses había numerosos árboles y especies vegetales, talados por una empresa aparentemente autorizada por la Alcaldía de Iribarren.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog