La nacionalización vista por un accionista clase B - De Alcasa a Sidor

Por Venezuela Real - 16 de Abril, 2008, 11:48, Categoría: Economía

WWW.DESCIFRADO.COM
El Nacional
16 de abril de 2008

Las empresas básicas del aluminio están técnicamente quebradas. Han sido mal administradas por el Estado, pero el caso de Alcasa ha sido emblemático. Con los precios del aluminio por las nubes, Aluminio del Caroní se da el lujo de registrar cuantiosas pérdidas. Una fracasada gerencia ha caracterizado las últimas administraciones de la empresa productora de aluminio. Tan es así, que cuando Rodolfo Sanz asumió -hace pocas semanas- el Ministerio de Industrias Básicas y Minería reconoció que para reflotar la empresa se necesitaban 1,5 millardos de dólares.

Esto pone de manifiesto que el modelo de cogestión "malinterpretado por este Gobierno" y puesto en marcha hace pocos años en Alcasa, no funcionó. Y es que el componente político da al traste con cualquiera buena ejecución de un esquema cogestionario. René Núñez, accionista clase B de Sidor y quien laboró por 24 años en la siderúrgica, señala que con la decisión de aplicar la cogestión en Alcasa se creó una nómina paralela similar a la de los casi 4.000 trabajadores de la compañía, que fue justificada con una misión supuestamente social.

Sin embargo, Núñez dijo que en Guayana todos saben que el verdadero trabajo que cumplen es el de proselitismo político.

Y aunque al momento de cerrar esta edición no estaba claro cuál sería la figura que el Gobierno adoptaría para hacerse del control de Ternium-Sidor, Núñez siente que la corrupción y la burocracia se comerán los jugosos dividendos que la directiva reparte trimestralmente y que la eficiencia se vendrá a pique. Cita como ejemplo a Cantv y a La Electricidad de Caracas, que no sólo han visto reducir sus utilidades, sino que también la calidad del servicio se ha ido socavando.

El derecho a elegir a los dirigentes sindicales que estarían en la directiva "a mano alzada en los portones de Alcasa", el poder conocer los resultados financieros y la contratación de cooperativas, lejos de mejorar la situación de la empresa de aluminio han contribuido a deteriorar aún más su situación y sólo exhibe números rojos.

"En el pasado se demostró que el Estado no contaba con los recursos para invertir en adecuación tecnológica y había que competir en un mercado exigente en calidad, costo y oportunidad", dice Núñez para ilustrar lo que le espera a Sidor si cae en manos del Estado nuevamente.

"Alcasa está quebrada porque el Estado no invirtió en la reactivación de la línea 5 ni en proyectos de ambientación", y en los últimos años le ha inyectado 300 millones de dólares para tenerla abierta. Una empresa que reporta pérdidas continuamente no puede dar beneficios a sus accionistas. Los trabajadores tienen 20%, el Estado otro 20% y el restante 60% lo tiene el consorcio ítalo-argentino Techint.

Núñez señala que el año pasado, en promedio, los socios clase B recibieron 20 millones de bolívares en dividendos, que pudieran incrementarse si la gerencia de Sidor continúa en manos de la empresa privada.

"El costo de las acciones, que según el acuerdo que firmaron con el Estado, tenían que hacerlo en un plazo de 12 años con uno de gracia y a un interés atractivo, fue cancelado en un año con los mismos excedentes de caja".

Núñez augura un futuro negro para la mayor siderúrgica del país si es nacionalizada, en el que prevé que el Gobierno impondrá un modelo que probablemente pondrá fin a la rentabilidad del negocio y terminará sometiendo a los trabajadores.
 






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog