La SS chavista

Por Venezuela Real - 20 de Abril, 2008, 12:30, Categoría: Militarización/Militarismo

Fernando Ochoa Antich
El Univesal
20 de abril de 2008

Definitivamente, Hugo Chávez está desesperado. No ha logrado superar la derrota del 2 de diciembre. El verdadero objetivo de la  Reforma Constitucional era lograr controlar totalmente el poder antes de que el deterioro del régimen, que cada día se incrementa más como consecuencia de su estruendoso fracaso administrativo, lo condujera a una situación similar a la vivida en abril del 2002, aunque ahora el camino escogido por la oposición es derrotar a Hugo Chávez electoralmente. Sin tomar en cuenta la decisión popular, que rechazó las ideas centrales de la reforma, se ha propuesto imponerla, poco a poco, sin importarle violar la Constitución nacional vigente. Eso ocurre con el decreto presidencial 3560, mediante el cual se establece que el Comando General de la Reserva Nacional dependerá directamente del Presidente de la República.

El artículo 328 constitucional dice claramente que la Fuerza Armada Nacional está constituida por el Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional. En la consabida reforma constitucional se creaba la Milicia Popular Bolivariana como un quinto componente de la Fuerza Armada Nacional. El decreto en cuestión no habla de Milicia Popular Bolivariana, pero al hacer depender el Comando de la Reserva del propio Presidente de la República, en la práctica crea un nuevo componente. Además, con total descaro, Hugo Chávez la llamó públicamente, a través de los medios de comunicación, la Milicia Popular Bolivariana, agregando que la dotaría de armamento muy moderno, incluyendo unidades pesadas de artillería y blindado.

Adolfo Hitler, quien también creía en el sofisma de la unidad del pueblo y la Fuerza Armada, creó dos unidades paramilitares: la S.A. y la S.S. Inicialmente, la S.A., dirigida por Ernst Röhn,  tuvo desde el putsch de Münich, el 9 de noviembre de 1923, un progresivo fortalecimiento de su poder. Este hecho creó celos en Hitler que el 1 de julio de 1934, en lo que la historia conoce como la noche de los cuchillos largos,  utilizó a la S.S., dirigida por Theodor Eicke, para realizar una importante purga en el partido nazi. A partir de ese momento, la S.S., al mando de Heinrich Himmler, se transformó en el brazo armado de Adolfo Hitler. Abusos de todo tipo en contra  de gran parte del pueblo alemán permitió la consolidación del régimen nazista.

Al iniciarse la II Guerra Mundial, la S.S. se transformó progresivamente en el Ejército personal de  Adolfo Hitler, siendo dotado de todo tipo de armamento. Después del fracaso de la operación Barbarroja, el descontento en la sociedad alemana empezó a manifestarse en un movimiento de resistencia que logró penetrar en los cuadros profesionales de las Fuerzas Armadas alemanas (la Wehrmacht). Generales y almirantes de prestigio como L. Beck, K-H von Stuknagel, E. Rommel y W. Canaris iniciaron contactos conspirativos en contra del régimen nazi. Esta conspiración tendrá su momento decisivo el 20 de julio de 1944. El coronel Claus Schenk, conde de Stanffenber, logró colocar una bomba durante una reunión del Alto Mando en el Cuartel General. El destino salvó la vida a Adolfo Hitler y comprometió definitivamente el futuro de Alemania y de su pueblo. La represión en contra de los oficiales y de las unidades comprometidas en el intento de insurrección militar  lo hizo fundamentalmente la S.S.

Estas son tristes verdades que nos enseña la historia. Estoy convencido de que la tal Milicia Popular Bolivariana sólo tiene por objetivo reprimir a la oposición política y enfrentar a la Fuerza Armada Nacional en caso de algún hecho militar que surja como consecuencia a la permanente violación de la Constitución nacional que realiza, sin ningún tipo de escrúpulo, el régimen chavista.  El cuento de la guerra en contra del imperialismo no se lo cree ni el propio Hugo Chávez. Todos sabemos que esa milicia no podrá tener jamás suficiente capacidad militar para resistir una real invasión norteamericana, que sólo podría originarse por la constante provocación a  Estados Unidos que, irresponsablemente, hace todos los días Hugo Chávez. Se repetiría en Venezuela la tragedia que vivió Panamá y que actualmente enfrenta Irak. Lo más triste es que se comprometería, por muchísimos años, el destino de las futuras generaciones de venezolanos.

El único camino posible para evitar esta tragedia es la movilización social. No podemos aceptar que Hugo Chávez se burle de esa manera de nuestro pueblo. Los venezolanos dijimos no a la reforma constitucional. De allí la imposibilidad moral y jurídica que tiene el régimen chavista de imponer medidas que fueron rechazadas durante el referendo aprobatorio de la Reforma Constitucional. Un caso claro de esta permanente violación de la Constitución Nacional vigente surge al crear a troche y moche  la tal Milicia Popular Bolivariana.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog