Sin conciencia clara - Gobierno y sindicatos

Por Venezuela Real - 1 de Mayo, 2008, 11:21, Categoría: Dimensión Social

El Editorial
El Nacional
01 de mayo de 2008

Venezuela llega nuevamente a un primero de mayo, Día del Trabajador, sin conciencia clara de lo que significa, quizás, la clase obrera para la revolución bolivariana, y sin poder apreciar si su papel es protagónico o no, en el proceso de cambios sociales, políticos y económicos que dice impulsar el Gobierno. Pero si de alguna cuestión se puede hablar hoy con total seguridad es del menosprecio que, en los últimos diez años, se ha mostrado desde las esferas del poder hacia las principales organizaciones sindicales que representan a los trabajadores del país. En verdad, en todo este tiempo nada se ha hecho para intentar robustecerlas y fortalecerlas, o darle al menos una nueva configuración que las proyecte hacia el futuro.

Por lo contrario, desde el Gobierno se ha incidido en el movimiento laboral no sólo para dividirlo y penetrarlo, sino para hacerlo dócil a las intenciones personalistas y autoritarias del presidente Chávez y su proceso. Nunca antes se había contemplado un panorama tan desolador en las centrales sindicales, algunas de ellas pugnando por retomar la dignidad de estas organizaciones obreras, cuyos objetivos generales de lucha siguen tan vigentes como en el siglo pasado.

Desde la llegada de los bolivarianos al poder, se ha adoptado una política dirigida a desmantelar los sindicatos, arrebatándoles sus banderas, dividiéndolas desde adentro y desde afuera, en una labor de zapa destinada a debitarlas como medio de lucha y de obtención de mejoras y reivindicaciones para sus afiliados.

Se canalizan ingentes recursos del tesoro público para obstaculizar la realización de elecciones sindicales e intentar, posteriormente, el desconocimiento de esa dirigencia. Paralelamente, se lanza una ofensiva para tomar el control de las directivas de esos sindicatos y, luego, cuando ello al fin se logra, se da el próximo paso: reagruparlos en una sola central chavista que obedezca no a los obreros sino a los propósitos fantasiosos del socialismo del siglo XXI.

Por fortuna, la mayoría de los gremios sindicales del país han resistido la ofensiva oficialista, aunque han salido de estas luchas profundamente debilitados y pesimistas, que es en cierta forma uno de los objetivos que los bolivarianos pretendían desde el comienzo. No obstante, el haber aguantado valientemente una década de ofensas e insultos desde Miraflores, de asaltos a sus locales de reunión y persecución de sus líderes, constituye hoy, quiérase o no, un significativo triunfo para el movimiento obrero independiente, el cual está resurgiendo paso a paso no sólo como fuerza trabajadora sino como nueva expresión democrática.

Para que estas dos cosas finalmente se concreten resulta necesario emprender una renovación profunda de estas organizaciones, que deben adecuarse a los nuevos tiempos mediante la discusión interna y el diseño de novedosas estructuras y programas. Sólo así podrán adecuarse y prepararse para asumir los inmensos retos que se nos presentarán en la Venezuela del poschavismo.

 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog