Operaciones con bonos basura llegan a $ 6 millardos

Por Venezuela Real - 7 de Mayo, 2008, 14:24, Categoría: Economía

BLANCA VERA AZAF
El Nacional
07 de mayo de 2008

Notas Estructuradas - Los bancos recibirán otros 500 millones de dólares
Un fondo pensado para financiar obras de infraestructura se convirtió en negocio para pocos

En el Fondo de Desarrollo Nacional quedan aún 800 millones de dólares en notas estructuradas (combo de bonos ecuatorianos, brasileños, argentinos y venezolanos). La cifra luce irrisoria si se la compara con los 6 millardos de dólares que llegó a tener, después de que el ex ministro de Finanzas Nelson Merentes tomara la decisión de empapelar al fondo.

Se espera que para finales de año se asignen al sistema financiero privado otros 500 millones de dólares en estos instrumentos, con lo que quedará un remanente de 300 millones de bonos "basura", que será prácticamente imposible colocar, pues su precio actual en el mercado es de 18% de su valor original.

La única opción para salir de las notas restantes, emitidas por un banco británico, es esperar su vencimiento para que el banco internacional que las estructuró pague a la República el precio del mercado, sin que se obtenga rendimiento alguno por haberlas adquirido.

Si bien en el Ministerio de Finanzas podrían sentirse tranquilos por haber limpiado el Fonden de estos papeles, habría que preguntarse qué se hubiera podido hacer con 300 millones de dólares en obras de infraestructura para salud, educación, sistema eléctrico o de transporte.

Rafael Isea al frente de Finanzas se concentró en limpiar el fondo de estos papeles.

Logró colocar 1,4 millardos de dólares, lo que quiere decir que cuando asumió su cargo había en el Fonden 2,2 millardos de dólares en notas estructuradas. Durante las gestiones de Nelson Merentes y Rodrigo Cabezas se otorgaron a dedo 3,8 millardos de dólares en estos papeles.

Negocio en dos partes

15 bancos diseñaron las notas estructuradas, todas con características distintas, tomando en cuenta que empaquetaban deuda de Brasil, Argentina, Venezuela y Ecuador, adquiridas por Finanzas con la anuencia de Merentes y con recursos del Fonden. Se creó entonces una red de intermediarios tan extensa que actualmente resulta complicado determinar si realmente el despacho del ministro controlaba todo o si otras oficinas de Carmelitas –como se presume– también facilitaban las negociaciones.

De esta manera, el dinero que debió destinarse al bienestar de los venezolanos fue utilizado para pagar altas sumas a los bancos internacionales que diseñaron las notas y que luego fueron adjudicadas a unas pocas entidades bancarias, que obtenían así divisas sin pasar por Cadivi.

A su llegada al despacho de Finanzas, el propio Rodrigo Cabezas advirtió que la entrega a dedo de notas estructuradas era una práctica irregular que no continuaría. Pero semanas después sucumbió a la tentación y las siguió otorgando al sistema financiero, pues se dio cuenta del efecto que producían en el mercado del dólar paralelo, el cual había tratado de combatir –inútilmente– recrudeciendo la ley contra ilícitos cambiaros.

Otra guerra se iba librando en diferente escenario. Era la de los intermediarios que perdían los favores de Finanzas y quedaban fuera del juego. Para estos operadores la táctica fue denunciar de manera velada el otorgamiento de las notas que en el pasado solían ofrecer a las tesorerías de bancos, con un recargo por los "servicios" de hacer lobby ante el despacho de Carmelitas, y conseguir así la bendición de ser elegidos en posteriores asignaciones de notas.

Tres razones de peso

La orden emanada desde Miraflores de deshacerse de las notas estructuradas respondió a motivos básicamente: uno, la falta de liquidez en el Fonden por los recursos comprometidos en estos instrumentos; dos, que las notas se convirtieron en un gran riesgo para la República después de que el entonces recién electo presidente de Ecuador, Rafael Correa, declarara que su país podría rehusarse a pagar su deuda externa, lo que inmediatamente tumbó el precio de los bonos de ese país en el mercado internacional; y, en consecuencia, el valor de gran parte de las notas del Fonden que tenían un fuerte componente de deuda ecuatoriana.

Finalmente, días después de que el presidente Chávez amenazara con irse del Fondo Monetario Internacional con bombos y platillos, la fiesta se aguó. Le explicaron que existe una cláusula que establece que si la nación llegase a abandonar el FMI toda su deuda caería en moratoria y, por lo tanto, todas y cada una de las emisiones que había hecho la república se venían abajo. No se habló más del tema.

Fue así como los recursos de las reservas internacionales que fueron traspasados al Fonden y que hicieron perder respaldo al bolívar fueron utilizados para hacer negocios con instrumentos financieros altamente sofisticados en donde el reparto de comisiones y las ganancias cambiarias enriquecieron a quienes participaron en el esquema.


 

 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog