Bonos soberanos - Después de 2021

Por Venezuela Real - 24 de Abril, 2008, 12:32, Categoría: Economía

El Editorial
El Nacional
24 de abril de 2008

La emisión de bonos de la deuda que está realizando el Gobierno tiene como objetivo regularizar el mercado de divisas, el cual ha tenido un comportamiento errático en los últimos meses. Debido a que no se puede siquiera reconocer públicamente su existencia, resulta difícil ponderar si acaso esta nueva política, a diferencia de las anteriores, logrará su objetivo. Pero lo que sí se puede afirmar con certeza es que la estrategia adoptada no sólo incrementa la deuda pública sino que compromete el futuro del país.

Los títulos, emitidos en dólares, se denominan Bonos Internacionales Soberanos y vencen la mitad en el año 2023 y la otra mitad en 2028. Es decir, después de 2021, que es hasta ahora la fecha de vencimiento del continuismo de Chávez. Para ese entonces nadie sabe si los precios del petróleo estarán en los niveles estratosféricos que mantienen ahora, o si se vivirá un período de vacas flacas. Pero eso no importa. El que venga que arree. Las nuevas generaciones también tendrán que sacrificarse.

Lo cierto es que hoy, con ingresos petroleros fabulosos, se mantiene una moneda muy sobrevaluada que induce a aumentar las importaciones y desincentiva la producción nacional. Como la inflación en Venezuela es superior a la de sus socios comerciales, la sobrevaluación aumenta día a día.

Sin embargo, el Gobierno se niega tanto a devaluar como a suministrar las divisas suficientes para el normal desempeño de la economía, lo que se traduce en desabastecimiento o en la aparición de un mercado innombrable que alimenta la inflación.

Por ello, las autoridades decidieron suministrar dólares a un precio intermedio a través de complicadas operaciones financieras a las cuales tienen acceso sólo ciertos sectores. Aspiran de este modo a solucionar a medias el problema del desabastecimiento y a reducir a medias el del alza de precios.

En esta oportunidad, por ejemplo, se le da a los sectores de alimentos, salud y bienes de capital la preferencia de reservarles las divisas a un precio 50% más elevado que el oficial, pero que no es dual ni paralelo. Lo que indudablemente repercutirá en los precios, pero no tanto como si dejaban las cosas como estaban. El resto se asignará con criterios aun desconocidos que benefician a unos pocos y no a la ciudadanía en general.

Alguien saldrá ganando, pero no tanto como si le asignaran dólares al precio establecido oficialmente. Y el costo para el país pasará casi inadvertido, porque o se diluirá dentro del aumento general de precios o habrá que cargárselo a los venezolanos de 2023 y 2028, que tendrán que abonar unos 3.000 millardos de dólares para pagar la cuenta de las inconsistencias de las actuales políticas económicas.

Pero eso parece no importar, porque después de 2021 el "proceso" se habrá consolidado o habrá fracasado. Lo que sí importa es que bajen los precios y cese la escasez ahora, objetivos que no son fáciles de lograr con simples maniobras financieras.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog