ANDRÉS IZARRA: "Lo que pedimos es equilibrio informativo"

Por Venezuela Real - 6 de Abril, 2008, 19:31, Categoría: Historia Oficial

HUGO PRIETO
Ultimas Noticias
06 de abril de 2008

Entrevista Ministro del Poder Popular para la Información y las Comunicaciones
Terrorismo mediático es infundir temor a través de los medios creando falsas percepciones

SU PERFIL
Andrés Izara
nació en Caracas. Tiene 37 años.
Realizó estudios m(inconclusos) de Economía en la Universidad Central de Venezuela.
En Europa se integró a la redacción de medios impresos, en los que inició una carrera periodística que prosiguió en los medios televisivos BBC y CNT. En Rctv trabajó casi tres años hasta el golpe de Estado de abril de 2002.
"Fue un parto de aguas, para mí y para todo el país". Es el titular del Minci.

Desde su oficina ubicada en el Palacio de Miraflores, Andrés Izarra advierte que los medios de comunicación no son el campo de batalla sino las municiones de la guerra de "cuarta generación" en la que está inmersa Venezuela. Al hacer un balance de los obuses, cohetes y proyectiles con los que cuenta el Gobierno, Izarra aclara que en el espacio radial la desventaja es evidente; en la comunicación impresa, que es decisiva para la formación de opinión pública, no hay un solo periódico de importancia que pertenezca al Gobierno, y la plataforma audiovisual, en la que cuenta con varias pantallas, está en plena reorganización a propósito de la consigna de las 3 R (revisión, rectificación y reimpulso).

Ningún funcionario del Gobierno tenía "nada que hacer" en la reciente reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa que culminó el domingo pasado. "No nos vamos a sentar en una mesa con gente que se dedica a mentir, a vociferar y despotricar del Gobierno". El terrorismo mediático es un término que "se acuñó en espacios populares", más allá de las audiencias especializadas y académicas.

Algunos periodistas en funciones dentro del Psuv van a experimentar una contradicción "más temprano que tarde", a propósito del papel que juegan como moderadores de programas televisivos y el papel que juegan como dirigentes de esa organización política. Parece algo inevitable, y Andrés Izarra está muy consciente de ello.

¿Por qué ningún funcionario del Gobierno asistió a la reunión de la SIP? Lo cortés no quita lo valiente, ¿no?
¿Para qué ir a una reunión de gente que ha apoyado golpes de Estado, que practica el terrorismo mediático, que tiene oídos sordos a cualquier planteamiento que sea distinto al de ellos, que no es democrática, que apoya posiciones de injerencia? Ningún funcionario del Gobierno tenía nada que hacer allí.

Nosotros teníamos un evento, organizado por la Agencia Bolivariana de Noticias, que fue el evento contra el terrorismo mediático. Ese era el evento que coincidía, por así decirlo, con la visión sobre lo que está ocurriendo con el terrorismo mediático en el plano internacional.

La gente que está en guerra se sienta en una mesa. Los vietnamitas se sentaron con los estadounidenses en París y llegaron a unos acuerdos o por lo menos discutieron posiciones.
Eso lo da la dinámica del combate. Consideramos, en ese momento, que no había que validar o atender la invitación de un grupo que venía a agredir a Venezuela. ¿No ves la posición del señor Danilo Arbila? ¿Quién puede conversar con ese señor? Para que dos partes se sienten en una mesa tiene que haber respeto. Primero que nada, respeto. El mismo señor Gonzalo Marroquín, que se dedica a vociferar y despotricar en contra de Venezuela en forma permanente, en cada espacio que tiene y sobre todo a mentir. Para nosotros era más importante impulsar la conciencia sobre este fenómeno que es el terrorismo mediático, a través de este foro latinoamericano con periodistas e intelectuales. El saldo fue muy positivo, sobre todo en acuñar el término (terrorismo mediático) en espacios distintos al académico o de especialistas, en los espacios populares. Es un término que clasifica a la SIP de forma muy correcta.
 
Quiero referirme a un hecho muy concreto: en Venezuela, ofender al Presidente de la República conlleva una pena de cárcel superior a una violación agravada. ¿No es algo para tomar en cuenta?
Aquí no hay nadie preso por eso. A diario se producen constantes insultos contra el presidente Chávez, basta escuchar la radio, hermano. La radio es una cosa que uno dice: ¡Dios mío, hasta cuándo! Puede ser que eso esté en la legislación, pero no se aplica.

Pero es un hecho. No puede negar eso.
Tampoco puedes negar que eso no se ha aplicado.
 
A los gobiernos de América Latina (Venezuela, Brasil, Ecuador) les resulta muy difícil calificar a las Farc como una organización terrorista. ¿No cree que es mucho más difícil que haya acuerdo alrededor del terrorismo mediático?

Terrorismo es toda acción que se hace para difundir temor y pánico entre grupos sociales en una determinada circunstancia y en una determinada coyuntura. Terrorismo mediático es infundir miedo y terror a través de los medios creando falsas percepciones,


No puedes crear una televisora de la noche a la mañana  difundiendo mentiras, exacerbando situaciones y otras técnicas de manipulación informativa dirigidas a crear movilizaciones.

Venezuela está inmersa en una guerra de cuarta generación, que utiliza a los medios como punta de lanza para todas sus acciones.

En el caso de Venezuela, muchos de estos medios privados están alineados con intereses supranacionales. No tengo que decirte la vergüenza que nos da a todos los venezolanos ver a Globovisión alineado con el vocero de Uribe, que es RCN, y que tiene un agitador principalísimo en Globovisión. Lo he dicho varias veces: esta élite política ha pasado de un Jorge Olavarría, que era un tipo de derecha pero nacionalista, a un Guillermo Zuloaga, que no tiene el más mínimo sentido de lo que es la nación.

¿En esta guerra los medios son la artillería o el campo de batalla?
La artillería.
 
Si son la artillería, ¿el Gobierno no tiene a su disposición obuses, tanques y el material de guerra más variado?
No.
 
¿No tiene el material de guerra más abundante que hay en el país?
Eso es lo que dicen los medios de oposición.

A nivel de radio, la posición que tiene el Estado es de una desventaja realmente abrumadora. En prensa, lo que pedimos es que haya un equilibrio informativo, pero tampoco hay un medio de alta circulación que esté en manos del Gobierno y tú sabes muy bien que la prensa escrita es la que hace opinión pública; y en televisión tenemos deficiencias muy grandes que estamos tratando de resolver, entre otras cosas, porque son procesos que llevan tiempo en madurar. No puedes crear una televisora de la noche a la mañana.

Necesitas un promedio para poder lograr una programación que impacte, una televisora que atraiga audiencia.

¿Se puede desligar el hecho de que el Gobierno no ha sido eficaz y contundente en la gestión de los medios audiovisuales que tiene, de lo que ha hecho la televisión privada?
Para nada. En lo absoluto. Por eso la jornada 3R, por eso estamos revisando, rectificando y reimpulsando. Hemos comenzado por partes. Lo primero es definir un sistema nacional de medios en televisión para darle a cada pantalla un perfil específico y no un carácter generalista, en el que todas compitan entre sí por audiencia, por horarios y contenidos. De esa forma, definimos que VTV es un canal informativo, Telesur es un canal informativo internacional por la integración, Vive es el canal cultural educativo, TVes es el canal de entretenimiento. Hemos comenzado por partes. En el canal 8 estamos definiendo su perfil, trasladando productos que allí se hacían hacia otras pantallas y produciendo nuevos espacios. Ese esfuerzo va a tener un impulso muy importante en los próximos meses.
 
Definió lo que es el terrorismo mediático, pero no respondió la pregunta. Insisto: así como hay gente a la que le cuesta calificar a las Farc de terroristas, dudo que lo que hace Globovisión pueda calificarse de terrorismo mediático. ¿Usted qué cree? Yo creo que la gente está convencida de lo que es el terrorismo mediático. Te invito a ver las abrumadoras opiniones que se han vertido en medios electrónicos sobre este tema. Lo que fue la alta presencia de gente en el foro. ¿Que lo que hace Globovisión es terrorismo mediático o no? Estoy totalmente convencido de que sí lo es. La música... pa...papa...pa, se magnifican las cosas para crear alarma y crear zozobra.

El canal 8 también tiene un jingle que es de la IV República. No lo han cambiado y su música es muy distintiva, ¿no?
Esos son símbolos que identifican una pantalla y le dan una identidad. Al igual que el color. El color del canal 8 es azul y negro. Hay mucha gente que dice que debería cambiarse, pero fíjate el cataclismo que se produjo cuando se cambió el logo. El canal 8 fue hacia una nueva imagen, hacia nuevos colores.

Hubo una avalancha de críticas, porque la experiencia de hacer televisión es una experiencia de hábitos. La gente se identifica, se reconoce a diario con una pantalla, con una experiencia audiovisual. Esos cambios no son fáciles de hacer y no se deben hacer de la noche a la mañana, so pena de incurrir en errores que hemos cometido en el pasado, que la gente rechaza.
 
Ustedes hicieron una crítica que en mi opinión es muy válida, al señalar que algunos periodistas habían dejado de hacer periodismo para convertirse en voceros de la oposición...
Ese es un fenómeno viejo que se exacerbó durante el gobierno de Chávez. Te puedo hacer una lista de personas que no son periodistas sino terroristas mediáticos. Patricia Poleo, por ejemplo, está ahí, muy arriba; Rafael Poleo debe estar ahí, arribita. Y así podemos continuar.
 
¿Eso que ustedes criticaron no lo están haciendo, de alguna manera, con Vanessa Davies, Mario Silva y Aristóbulo Istúriz, quienes pasaron de moderadores de programas del canal 8 a directivos del Psuv?

Yo creo que esas personas tienen que saber deslindar muy bien su rol periodístico de su rol político. Son gente que en eso debe tener una ética muy alta y unos principios muy firmes. Les va a ser muy difícil diferenciar su rol de moderadores, de figuras mediáticas, de periodistas, de su rol político.
 
Yo creo que va a llegar el momento cuando las dos posiciones van a ser difíciles de conciliar, pero estamos en ese proceso.

Eso tiene que ver mucho con la persona, ¿no? Y como esa persona tiene sus principios, su ética, su moral, que le permita trazar una línea clara entre una cosa y otra. Es difícil. Creo que ahí va a surgir una contradicción más pronto que tarde.
 
¿Está avizorando que esos periodistas van..?
En el caso de Mario, no. Mario es un guerrero mediático y va a seguir guerreando. La Hojilla es para eso. Es para dar la pelea mediática. Es una herramienta fundamental, importante, del gobierno bolivariano, del proceso revolucionario, para la guerra mediática.
 
¿Considera que "La Hojilla" es un paradigma de buen periodismo?
Más que un espacio periodístico, La Hojilla es un espacio de análisis y opinión.

Eso es como decir que Aló, Ciudadano es un paradigma de buen periodismo.
Es lo mismo.
Pues no lo es. Son programas de opinión, son programas para el combate. No confundamos una cosa con otra. No creo que Mario vaya a tener problemas, al igual que Dando y dando. Vanessa hace un programa en el que se ven las distintas partes, entrevista gente de un lado y de otro.



Un ministro del Gobierno que asista al programa de Vanessa Davies, ¿está hablando con la moderadora y periodista de Contragolpe o con la responsable de la gestión de propaganda del Psuv?
Yo creo que esa contradicción va a aflorar. Ya ha aflorado de hecho.

¿No cree que 40% del electorado que ha votado consistentemente en contra del presidente Chávez lo hace no porque esté manipulado sino porque no cree en el proyecto bolivariano?
Hay de todo. Hay gente que en algún momento está en contra, pero también hay adecos históricos. Adecos de esos que llaman uña en el rabo. Nosotros respetamos sus posiciones. Así como respetamos a quienes están en desacuerdo y manifiestan posiciones distintas. Nosotros lo que pedimos, fundamentalmente, es lealtad con la patria, lealtad con la nación. Uno ve tanta gente alineada en contra del país, que lo que busca es entregar los intereses de Venezuela a otros países.
 
Al igual que Fidel Castro, yo creo que en Venezuela no hay cuatro millones de oligarcas...
No, no los hay. Estoy de acuerdo. Al igual que tampoco creo que hay cuatro millones de pitiyanquis. Lo que hay es una gran cantidad de gente que va de un lado para otro. Que cree cosas de un lado, que cree cosas del otro. Que de pronto cree en Chávez, pero no está satisfecha con la gestión local. O cree en el proceso, pero está confundida. Hay mucha manipulación. El trabajo comunicacional es vital, sobre todo en esta etapa tan coyuntural.
 
¿No cree que el presidente Chávez, al decir que si se pierden ciertas gobernaciones se crearía un clima de guerra, incurre en terrorismo mediático? El hecho de que una persona vote por la oposición no significa que esté fomentando una guerra.
En Venezuela hemos tenido experiencias que permiten decir eso, en plena conciencia, sin que sea terrorismo mediático, entre otras cosas, porque nos estamos refiriendo a la historia reciente. Te recuerdo que este país vivió 64 días de sabotaje petrolero, con todas las pantallas televisivas transmitiendo propaganda contra el Gobierno continuamente, ni comerciales transmitían en ese período. Nosotros vivimos un golpe de Estado en 2002 que dejó un saldo de sangre y de tristeza.

Ha sido uno de los capítulos más oscuros de nuestra historia. Te recuerdo, igualmente, la época de las guarimbas.


¿Está capitalizando los errores políticos de la oposición?
¿Ah, sí? ¿Un pequeño desliz? No. Eso obedece a una política, a una intención. No son ningunos errores. ¿Me vas a decir que el sabotaje petrolero fueron 64 días de errores? Lo que ha hecho el Presidente es lanzar una alerta ante un error que pudiera cometer el pueblo y ponernos en una situación como ésa. Si esta oposición apátrida toma gobernaciones claves, va a tratar de construir en 2008 un año de zozobra, aprovechándose de una situación similar a la del referendo revocatorio, con otras herramientas y otros instrumentos, que le permitan desestabilizar al país.

¿En el Psuv ya sacaron la cuenta de cuántas gobernaciones van a perder?
Ninguna.

 REGISTRO VERBAL
Andrés Izarra es un periodista que viene de plataformas y pantallas televisivas más robustas de las que comúnmente hay en Venezuela. En NBC o CNN, por ejemplo, se exhiben reportajes de investigación provistos de un riguroso contraste de fuentes.

¿Cómo se compagina esa experiencia con lo que se hace en VTV o en Telesur? La sola mención de Telesur dispara las alarmas: "En Telesur hacemos un buen periodismo", asegura Izarra.

Al tiempo que no pierde la oportunidad para arrimar la sardina a la brasa. "Creo que en el canal 8 se hace un periodismo mucho más ético que en el resto de las televisoras venezolanas".

Más allá de las respuestas automáticas, casi pavlovianas, Izarra revela que el Gobierno está creando una escuela de formación, de capacitación y mejoramiento profesional de los periodistas. "La idea es unificar las distintas plataformas de capacitación y articular ese esfuerzo con lo que están haciendo la Universidad Bolivariana de Venezuela y el Ministerio de Educación Superior para crear un programa que eleve el nivel de los periodistas en el ejercicio duro y puro y el nivel técnico; eso incluye la participación de editores, productores, camarógrafos y sonidistas".

La pantalla del canal 8 apunta a la información y la opinión. ¿No resulta paradójico que, bajo ese formato, los espacios para voces disidentes y de oposición sigan vedados? "Más que voces de la oposición debería incrementarse el uso del contraste de fuentes como herramienta periodística", dice Izarra. Una paradoja que a estas alturas pudiera sonar a ironía. ¿Por qué Andrés Izarra, titular del Minci, no gira instrucciones para que eso ocurra? "Estamos en ese proceso.

Eso no es de la noche a la mañana. Estamos reordenando todo lo que allí se está haciendo.

Hemos empezando por lo básico, porque no es fácil mover una estructura de más de dos mil personas.

Jorge Arreaza, por ejemplo, salió del aire y está reordenando su espacio; algo similar está haciendo Ernesto Villegas, bajo una nueva dinámica".

¿Más inclusiva?
"Sí, creo que sí, pero no sólo de voces de la oposición.


El canal 8 debería tener corresponsales en Bolívar, en Guárico y en otros estados de Venezuela; debería ser una pantalla más inclusiva del país".

 
 







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog