¡Vaya mentiras!

Por Venezuela Real - 17 de Abril, 2008, 18:08, Categoría: Economía

Veneconomía Opina
17 de abril de 2008

Como era de esperar, la Asamblea Nacional le aprobó a su mandatario Hugo Chávez la Ley de Contribución Especial sobre Precios Extraordinarios del Mercado Internacional de Hidrocarburos, mejor conocido como Impuesto a las Ganancias Súbitas (IGS).

Lo que irrita de toda esta comedia, no es sólo la premura de la Asamblea Nacional en aprobar cuanta ley les ordene el mandatario, sino también el que se argumente la atropellada decisión con mentiras y argucias.

La mentira mayor es afirmar que al Estado le van a "ingresar" $9,0 millardos adicionales, que se "canalizarán para recursos a la salud, educación y otras políticas que se diseñen en función del bienestar de la población".

Miente el Parlamento -y miente el Ministro de Energía/Presidente de PDVSA- porque no aclara que la mayor parte de ese ingreso no es real. Lo cierto es que de los mentados $9,0 millardos, $7,0 millardos son asientos contables de rentas que se dejarán de percibir por concepto de ISLR, dividendos, regalías, inversiones en programas sociales y/o ganancias retenidas que podrían ser invertidas en mantenimiento y en nueva capacidad de la industria.

La verdad es que el Impuesto a las Ganancias Súbitas, (de mantenerse los precios promedio del Brent como en marzo a $102,67/bbl) sólo generaría ingresos adicionales por $1,5 millardos anuales, y no los $9,0 millardos que alegan la Asamblea Nacional y el Ministro-Presidente.

Como ya es sabido este impuesto tendrá como referencia el precio del crudo marcador Brent en el mercado spot. Así, cuando el precio del Brent exceda los $70/bbl el tributo será el 50% de diferencia entre el precio realizado y $70, multiplicado por el número de barriles exportados. Y cuando el precio sobrepase los $100/bbl, el impuesto será el 60% del exceso sobre esta cifra.

Entonces, para ejemplarizar, si el impuesto hubiese estado vigente en marzo, cuando el precio promedio del Brent era de $102,67/bbl, el tributo por exportaciones petroleras de marzo hubiese sido de $16,60/bbl. Y si las exportaciones de ese mes hubieran sido 2.000.000 de barriles diarios, el impuesto total a pagar en marzo habría ascendido a $1,03 millardos.

Pero, en la vida real de estos $1,03 millardos, la proporción (=250.000 b/d) que les correspondería aportar a las inversionistas extranjeras hubiera sido escasamente $129 millones. Y los $901 millones restantes sólo habrían pasado de un bolsillo a otro del Gobierno, debido a que son rentas que le hubiesen llegado al Estado de todas maneras vía PDVSA.

La otra patraña de la Asamblea Nacional es de calificar al nuevo tributo como una "contribución". De esta manera se evita tener que pedirle a la Asamblea que autorice los créditos adicionales respectivos, dejando al Presidente con las manos libres para disponer cómo le da la gana del ingreso adicional, y así entre otras cosas, burlar el NO que le dio la población el 2 de diciembre de 2007 para que financiara al "poder comunal" con recursos públicos. Y, a la par, timarle a las regiones la cuota parte del ingreso que les correspondería a través del Situado Constitucional.

Es irritante que el Gobierno quiera raspar cuanta olla se le ponga adelante para cumplir con sus programas "sociales" proselitistas. Es intolerable que el poder legislativo esté supeditado tan descaradamente a la Presidencia de la República. Pero lo que es inaceptable es la seguidilla de mentiras y la falta de transparencia en el manejo del erario público.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog