A propósito de Los Simpson

Por Venezuela Real - 25 de Abril, 2008, 13:30, Categoría: Política Nacional

ÓSCAR LUCIEN
El Nacional
25 de abril de 2008

Poco tendría que agregar a las muy pertinentes y lúcidas respuestas que Ibsen Martínez y Pedro León Zapata con sus particulares talentos han ofrecido sobre la censura, prohibición o expediente administrativo que Conatel adelanta contra el canal Televen por la exhibición del programa Los Simpson. Irreverente serie, mordaz crítica de la sociedad consumista e individualista de Norteamérica, del "imperio mesmo", que si a ver vamos, y de haber una mínima consistencia con la cháchara revolucionaria y socialista más bien debería exhibirla uno de los tantos canales de los que se ha apropiado el partido en el gobierno.

Sin embargo, ante la amable insistencia de algunos comunicadores acerca de mi parecer sobre el eventual o presunto acto de censura del Gobierno contra este canal privado, he preferido insistir en tratar de comprender la medida en el marco de lo que tipifico como cerco a la libertad de expresión en Venezuela.

Podría decir, por supuesto, como respuesta puntual, que Conatel está ética, política y jurídicamente descalificado para cualquier acción normativa o coercitiva contra el desempeño de un medio privado en virtud del abusivo, sesgado y propagandista uso que de los medios públicos hace la administración del teniente coronel Chávez.

También podría criticar el sesgo de la medida dado que Conatel, que supuestamente actúa en respuesta a la solicitud de un grupo, no ha tomado nunca iniciativa alguna cuando los reclamos se dirigen a tratar de enmendar el grosero desbalance informativo, la exclusión, el desprestigio, la descalificación y la criminalización de la opinión pública que se opera desde los canales del Gobierno contra quienes no adhieren el credo fundamentalista de la revolución bolivariana (sic).

Finalmente, podría opinar que la medida se corresponde con una concepción anacrónica y mecanicista sobre cómo interactúan las audiencias frente a los mensajes que les ofrece la televisión. Pero repito, la censura, prohibición o cambio de horario de Los Simpson la entiendo en un contexto más global de cerco a la libertad de expresión que he glosado en anteriores oportunidades poniendo de relieve los siguientes aspectos: 1.– La excesiva exposición del teniente coronel Chávez en los medios radioeléctricos del Estado venezolano, en particular, del abuso de la llamada cadena presidencial, que no es otra cosa sino el copamiento totalitario de todo el sistema radioeléctrico, público y privado, para imponernos un pensamiento único. Las cadenas constituyen una palmaria violación de la libertad de expresión y del derecho a la información de los venezolanos.

2.– El marco legal intimidatorio, la consagración de normas jurídicas que tipifican como las leyes de desacato, la reforma del Código Penal, determinados artículos de la Ley de Responsabilidad en Radio y Televisión, las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (sentencia 1013, sentencia 1942).

3.– Los retrasos administrativos y burocráticos, la discrecional permisología para el otorgamiento de autorizaciones para la colocación de antenas y ampliación de la cobertura de estaciones de radio y de televisión por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).

4.– El cierre de Radio Caracas Televisión en mayo de 2007 es la expresión más radical del cerco a la libertad de expresión y al derecho a la información en nuestro país.

5.– El permanente acoso del Seniat, que denuncian directores y propietarios de medios que mantienen una posición editorial crítica al Gobierno.

6.– La discrecionalidad en la colocación de la pauta publicitaria oficial, tanto de la administración central, como descentralizada, regional y local.

7.– La negativa o los obstáculos para acceder a las fuentes informativas de entidades del Gobierno.

8.– La concentración de medios de comunicación del Estado para uso exclusivo del Gobierno y para el culto a la personalidad del Presidente.

9.– Si bien han ido disminuyendo, no debemos olvidar los atentados contra las instalaciones físicas y las agresiones directas a los periodistas, que además de constituir amenazas latentes, se agravan en virtud de la displicencia con la que los organismos policiales y judiciales abordan el asunto.

10.– Finalmente, el desamparo institucional ante las medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para la protección de medios y de comunicadores.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog