Nacionalización de cementeras en Venezuela podría traerle líos diplomáticos al presidente Chávez

Por Venezuela Real - 4 de Abril, 2008, 20:44, Categoría: Prensa Internacional

AFP-AP-EFE
El Tiempo - Colombia
04 de abril de 2008

"Las grandes fábricas de cemento venezolanas fueron privatizadas por el capitalismo y ahora se nacionalizarán", dijo Chávez.
'Solicitamos una reunión con el presidente Chávez', dice vocero de Cemex

Los gobiernos de México y Francia anunciaron que pedirán explicaciones a Caracas sobre el alcance de la medida, decidida este viernes. El grupo suizo indicó que no es la primera vez que esto sucede.

 Hugo Chávez anunció la nacionalización de "toda la industria del cemento" en el país, en respuesta a la supuesta actitud de ese sector que, según ha dicho, exporta la mayoría de su producción en detrimento de los planes oficiales de vivienda.

"Vamos a nacionalizar la industria del cemento. Ya basta, se llevan el cemento (...) vamos a recuperar eso, vamos a hacer un avalúo y les pagamos lo que cueste", declaró Chávez en una alocución nocturna trasmitida el jueves en la noche por cadena nacional obligatoria de radio y televisión.

En su primera reacción, el gobierno del presidente mexicano Felipe Calderón dijo que "convocará al embajador de Venezuela en México", Roy Chaderton, para que explique los alcances del anuncio del mandatario venezolano.

Chávez ordenó a su vicepresidente, Ramón Carrizales, comunicarse "mañana mismo (ayer)" con "los señores de la industria" del cemento para informarles de la decisión oficial de comprarles sus empresas, sin citar a ninguna en particular.

Con su decisión, sigue avanzando la política de nacionalización de industrias estratégicas en Venezuela, como la petrolera, la de las telecomunicaciones y la de la electricidad, iniciada en el 2007.

El Presidente aseguró que se trata de una acción "estratégica" y que las compañías afectadas serán indemnizadas luego de practicar un avalúo. Las principales empresas de la industria venezolana son la mexicana Cemex, que tiene casi el 50 por ciento del mercado, y la francesa Lafarge y la suiza Holcim, con cerca del 25 por ciento cada una.

El grupo mexicano es el mayor fabricante de cemento y hormigón de Venezuela, donde posee tres plantas con una capacidad de producción de 4,6 millones de toneladas de cemento al año, y genera empleos directos e indirectos para unas 3.000 personas, según datos de la empresa. Cemex se estableció en ese país en 1994 con una inversión inicial de 300 millones de dólares.

Este viernes, en un nuevo discurso, Chávez volvió a decir que "las grandes fábricas de cemento venezolanas fueron privatizadas por el capitalismo" y que ahora se nacionalizarán para que sean transformadas en empresas de producción social.

El mandatario se ha quejado reiteradamente de que los planes oficiales de construcción de viviendas se ven retrasados debido al déficit de cemento en el país, supuestamente derivado de que las cementeras exportan la mayoría de su producción. "Si los ricos quieren hacer sus casas, pueden hacerlas, pero respeten a los demás".

El déficit de viviendas en Venezuela es de 1,8 millones de unidades, según datos oficiales, y el "fracaso" de las políticas oficiales en el sector es uno de los principales argumentos de la oposición para señalar la "ineficacia" del Gobierno bolivariano.

Un reporte del Consejo de Economía Nacional, basado en cifras de la Asociación Venezolana de Productores de Cemento, indica que la producción potencial de cemento en Venezuela para el 2007 se ubica en 10,2 millones de toneladas métricas.

Pero para José Guerra, analista y ex gerente de investigaciones económicas del Banco Central de Venezuela, es señal de otra cosa: "Todo indica que estamos ante una economía que viene siendo estatizada gradual pero sostenidamente" y que "los elevados precios del petróleo permiten comprar empresas emblemáticas, a lo que se suma que ya hay control de precios, de cambio y de tasas de interés".

"Se está creando un Estado donde el Gobierno es el mayor empresario, el mayor patrono. Esto ya ocurrió y fracasó cuando el boom petrolero de los 70, pero en ese entonces el gobierno de Carlos Andrés Pérez mantuvo una estructura de capital mixto, ahora es meramente estatal", reseñó Guerra.

Uno de los portavoces del Ministerio de Economía francés recordó que hay un acuerdo concluido entre ambos países -firmado en julio del 2001- que prevé que "todas las medidas de expropiación que puedan ser adoptadas deben dar lugar al pago de una indemnización rápida y adecuada, cuyo monto sea igual al valor real de las inversiones concernidas".  Y el vocero del grupo suizo Holcim, Peter Gysel, dijo que en la empresa están "tranquilos porque no es la primera vez que (Chávez) anuncia que el sector será nacionalizado". Sin embargo, agregó que "hay que esperar a ver qué sucede", pues la cementera "toma muy en serio" el anuncio.

Según él, sus operaciones en Venezuela le reportaron el año pasado a la cementera unos 270 millones de francos suizos (casi medio billón de pesos colombianos). Holcim está presente en Venezuela desde 1977, donde les da empleo a 774 personas.

¿Y en Colombia?

La empresa colombiana Cementos Argos, que tiene una planta de cemento en el estado Trujillo, propiedad de su filial Corporación de Cemento Andino, dijo a El TIEMPO que el nuevo anuncio del presidente Chávez no cambia para nada su opinión sobre la decisión de marzo del 2006 de un juzgado venezolano que dejó sin efecto su propiedad sobre la misma.  Argos inició desde ese momento acciones legales y logró que a los pocos días, un fallo de un tribunal de apelaciones ordenara restituirle los bienes, lo cual no se ha cumplido.

La empresa colombiana alega que la propiedad de fábrica fue adquirida en 1998 en una licitación pública internacional donde pagó al vendedor, la República de Venezuela, pero que por un conflicto de ésta con un ex socio de Andino le fue cesada.  Sin embargo, en el 2007 la Asamblea Nacional de Venezuela declaró los activos de la planta de Cemento Andino como bienes de interés público, y el presidente Chavéz y sus ministros firmaron un decreto que le dio inicio a un proceso de expropiación.

En la actualidad, la planta está siendo administrada por el Gobierno venezolano hasta que el Tribunal Supremo de Justicia tome una decisión frente al litigio sobre estos activos el cual, según Argos, daría vía libre al proceso de negociación de las indemnizaciones correspondientes al proceso de expropiación, pero que de antemano ha pedido sean justas.  No obstante, espera que la decisión del tribunal de apelaciones sea cumplida.

Aún así, la inversión fue provisionada en un 100 por ciento en los libros de Cementos Argos.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog