Reflexiones sobre el liberalismo

Por Venezuela Real - 17 de Abril, 2008, 11:48, Categoría: Cultura e Ideas

Carlos Raúl Hernández
El Universal
17 de abril de 2008

Muchos liberales aman la libertad, pero destruyen su única materialización práctica

Es difícil, al menos en este espacio, reseñar siquiera con justicia la idea central de una obra tan ambiciosa, erudita, sistemática y bien construida como Reflexiones sobre el liberalismo (Caracas: Nueva visión, 2007, 528 pp) de Henry Ramos Allup.

Es un respetuoso -y sobre todo muy respetable- diálogo con la teoría que sembró las bases de la civilización moderna. Ramos devela un elemento esencial: el liberalismo es una reformulación revolucionaria de las relaciones entre el ciudadano y el poder. No una teoría económica como cree una generalidad de comentaristas denominados liberales. Confundir liberalismo con librecambismo, hace que el antagonista a toda forma de dictadura -la teoría liberal- luzca como un planteamiento conservador, hasta la aberración de liberales pinochetistas.

Amplio espacio

La idea de que los individuos deben tener un amplio espacio en sus vidas para ser dueños de sus actos, autónomos del Estado, de las mayorías, y sólo dependientes de leyes legítimas, hizo posible la sociedad democrática.

Los enemigos del liberalismo hablan en prosa sin saberlo. Hasta el mero lenguaje de la política civilizada (sufragio, voluntades mayoritaria y minoritaria, democracia, separación de poderes, parlamentos representativos, soberanía popular, Estado de Derecho, sistema constitucional, autocracia, dictadura, libertad de expresión, derecho de opinión, y una interminable lista) lo acuñaron una cadena de pasionarios de la libertad, desde Aristóteles (vs. Platón) y Esquilo, pasando por Dante, Erasmo, Cervantes, Hobbes, Locke, Rousseau, Bastiat, Helvetius, Stuart Mill, Hayek, Popper, hasta Berlin.

Ellos diseñaron un modo de vida que hoy día llamamos democrático y que cualquier persona civilizada considera insustituible. El balance que hace Ramos de la evolución de esa idea es realmente admirable.

Don maneras

Edward Shills, uno de los pensadores más importantes del siglo XX, dice algo así como que "hay dos maneras de entender el liberalismo. La de una secta que se define a sí misma de esa manera, y la de cualquier persona culta que quiere vivir en un Estado de Derecho". No es un adminículo de economistas "de derecha". Le comento a Henry que en Venezuela y en América Latina esas ideas las sembró, implantó y defendió Rómulo Betancourt y su partido, Acción Democrática.

Salvo para esa secta, la Libertad, que es un valor abstracto, como la Justicia, sólo existe en la "imperfecta democracia" de la que habló Gonzalo Barrios. Muchos liberales aman la libertad, pero destruyen cuando pueden su única materialización práctica, la política democrática y se van detrás de un hombre a caballo.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog