El espejo de Hillary

Por Venezuela Real - 20 de Abril, 2008, 10:55, Categoría: Electorales

MILAGROS SOCORRO
El Nacional
30 de abril de 2008

El diario La Verdad, de Maracaibo, mantuvo esta semana un sondeo basado en la siguiente pregunta: ¿Cree usted que persistirá la división y el desacuerdo en los factores de oposición para las venideras elecciones regionales? El jueves en la noche, algo más de 60% de los lectores del matutino se inclinaban a pensar que las particiones se mantendrían. Y al amanecer del viernes esta percepción había descendido pero aún alcanzaba a 52% de los apelados por la encuesta. Es mucho. Iniciada la segunda mitad de abril, el electorado –o quizá sería más preciso decir que el conjunto de los lectores de un determinado periódico– piensa que ante el evento electoral de finales de año continuará el panorama de segmentación y falta de unidad entre las fuerzas de oposición. Y, ¿por qué cree esto la mayoría de quienes respondieron la interrogante formulada por La Verdad? Debe ser porque en la medida en que se acerca la fecha de las elecciones regionales el número de precandidatos en vez de mermar, crece; y no vemos una verdadera disposición a encarar la gravedad de la circunstancia.

Lo cierto es que buena parte de la oposición se conduce como si las próximas elecciones fueran un evento más dentro de un cuadro de normalidad.

Los precandidatos florecen, comienzan a hacerse publicidad, a comportarse como si ya fueran candidatos, con la alegre liviandad que pueden permitirse las verdaderas democracias, con esa exaltación de escoba nueva que no tiene nada que ver con el drama circundante y sin demostrar su determinación a procurar la mejor solución no para ellos o para sus organizaciones sino para el país.

Noviembre debe ser el eco ensordecedor del 2 de diciembre. Por eso, esas elecciones no son la repetición de un hábito ni el simple trámite para escoger autoridades. Deben ser la constatación de la voluntad de un país alzado contra las humillaciones diarias de Chávez, contra su improvisación, su talante soez, su afán destructivo, su exhibicionismo vergonzante, sus maneras de reyezuelo risible; contra los abusos de sus cómplices, contra la irracional corrupción, ese entramado minucioso de latrocinio que se ha ramificado por todas las instituciones hasta copar la más mínima práctica administrativa gubernamental. En Venezuela todo el que tiene que tratar con el Estado para cualquier gestión, ya sea burocrática, financiera o de negocios pequeños y grandes, tiene un relato de corrupción, extorsión, raterismo y descaro. Por todo esto, la tarea de la oposición democrática y seria no es sólo cuestión de allegarse a unos candidatos por consenso, de lo que se trata es de perfilar un camino firme, sólido, bien abonado para propinar una derrota contundente a esta fiesta trágica que devora los recursos petroleros y se cuida mucho de invertirlos, de convertirlos en país. Es preciso apagar el altavoz de las cancioncillas idiotas que repiten el nombre del precandidato y alguna consigna de a locha para escuchar el silencio de un país en proceso de demolición.

Esos lectores que manifiestan su escasa confianza en que la oposición supere su división y desacuerdos de cara a las venideras elecciones regionales están formulando, creo yo, un reclamo que debería conmover a los liderazgos.

Porque el asunto no es que no tengamos candidatos unitarios, lo terrible es que no tenemos país. Un país que nos respalde, que nos guarde de los malandros (los que atracan con pistola y los que atracan con planillas impresas con membrete oficial), que ofrezca educación de calidad, que avizore puestos de trabajo para los jóvenes, viviendas para las familias, oportunidades para todos. Un país que respete y valore los talentos. Un país, en fin, donde reposar la frente un instante y descansar de este agobio.

La encomienda entre abril y diciembre no es sólo decantar las candidaturas (por acuerdos, por encuestas, por sentido común y porque ya está bueno), sino esbozar un mensaje que de una vez por todas exprese las aspiraciones del país y se ponga a la altura de la tragedia que estamos padeciendo.

Chávez está llamando a sus seguidores con el exhorto de "hacer frente al enemigo". Muy bien, por fin ese tipo dice alguna verdad: somos el enemigo.

Y como tal nos vamos a plantar. Mirémonos en el espejo de Hillary y de Obama, trabados en estúpida confrontación mientras ese gran país corre al callejón republicano.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog