Haiman El Troudi: Bonos para trabajadores se emitirán en el corto plazo

Por Venezuela Real - 4 de Mayo, 2008, 16:47, Categoría: Economía

SUHELIS TEJERO PUNTES
EL UNIVERSAL
04 de mayo de 2008

El Troudi no descarta la compra de 500 mil electrodomésticos y enseres para los empleados públicos
"El impacto inflacionario (del ajuste salarial) puede estar en un rango que se mueve en torno al 2,2%".

Por semanas no separó su vista de los cálculos de costos e implicaciones inflacionarias derivados del aumento salarial de 30% que se anunció hace pocos días. Ya con la prueba superada, ahora al ministro de Planificación y Desarrollo, Haiman El Troudi, le toca centrar sus esfuerzos en el mandato que le dio el presidente Hugo Chávez esta semana: definir un mecanismo para que los trabajadores ahorren.

El titular de ese despacho asegura que las opciones son variadas y que todas son factibles, aunque la atención ahora está en una posible emisión de deuda para que los trabajadores inviertan en bonos del Estado.

No obstante, El Troudi está seguro de que la colocación se podrá concretar a corto plazo. "Yo creo que sí da tiempo hacerla este año", aseguró.

La idea ahora comenzará a cobrar forma en la mente del titular de Planificación y Desarrollo y también en la de Rafael Isea, ministro de Finanzas. Apenas están en la etapa de definición, incluso ni siquiera se ha precisado el mecanismo, si será denominado en dólares y pagadero en bolívares, aunque aseguró que esta posibilidad también es analizada.

Lo que está más que claro es que la emisión de deuda será bastante menor a la de 4.000 millones de dólares que el Ejecutivo concretó recientemente.

-¿Cómo hará el Gobierno para evitar distorsiones, como sucedió en el pasado con los Vebonos?
-Mirando los antecedentes y las experiencias de las últimas emisiones, estamos analizando el mejor diseño que, sobre todo, favorezca a los trabajadores, es decir, que no agarre después un agente económico esos títulos, cuando el sentido es que los preserve el trabajador, que se convierta en un esquema de ahorro.

-¿Se ha determinado el monto de la emisión?
-Son cosas que estamos evaluando. No sería muy elevada.

-Por Ley de Endeudamiento quedan disponibles unos $3.000 millones...
-Pero jamás incluiríamos todo para los trabajadores, porque difícilmente pueden adquirir esos montos. Estamos tratando de establecer ideas de que sea deducible del sistema de remuneraciones, que se le vaya descontando al trabajador del salario para que sea un ahorro programado que no impacte de una vez, sino que progresivamente las personas tengan oportunidad de destinar parte de esa cuota adicional de ingresos al ahorro. Eso es en lo que estamos pensando.

-¿Se analiza la creación de un fondo de ahorro?
-Eso podría ser, estamos evaluándolo, pero siempre el espíritu es que impacte lo menos posible en un desembolso de los trabajadores y que esos recursos no vayan a parar a manos de un tercero.

-¿Será voluntario o se deducirá del salario del trabajador obligatoriamente?
-Ahorra el que quiere. Este es uno de los mecanismos, estamos pensando en otros. A través de Veniran, por ejemplo, tenemos una programación como meta para este año de 10.000 unidades, pudiéramos pensar en un buen porcentaje destinado a los trabajadores con pago contra nómina. También estamos construyendo una planta de electrodomésticos, en el marco del convenio con China. Pudiéramos comprar 500.000 unidades de cocinas, neveras y lavadoras para ser dirigidas a los trabajadores de la administración pública, como una forma de estímulo al ahorro.

El consumo que se emplea en el mejoramiento de las condiciones de vida es un consumo que se destina al ahorro. Esto, además hace un contrapeso a la dinámica de especulación que se presenta con este tipo de productos y son parte de las políticas que desde el Ejecutivo estamos pensando para estimular el ahorro.

Sintonía mundial

-¿El ajuste reciente de las tasas de interés es suficiente para crear ese panorama de estímulo al ahorro?
-Con el último ajuste, el Banco Central puso su grano de arena para estimular el ahorro, y en lo que va de año hemos tenido casi 500.000 nuevos ahorristas. Claro, esa es una dinámica que hemos tenido en los últimos años. En 2005 eran 12 millones, en 2008 estamos en 20 millones de ahorristas y 95% de ese número tiene cuentas menores a 5.000 bolívares fuertes.

Ese es un indicador contundente que muestra lo que hemos venido diciendo, que ha mejorado el poder adquisitivo del venezolano, al punto tal que ahora la gente destina parte de esa mejoría al ahorro.

-¿No hay temor en el Gobierno de que el ajuste salarial ponga en riesgo las medidas antiinflacionarias?
-La política salarial este año la estamos acompañando de una política de estimulo al ahorro. El llamamiento que hacemos a los trabajadores es para que tratemos de dimensionar lo que está ocurriendo. En el mundo hay una situación de recesión. Venezuela está afortunadamente acorazada, no nos va a impactar tan fuerte. Obviamente, en términos de la inflación importada, nos vemos tocados de forma directa. La inflación debe ser contextualizada en el panorama mundial.

El primer elemento favorable es la posibilidad de que nosotros orientemos un consumo necesario y ahora sí lo podemos hacer. Como quiera que sabemos que la gente está comiendo tres veces al día, que el desempleo está bajando, que las políticas sociales están beneficiando a mayor número de personas, entonces ahora sí están dadas las condiciones objetivas para establecer una política salarial como punto de inflexión. Un 30% es un aumento que concertamos, el mejor punto de equilibrio. La inflación aun cuando mayor a 19,5%, nunca va a ser de 30%.

-Cuál es el impacto puntual que tiene un ajuste salarial de 30% en la inflación?
-Nosotros miramos un rango. Claro, habrá que ver si las gobernaciones y alcaldías también se van por el camino de ajuste salarial y ver cómo se mueven las contrataciones y ajustes en el sector privado. El impacto puede estar en un rango que se mueve en torno al 2,2%, pero lo habíamos estimado en las previsiones que teníamos.

Inclusive ha podido ser un incremento fraccionado, pero el impacto inflacionario iba a ser el mismo, por el componente de la especulación.
Meta sin cambios

-Pero la economía recibirá una masa enorme de dinero...
-Allí habrá un circulante, pero no será de una sola vez. Desagrégalo a través de todos los meses. 5.500 millones de bolívares fuertes, que es el costo, a razón de ocho meses no es algo que impacte contundentemente.

-¿No suena contradictorio que luego de absorber más de 8.000 millones de bolívares con la última emisión de deuda, ahora se inyecte una suma tan alta de dinero?
-Es que los niveles de liquidez se monitorean regularmente en el Banco Central y están en un punto satisfactorio. No es contradictorio por cuanto hemos estado muy atentos y, hasta ahora, no ha habido ninguna situación de alarma.

Si hubiera problemas de liquidez, nos hubiéramos quedado con los bonos que recientemente emitimos en la mano. Es falso que existan problemas de liquidez.

-La meta inflacionaria entonces no se modifica con el aumento...
-No cambia, la previsión sigue en torno a 19,5%.

-Puede, incluso, terminar el año por encima de ese porcentaje?
-Hay un comportamiento, hemos tenido oscilaciones en años anteriores, hasta de 27,2% y otras más bajas de 21% (... ) No hay manera de que la inflación se vaya a comer el aumento salarial y por eso hemos visto que existe la oportunidad hasta de estimular el ahorro.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog