Petróleo y alimentos

Por Venezuela Real - 4 de Mayo, 2008, 16:29, Categoría: Economía

D. F. Maza Zavala
Ultimas Noticias
04 de mayo de 2008

La situación de Venezuela de país monoexportador -petróleo y sus derivados- se ha acentuado los últimos años, en la medida de que los precios del petróleo determinan un elevado ingreso de divisas. Otras exportaciones las metalúrgicas, las agrícolas, las manufacturerassufren una cierta contracción en razón de dificultades de todo orden.

La casi absoluta especialización en algunos productos satisface la condición clásica de la división internacional del trabajo; pero no resuelve el problema del empleo óptimo de los recursos naturales, económicos, financieros y humanos de que pueda disponer un país, para el necesario equilibrio económico. En el presente caso, la situación se agrava por la circunstancia de que la producción de alimentos sufre una declinación considerable y hay que recurrir al mercado internacional para la satisfacción de la demanda de una población creciente y, hasta cierto punto, con ingresos disponibles para el gasto.

Estamos, por tanto, en una coyuntura de tener que intercambiar petróleo por alimentos. En este sentido se han celebrado varios convenios con países latinoamericanos y asiáticos que necesitan petróleo y pueden exportar alimentos. Sin embargo, la escasez mundial de estos productos, por diversas causas conocidas, está modificando el mercado en dos sentidos: el alza pronunciada de los precios y la providencia proteccionista de los exportadores de alimentos, que, como es natural, atienden primero a las necesidades de su población y si quedan excedentes los exportan. En estas circunstancias la seguridad alimentaria –elemento básico de soberaníaqueda comprometida y bajo riesgo.

Alguna vez un presidente de Estados Unidos ante una decisión restriccionista de la Opep, declaró: "en una confrontación ellos tienen petróleo, pero nosotros tenemos alimentos, a ver quien cede primero". La paradoja es que para producir alimentos se necesita petróleo (fertilizantes, insecticida, fungicida, combustible de máquinas) ahora más caro y, por tanto, alimentos más caros. Es un círculo de retroalimentación.

La solidaridad latinoamericana debe tener efectos prácticos; Venezuela contribuye con petróleo pagadero a largo plazo, casi sin intereses y, a veces, gratuito; pero los beneficiarios deben compensarla suministrándole alimentos en lo posible. Sin embargo, como reza el principio socialista, "de cada uno según su capacidad...", Brasil, Argentina, Uruguay, Colombia, Ecuador tienen cierta capacidad; pero otros (Cuba, Nicaragua, Bolivia) no la tienen tanto. Otros están lejos (China, La India, Irán) lo que hace más difícil y costoso el suministro. En el caso de América Latina podría estudiarse la posibilidad de crear una Bolsa Alimentaria multilateral, en la cual se negociarían en condiciones favorables los excedentes, sin necesidad de una movilización física inmediata y aún con una ventana al futuro de las cosechas. Estimo que este mecanismo sería más conveniente que los convenios bilaterales.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog