Currículo militar - Sectario y excluyente

Por Venezuela Real - 18 de Abril, 2008, 12:00, Categoría: Educación

El Editorial
El Nacional
18 de abril de 2008

La discusión nacional sobre la forma arbitraria en que el gobierno bolivariano trata de imponer la reforma curricular llegó a un punto en que el cardenal Jorge Urosa Savino ha tenido que intervenir para colocar las cosas en su lugar.

De acuerdo con el lenguaje oficialista, todo aquel que se muestre en contra de la propuesta del presidente Chávez y su hermano (vaya dúo) es colocado en la lista de los indeseables, que deben ser sacados de juego y, por supuesto, inhabilitados en su justa posición crítica.

Pareciera que en Venezuela la capacidad de armar proyectos y proponerlos a la sociedad recae únicamente en el Presidente, de cuyas artes intelectuales y educativas ya hemos aprendido cuando en horario para niños le advertía a su ex esposa "que le iba a dar lo suyo". ¿Es ese el nuevo gran maestro nacional, que le va a decir al gremio de la educación qué debe enseñar y cómo se debe conducir el nuevo proceso docente en Venezuela? Como bien lo dijo ayer el cardenal Urosa Savino, la propuesta del Gobierno (es decir, de Adán y Hugo, los dos ligaditos), es extremadamente "sectaria y excluyente". En verdad, no puede ser lo menos, ya que ese diseño curricular nació pensando no sólo en esa mazamorra ideológica que es el socialismo del siglo XXI, sino en una visión militarista de la niñez y la adolescencia. Lo que realmente persigue el Presidente de la República es formar cadetes y soldados, y no ciudadanos en el más amplio sentido de la palabra, que es lo que Bolívar proponía.

Si estuviéramos en guerra, lo más lógico es que la patria le exigiera a la juventud ese sacrificio, pero ese no es el caso. Y es que no estamos en guerra porque la mayoría de los venezolanos no quiere, y rechaza de plano el ambiente belicista que el presidente Chávez vive publicitando a cada momento.

Esa actitud presidencial, infantil e inmadura (con el perdón de los niños) puede llevar al país a una catástrofe sin precedentes porque ya sabemos lo que pasa cuando a un jefe militar se le achicharran las neuronas.

Hoy más que nunca Venezuela necesita ciudadanos íntegros, bien formados en la cultura de la paz y la convivencia, en la integración y la hermandad. Lo que no queremos es una plataforma para la guerra, como sucedió en Cuba, que espera eternamente una invasión que nunca llega y, mientras tanto, se reducen los derechos humanos y democráticos, se impide la comunicación con el exterior y se implanta una economía de escasez para disfrazar el fracaso de una gestión económica miope y egocéntrica.

El cardenal Jorge Urosa Savino se mostró, en sus declaraciones a la prensa, plenamente confiado en que la resistencia ante esta arbitrariedad oficialista por parte de padres y maestros será una barrera democrática que el Gobierno no podrá derrumbar.

Monseñor Urosa, además, hizo votos porque el jefe del Estado recapacite y acepte la calidad y la necesidad de esta discusión que se da hoy en el seno de la sociedad venezolana, para buscar y proponer una mejor educación para nuestros hijos. Amén.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog