El Plan B de Chávez

Por Venezuela Real - 19 de Abril, 2008, 11:16, Categoría: Política Nacional

FAUSTO MASÓ (* )
El Nacional
19 de abril de 2008

El socialismo del siglo XXI se desinfla como un globo pinchado por un niño malvado, la inflación; pero el chavo Chávez cuenta con su astucia, recursos y la estupidez de algunos que se comportan de forma mezquina. Nos quedaremos sin cemento, si cumple sus bravatas. Como diría el filósofo Berra, Yogui, claro, el juego no termina hasta que no se acaba. Noviembre será otro inning, no el noveno. La tarea de la oposición abarcará mucho más que la toma del poder, se medirá por décadas no por meses. Aunque el socialismo del siglo XXI sea un auténtico paquete chileno reveló la vaciedad de la política latinoamericana donde perdieron la brújula la mayoría de los partidos, los ideólogos, los economistas y los sectores de poder. Hasta en Paraguay un obispo renegado comprendió que las uvas estaban maduras, los viejos partidos podridos.

Habrá chavismo después de Chávez, o sin Chávez, o con otro nombre o con el mismo en América Latina... hasta que se reconstruya el sistema de partidos tengan una respuesta los millones de pobres latinoamericanos a los que no les basta con las cifras de la macroeconomía. No es fácil. En México, López Obrador levanta cabeza, en Bolivia, Evo se encuentra contra las sogas. Y Correa mantiene la dolarización en Ecuador y se abraza a Calderón en México.

Audazmente Chávez les presenta a sus partidarios un panorama preocupante, les advierte que si se repiten los resultados de diciembre quizá vaya por ellos. Esta franqueza presidencial alienta un triunfalismo bobo en el antichavismo, en momentos cuando lo que más abunda son los neutrales y los indiferentes, los ni ni. La gente está cansada del pasado, del presente y de que la engañen los expertos en mercadeo político; sueña con alguien que les hable con entusiasmo y credibilidad del futuro porque temen que a pesar de la abundancia de petrodólares no hay mañana en Venezuela. Contra Chávez conspira el cansancio de 10 años de una pésima administración. A última hora quiere perseguir malandros y que los ganaderos produzcan leche y carne a base de amenazas. Tampoco prende el discurso antiimperialista en un país donde gustan las series de televisión estadounidense. Chávez esconde su plan B: no reelegirse. Al final preferirá igual que tantos gobernadores y alcaldes que su sucesor le guarde las espaldas y hasta le gustaría que fuera su mujer, el hermano, el hijo: a falta de ellos otro chavista.

Chávez oculta el nombre de su tapadito como hacen los presidentes mexicanos. ¡Y si la oposición postulase en su oportunidad a María Corina para alcaldesa mayor! Como un bárbaro Chávez llegó a la fiesta gritando que el rey andaba desnudo. Ahora hay que vestir al sistema, restablecer el sistema de partidos, no volver a la Venezuela de los años noventa. Aparte de ganar una elección hay que cambiar un país y un continente. ¿Exagerado? A Chávez hay que oponerle una política que abarque América Latina. No es fácil. Hay que ver más allá de noviembre, mucho más allá. Para saber quién ganará las elecciones de noviembre falta conocer un pequeño detalle: los nombres de los candidatos, comprobar si los no seleccionados de la oposición y del Gobierno se postularán por su cuenta. En estos comicios ganará el menos malo, no el mejor.

Por ahora, los árboles no dejan ver el bosque, la maleza, la gente... Chávez tiene un plan B. Ojo.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog