Un desatino más

Por Venezuela Real - 1 de Abril, 2008, 15:04, Categoría: Libertad de Expresión

VÍCTOR RODRÍGUEZ C.
El Nacional
01 de abril de 2008

La ausencia del Gobierno en la reunión de la SIP, celebrada la semana pasada en Caracas pese a las presiones directas e indirectas del régimen, corroboró la política bolivariana con respecto a la libertad de expresión y de información; una política torpe, arrogante, que le pesará tanto como el cierre arbitrario y discriminatorio de Radio Caracas Televisión, con la consecuente confiscación de sus equipos.

Una política errática que podría radicalizarse con el eventual cierre de Globovision y de otros medios que no siguen la línea comunicacional del régimen, lo que constituiría, de darse, otro desatino que pondría aun mas contra la pared al proyecto revolucionario, cada vez más disminuido y desprestigiado en el país, en la región y en el mundo, muy a pesar de lo que muestra la dirigencia revolucionaria a través de los múltiples medios creados para tergiversar la realidad y ejercer, en un sentido amplio, un verdadero terrorismo de Estado.

La política comunicacional totalitaria del régimen se traduce, como es bien sabido, en la persecución, la agresión y la detención de periodistas; la intimidación a los medios; la discriminación generalizada que abarca no solamente el tratamiento a los medios, sino el acceso a la noticia gubernamental y el retiro de la publicidad oficial, entre otros, de mayor o menor relevancia. El régimen recurre, en su aberrante política comunicacional, a la creación de medios comunitarios que realmente no lo son. Una tergiversación perversa de la libertad de expresión y de opinión y de democracia participativa. Se trata simplemente de instrumentos de control de la sociedad, de ideologización, con fines políticos e intereses exclusivamente de Gobierno y no de Estado.

Mientras la prensa libre celebra una reunión de rutina, publicitada por el mismo régimen, por su usual torpeza, las autoridades y los situacionales nacionales y extranjeros que dirigen las políticas revolucionarias promueven un evento sobre el "terrorismo mediático" que confirma a los medios extranjeros la posición bolivariana ante la libertad de prensa. El denunciado terrorismo mediático se convierte en un peligroso terrorismo de Estado a través de los medios y recursos oficiales.

Algunos periodistas extranjeros, integrados a la nómina oficial, en un evento alternativo, denuncian la guerra mediática que estaría sufriendo el continente en contra de los "movimientos populares" que surgen en él, ignorando, evidentemente, la actitud belicista de los gobiernos que, aunque de origen democrático, son de corte totalitario, como el venezolano.

La posición de la Sociedad Interamericana de Prensa debe ser considerada con la mayor seriedad por los gobiernos de la región, como también deben hacerlo los organismos regionales, en particular, desde luego, la Orga n i zación de Estados Americanos, conducida por el ineficiente Insulza; y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, cuyos procedimientos lentos e ineficaces, lejos de contribuir con el fortalecimiento de la normativa, los principios y los valores relacionados con los derechos humanos, favorecen su violación por los Estados.

Ante la derrota electoral de Hugo Chávez en noviembre, como la sufrió en las elecciones legislativas de Zimbabue el "demócrata" y admirado revolucionario Robert Mugabe, el régimen bolivariano presionará aun más a los medios independientes, en ejercicio de un verdadero terrorismo de Estado.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog