¿Policía Nacional o Seguridad Nacional?

Por Venezuela Real - 28 de Abril, 2008, 20:56, Categoría: Seguridad/Inseguridad

Marianella Durán
TalCual
28 de abril de 2008

Cuando se reglamente la nueva Ley, será el momento de ver el colmillo al lobo. Continúa siendo un misterio a cuál policía compete un hecho y cómo graduarán su ímpetu los funcionarios en medio de un set de conflicto ¿político?

Aunque no sea lo único por tratar en la crisis de inseguridad que rebasa los cuatro puntos cardinales, la policía sigue siendo un asunto de atención vertebral en Venezuela.

La nueva Ley de Policía Nacional parece rememorar aspectos de los tiempos de la dictadura militar. Odalys Caldera, comisaria jefe jubilada del Cicpc y abogada, miembro de la directiva de Alianza para una Venezuela sin Drogas, evita el matiz político que pueda abrigar tal aseveración, pero artículo por artículo, desgaja el instrumento y se pregunta: ¿Policía Nacional o Seguridad Nacional? ¿De qué estamos hablando? "En el artículo 70, numeral 1, se habla del uso de la fuerza: El nivel del uso de la fuerza a aplicar, está determinado por la conducta de la persona y no por la predisposición de la funcionaria o el funcionario. El uso diferenciado de la fuerza implica que entre la intimidación psíquica y la fuerza potencialmente mortal, el funcionario o la funcionaria graduará su utilización considerando la progresión desde la resistencia pasiva hasta la agresión que amenace la vida, por parte de la persona. Más adelante dice que no debe haber daño físico innecesario, es decir, que si es necesario el daño físico, ¿se va a justificar por cualquier razón?".

Es larga la lista de denuncias de desapariciones forzosas en manos de las organizaciones no gubernamentales y también los registros de supuestos "enfrentamientos" en los que pierden la vida ciudadanos, que con prontuario o no, dejan de recibir su debido proceso.

El Centro para la Paz de la UCV menciona dentro del Informe de Provea de 2007, que de 1990 a 2006, hubo 1.125 resistencias a la autoridad que dieron lugar a homicidios, y 4.109 averiguaciones abiertas por muertes, relacionadas con la administración de la fuerza policial.

La propia Comisión Nacional para la Reforma Policial (Conarepol) suscribe que desde 1997 a 2005 hubo 1.349 casos denunciados por violación del derecho a la vida, y 1.065 ejecuciones. "Hay muchas muertes que justifican, pero que no se justifican. ¿De qué manera van a graduar la fuerza física los policías? Tenemos denuncias donde los testigos dicen que la persona se arrodilló, pidió perdón, y después fue presentado el caso como un enfrentamiento".

La Ley debe ser reglamentada, ya lo han dicho sus autores; no obstante, "¿cómo van a manejar esas prácticas psicológicas para obtener información, cuando la tortura está prohibida por la Constitución y las declaraciones de Derechos Humanos suscritas por Venezuela?".

Resulta inexplicable para la comisaria Caldera que puedan intervenir una policía sin la notificación del Ministerio Público, o que el director de una policía sea removido de su cargo no sólo por el Alcalde y el Gobernador, sino por el propio ministro.

LA PAPA CALIENTE

En el capítulo VI (artículos del 50 al 54), sobre los niveles y criterios de actuación de la Policía Nacional, no hay nada nuevo para Caldera en cuanto a la territorialidad, pero las definiciones de especificidad, intensidad y complejidad, en el momento de tomar una decisión respecto a quién compete la atención del evento que se presenta, "figuran como elementos precisados por expertos de escritorio que desconocen el movimiento en la calle".

El criterio de especificidad se refiere a la experticia de la modalidad delictual para la investigación.

Puede comenzar como un tema de poca importancia y luego aumentar la intensidad. "Yo me pregunto: si se trata de unas lesiones leves, sin que lo haya evaluado el forense, y resulta un homicidio con causal porque la víctima era un hemofílico y murió, ¿a quién le corresponde? ¿A qué cuerpo? Quiere decir que un hurto de accesorios es para las policías municipales, y un hurto de 40 millones de bolívares lo toma la policía regional, y ¿la Nacional tomará el hurto de más de un millardo de bolívares? En el año 2001, cuando era director Miguel Dao  Dao del hoy Cicpc, se hizo el planteamiento de que las municipales podían trabajar ciertos casos de menor importancia, pero llegamos a la conclusión de cuál era el criterio para determinar lo que era de menor importancia".

LA INDUSTRIA DEL PRESO

Centralizada, como se aspira que marchen muchas cosas en el país, a la Policía Nacional le serán transferidas competencias y equipos de acuerdo con lo establecido en las Disposiciones Transitorias: "Séptima: los grupos o unidades tácticas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip), y de los demás cuerpos de policía continuarán operando, hasta tanto el Cuerpo de Policía Nacional conforme sus propias unidades; octava: el proceso de transferencia al Cuerpo de Policía Nacional del material tecnológico, parque de armas de los grupos o unidades tácticas de los cuerpos a que se refiere la disposición transitoria séptima, se realizará al entrar en funcionamiento el Cuerpo de Policía Nacional".

Pese a que las palabras del ministro Ramón Rodríguez Chacín intentan evitar desacomodos, "¿qué te está diciendo lo que acaban de aprobar? ¿Cómo pretendes formar una policía nacional que lleve (artículo 39) la materia aduanera, penitenciaria, antidrogas, anticorrupción, antisecuestro y extorsión, restándoselas al Cicpc y a la Guardia Nacional (GN), si desde el Ministerio de Interior y Justicia (MIJ) no han podido con ninguna de esas materias?".

Nada más con el problema carcelario, el MIJ tendría para invertir los recursos asignados a la creación de la Policía Nacional. Acaba de finalizar una huelga de los presos de más de 12 penitenciarías, donde funciona, según Odalys Caldera, la industria del preso. "Cuando una entra a las cárceles no se sabe quién es el personal de custodia y quién el presidiario. Allí es explotado el interno y es explotada su familia".

FUNCIONARIOS DE SEGUNDA

La comisaria rescata de la Ley que haya mención hacia mejorar la calidad de vida de los funcionarios.

Sin embargo, aún cree que la policía preserva su estatus de Cenicienta ante la sociedad venezolana. "En los tiempos de José Ramón Lazo Ricardo, cuando fue director de la antigua PTJ, se creó una política de vivienda y, se hicieron programas a través de Inavi para que los funcionarios compraran sus casas. Se otorgaron becas universitarias para los policías, becas para sus hijos. Se dejó iniciado el Plan España para la adquisición de patrullas, se les hizo mantenimiento a los equipos. Hoy no hay patrullas, no hay cómo hacerles mantenimiento. Unos equipos de avanzada para la morgue, se quedaron varados detrás de la Subdelegación de Vargas y se estaban dañando en los containers. ¿Por qué no se ha mejorado lo existente?" . La comisaria agrega que el írrito sueldo de los funcionarios y la ausencia de material adecuado para realizar sus labores cotidianas afectan el trabajo de los funcionarios. "Tienen que salir corriendo a comprar una resma de papel para tomar declaraciones. Los agraviados hasta aportan la tinta para las impresoras".

Línea final: "La visión que le veo a esta Ley es como la de la Seguridad Nacional. Hasta se dice que un militar retirado va a comandarla, y la verdad es que zapatero a su zapato. Los policías deben ser dirigidos por policías, más aún porque se trata de un supuesto ente de carácter civil".

PERDIMOS LAS POLICÍAS PREVENTIVAS

"Tenemos policías municipales, estadales, y la extinta Policía Metropolitana (PM), que fueron creadas como policías preventivas, no investigativas, y llegó 1999 y entró en vigencia un híbrido: el Código Orgánico Procesal Penal (COPP), dándoles competencias para la investigación a quienes no estaban preparadas para investigar.

Entonces qué sucedió, desnaturalizaron la razón de ser de esas policías, pasaron de ser preventivas a investigativas sin tener el conocimiento ni la preparación. ¿Quiénes conocían del sitio del suceso? Ninguna. O de criminalística, el Cicpc.

Nosotros le dábamos cursos a la PM para proteger las evidencias en el lugar del hecho. ¿Qué pasa ahora? No tenemos policías solamente preventivas".

Odalys Caldera reflexiona sobre por qué no se retomó que éstas siguieran en su labor en lugar de formar ahora policías comunales dentro de la Policía Nacional. "Yo que fui formada en una policía netamente represiva, estoy convencida de que la mejor represión es la prevención, pero se crean nuevas cosas cuando haría falta reforzar y redimensionar lo existente".





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog