Aclarar algunos conceptos

Por Venezuela Real - 30 de Abril, 2008, 14:35, Categoría: Política Nacional

HEINZ R. SONNTAG
El Nacional
30 de abril de 2008

Las discusiones y polémicas sobre los asuntos sociopolíticos en particular y sociales en general, padecen a menudo de claridad conceptual, indispensable si se quiere mantenerlas en un plano que permita que los que participan de ellas por lo menos entiendan lo que "el otro" dice.

Para un debate sobre el futuro de nuestra sociedad, tanto en lo inmediato como hacia un horizonte más lejano, dicha claridad es igualmente urgente, so peligro de caer en una jerga entendible solamente por los "iniciados", y excluyente para "los demás" (como lo fue el "marxismo-leninismo" estalinista o maoísta del siglo pasado).

Una de las conf usiones más frecuentes es aquella entre "Estado" y "gobierno".

El Estado somos todos los ciudadanos, esto es: todos los miembros de una sociedad en tanto que seres políticos. Es más: en el Estado nos reconocemos como tales, más allá o más acá de las diferencias de intereses, opiniones y posiciones que existan entre los distintos sectores, clases, grupos, segmentos y hasta individuos.

Por lo tanto, el Estado es el resultado de la evolución sociohistórica del conjunto de seres humanos que convivimos en un territorio delimitado, compartimos, aun con contradicciones no antagónicas, un conjunto de valores, tenemos un sistema de signos y significados que nos hace entendernos (el cual puede ser y frecuentemente es más que un idioma) y nos sabemos, incluidos nuestros antepasados, coparticipes de esa evolución. Como producto histórico, el Estado está sujeto a los cambios que los miembros de la sociedad introducimos en la misma sobre la marcha de su desenvolvimiento. Esto es: pasa por diferentes formas en el curso del mismo. En tiempos de anomia social generalizada el Estado suele caer en la condición de anarquía, hasta que se llegue a un nuevo pacto político (tácito o negociado) que ponga fin a la anomia y por tanto a la anarquía, y esté casi siempre codificado en una constitución.

El gobierno es el ente encargado de administrar el bien común de los miembros de una sociedad. Como tal, no es idéntico al Estado, aunque pueda representarlo cuando éste reviste una forma democrática. El gobierno es por definición no representativo de todos los miembros de la sociedad, por más que la ideología que inspire a los gobernantes lo pretenda. Por regla general, es uno de los poderes del Estado, el Ejecutivo, y, como tal, está sometido al Legislativo y al Judicial. Esto es: el gobierno está sometido al control de los ciudadanos, sea vía representación de los mismos o en la forma de democracia directa, y sujeto a la constitución y a las leyes que dicta el Poder Legislativo, así como al control que ejercen, separadamente, este último y el Judicial. Solamente cuando el gobierno "se autonomiza" y monopoliza el poder del Estado, o sea, elimina las autonomías de los poderes Legislativo y Judicial, deja de ser legítimo, aunque su origen pueda serlo por haber sido elegido por los ciudadanos o instalado por otro tipo de consenso o mayoría de los miembros de la sociedad respectiva. En el extremo, este tipo de gobierno se torna autocrático y hasta totalitario, en el sentido de que incorpora a sus funciones de administración del bien común además el control político (autocracia) o éste y el control social total (totalitarismo).

Por ahora, y en este contexto, otro concepto amerita nuestra atención prioritaria: la soberanía. Pero ella merece una consideración aparte, para una futura reflexión.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog