Empleo improductivo

Por Venezuela Real - 30 de Abril, 2008, 12:06, Categoría: Economía

Ramón Sahmkow
TalCual
30 de abril de 2008

El Estado, regordete de empleados, no ha redundado en mejores niveles de producción

La caída en el índice de desempleo en los últimos cuatro años ha recaído principalmente en los esfuerzos de la maquinaria estatal que ha incorporado más del doble de trabajadores que su par privado. Para los industriales, ello no ha evitado que los niveles de producción se mantengan estancados.

Desde 2004, mientras las empresas privadas abrieron 188 mil nuevos empleos –especialmente en la industria manufacturera–, el sector público se amplió en casi medio millón de personas.

En su engorde burocrático, el Estado absorbió la mano de obra de las empresas petroleras que trabajan en la Faja, la Cantv y la EDC, metió mano en las misiones, y a la vez abultó la nómina de Pdvsa y los ministerios.

En cuatro años, el desempleo bajó de 16% a 7,5%, según cifras del INE publicadas por Conindustria. La nómina del sector público acumula 1,9 millones de personas, mientras el privado 9,5 millones. De éstos, 1,4 millones trabajan en el sector industrial.

"El sector público crece más que el privado en empleo, pero no suficiente para atender la producción", dijo Eduardo Gómez Sigala, presidente de Conindustria.

La calidad del empleo también es un factor. El sector industrial sostiene que a pesar de los altos sueldos de los trabajadores públicos, su situación es menos estable comparado con pares del sector privado. "Los aumentos son más altos, pero la escala en promedio es más baja y en su mayoría son contratados", dijo Ismael Pérez Vigil, lo que les exime de beneficios laborales.

De acuerdo con cifras oficiales divulgadas por Conindustria, en el primer trimestre de 2004, la oferta de bienes y servicios en la economía creció 35%, diez puntos por encima de la demanda que subió 27%, pero cuatro años después la situación se invirtió. En el primer trimestre de 2007, la demanda creció 22%, mientras la oferta sólo 8%.

El crecimiento de la producción manufacturera privada ca! yó de 6, 5% a 2,5% entre 2007 y 2008, y específicamente en alimentos bajó doce puntos de 18,1% a 6,2%. La restricción de divisas preferenciales, la limitación de acceso al crédito y la aplicación del ITF (que incrementa los costos entre 4% y 7%) son los causantes más nombrados de la desaceleración.

Ese crecimiento, dijo Gómez, ha sido insuficiente para acabar con la desocupación y generar empleo productivo. Para revertir la tendencia se requiere generar nuevas empresas que puedan generar más empleos y mejores remuneraciones, dijo. Sin embargo, desde 1998 el número de empresas cayó 35%, mientras se han creado más de 3 mil sindicatos en los últimos cuatro años, lo que ha enturbiado las negociaciones patrono-sindicales.

"No hay estrategia de producir más. Su plan (del gobierno) es ampliar la infraestructura de los puertos. La estrategia del país es petróleo e importaciones", dijo Gómez. Desde 2004, el crecimiento de las compras en el exterior ha superado 30% cada trimestre, y sólo 10% la manufactura.

AUMENTO CON EFECTOS

Ante la expectativa de un nuevo incremento salarial, aun por decretar por el Ejecutivo –el Presidente lo mantuvo en celo durante un gabinete televisado ayer–, los industriales insisten en el "tripartismo" como una vía de diálogo, en contraposición con el decreto presidencial. Gómez agregó que la fijación de los sueldos y salarios se debe ajustar a las demandas específicas de los distintos sectores productivos y a una planificación macroeconómica para evitar distorsiones.

El aumento laboral –que se espera entre 20% y 30%– afectaría principalmente los costos de las pequeñas y medianas empresas, y de las industrias con productos controlados, dijo Gómez. El incremento en los costos de los productos, y fallas en el abastecimiento de los rubros controlados podrían ser la consecuencia.

El incremento de precios es algo que igualmente esperan en C! onindust ria, luego de la emisión de bonos por 2.000 millones de dólares destinada al sector empresarial. Gómez se preguntaba si los papeles, que permitieron el acceso a dólares a 2,8 bolívares fuertes para la importación de insumos para la manufactura nacional, "efectivamente van a resultar una devaluación implícita".

También temen que las empresas que adquirieron la divisa en el nuevo valor, no puedan posteriormente acceder a la tarifa de 2,15 bolívares fuertes por Cadivi.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog