ELÍAS JAUA: "El central ha sido intervenido por factores políticos y sindicaleros"

Por Venezuela Real - 27 de Abril, 2008, 16:13, Categoría: Economía

KATIUSKA HERNÁNDEZ
El Nacional
27 de abril de 2008

El ministro de Agricultura y Tierras asegura que, entre diciembre de 2008 y enero 2009, el Complejo Agroindustrial Azucarero Ezequiel Zamora procesará su primera zafra de caña. Garantiza el abastecimiento de azúcar y dice que la intervención de tierras no afectará el cultivo

El Gobierno sostiene que en Venezuela no hay escasez de azúcar, sino problemas para procesar la caña cultivada. El ministro de Agricultura y Tierras, Elías Jaua, critica la privatización de los centrales azucareros adelantada en los años noventa y asegura que los empresarios no han realizado las inversiones necesarias para ampliar la capacidad de molienda. Denuncia, además, que factores políticos y sindicales han impedido que el Complejo Agroindustrial Azucarero Ezequiel Zamora (Caaez), aún no haya arrancado.

–¿Por qué el Caaez no comenzó a procesar caña este año, como se tenía previsto?
–Dentro del cronograma del proyecto está previsto que el central arranque a finales de 2008. Este mes comenzaron las primeras pruebas de los equipos de molienda, distintos equipos industriales se irán incorporando antes de septiembre y en noviembre comenzará la primera prueba de procesamiento de caña. Esperamos que entre diciembre y enero se active la mayor parte de la capacidad del central, para procesar la zafra 2008-2009.

–¿Por qué se ha retrasado el proyecto?
–Lamentablemente, el Caaez ha sido intervenido por factores políticos y sindicaleros.

–¿A qué se refiere con eso?
–Como todos sabemos, el proyecto fue afectado a principios de su construcción por un lamentable hecho de corrupción. Después se desarrolló un conjunto de auditorías, lo que implicó un nuevo retraso. Así que el central comenzó su construcción formal, de infraestructura física e industrial, en octubre de 2006. Desde ese momento, muchos factores políticos oposicionistas han intentado generar enfrentamientos entre los trabajadores, conflictos con el entorno social del central, que en algún momento provocaron la paralización de las obras. Contra eso hemos actuado sin represión y llamando al diálogo. Hoy en día, hemos minimizado estos factores que, de manera sistemática, intentaron boicotear las obras.

–¿Hubo algún proble ma con las importaciones de las piezas para la obra? –El componente de procesamiento industrial fue adquirido al consorcio Sinisa-Interunion de Brasil. Con ellos se ha desarrollado una relación comercial fluida, algunas veces interrumpida por trámites burocráticos y problemas en las líneas de financiamiento entre bancos venezolanos y brasileños. Pero estas dificultades no han sido determinantes en el desarrollo de la obra.

–¿A cuánto asciende la inversión?
–En total, entre la infraestructura del Caaez, las políticas de siembra, la vialidad agrícola, la recuperación del sistema de riego de Sabaneta y la compra de equipos de mecanización, se han invertido cerca de 800 millardos de bolívares (800 millones de bolívares fuertes).

–¿Qué ha pasado con la caña de azúcar sembrada en Barinas, que no se ha podido procesar en el Caaez?
–Desde 2006, el Estado asumió una política de indemnizaciones a los agricultores de Sabaneta que no han podido arrimar su caña a los estados vecinos, ante la imposibilidad de terminar el central en los tiempos previstos. No es una exoneración de las deudas, sino una indemnización por la caña diferida.

–¿Cómo está el abastecimiento de caña de azúcar en el país?
–En los últimos años se ha producido un incremento de las hectáreas sembradas de caña de azúcar. En 1997 eran 104.214 hectáreas, en 2007, llegamos a más de 130.000. La producción nacional de caña de azúcar subió de 6,4 millones de toneladas en 1997 a 9,8 millones de toneladas en 2007. La producción nacional puede satisfacer hoy 73% del consumo de azúcar refinada del mercado interno y sólo importamos el restante 27%. En los años ochenta importábamos 60% del azúcar que consumíamos.

–Si la caña de azúcar es un rubro estratégico, ¿por qué se intervienen tierras sembradas, como las del Valle del Turbio en Lara?
–En esa zona hemos dictado una medida cautelar, porque necesitamos usar esas tierras, que son de alta calidad, para incrementar la producción en rubros como cereales y hortalizas. Sólo 300 hectáreas de las 2.400 rescatadas tienen cultivos de caña vigente. Toda esa caña será respetada y nunca ha estado prohibido que continúen con la zafra. Por eso desmiento a los directivos de Fesoca, que dijeron que la toma de esas fincas generaría una caída de 10% en la producción.

En Venezuela, el problema del azúcar radica en la insuficiente infraestructura instalada para procesar la caña.

–¿Por qué Venezuela históricamente ha tenido que importar azúcar, si hay tanta tierra disponible para cultivar?
 –Venezuela no fue siempre un importador de azúcar. Hay un momento específico de la caída de la producción nacional, en la década de los años noventa, cuando se ejecuta un plan de privatizaciones de los centrales azucareros que estaban en manos del Estado. Salvo honrosas excepciones, los nuevos dueños no invirtieron para ampliar la capacidad de producción ni para mantener la maquinaria, lo que provocó que buena parte de ellos se convirtieran en unas verdaderas chatarras. Eso generó una brusca caída de la producción, que pasó de 8 millones de toneladas de caña en 1989 a sólo 6 millones de toneladas en 1997. Sin embargo, con la revolución bolivariana se ha incrementado en casi 30% la superficie de hectáreas sembradas de caña de azúcar.


–¿Cuál es la meta de producción para 2008?
–Esperamos llegar a 9,3 millones de toneladas de caña, con lo que se produciría casi 1 millón de toneladas de azúcar.

Además, hemos planificado un contingente de importaciones para el invierno, cuando no hay zafra y los centrales pueden procesar azúcar crudo.

Estamos hablando de unas 300.000 toneladas de azúcar crudo que se distribuirán en algunas centrales, además de un contingente de reserva de otras 200.000 toneladas adicionales, que sólo se importarán si es necesario.

–¿Sigue en pie el proyecto de Petróleos de Venezuela para producir etanol a partir de la caña de azúcar?
–El proyecto de producción de etanol que tiene Pdvsa no es una estrategia de sustitución de combustibles fósiles.

Es una política ecológica para sustituir el plomo de la gasolina, com parte de los convenios internacionales que ha firmado Venezuela, especialmente el Acuerdo de Kyoto.

Los complejos refinadores de etanol que construye Pdvsa van a tener su propio plan de siembra, destinado a nutrir de materia prima estos centrales. El plan de siembra para la producción de azúcar es competencia exclusiva del Ministerio de Agricultura y Tierras y no tiene nada que ver con eso.

Nosotros lo desarrollamos en colaboración con el sector privado.
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog