Un rancho de país

Por Venezuela Real - 10 de Mayo, 2008, 12:30, Categoría: Política Nacional

Miguel Sanmartín
El Universal
10 de mayo de 2008

El impacto que causó el apagón se equipara con el caos provocado por las lluvias

Es de semejante magnitud el generalizado y ostensible estado de deterioro que presenta la infraestructura del reino tropical, ergo, territorio de ensueño, cuna del ALBA, yacimiento del socialismo del siglo XXI y comando del ejército emancipador de los pueblos oprimidos por el Imperio, que no tenemos nadita que envidiarle al dechado cubano. Tamaña desmejora se corresponde con la inoperancia de los organismos públicos de prevención y asistencia. No conoce antecedentes ni admite parangón.

En donde la ramplona revolución bolivariana clava su pendón rojo rojito ensucia la jaula. Es una verdadera tragedia. ¡Angustia! Se va la luz. Se para el Metro. Escasea el agua. Falla el gas. Abunda la basura y los huecos en las calles. Prolifera la delincuencia. Reina la impunidad. Las cárceles son antros. El tránsito resulta un calvario. Los hospitales agonizan. Las escuelas decaen. Sube el costo de la vida. Persiste la escasez. No cede la pobreza. Pulula la indigencia.

 Se expande la corrupción.

El impacto y malestar que causó el reciente apagón de varias horas es comparable con el caos que provocaron las primeras lluvias sobre la capital. ¡Qué calamidad! Deslizamientos, escombros, ríos, charcos, lagunas, árboles caídos, descomunales trancas, vehículos accidentados, colisiones y asaltos a mano armada en plena vía pública para despojar de sus pertenencias a los indignados conductores atrapados por horas en aquellas infernales colas. Ni un guardia nacional, ni un policía, ni un bombero, ni un fiscal de tránsito para auxiliar a los indefensos ciudadanos. ¡Qué despelote, camaradas!

La negligencia de aquella desdichada noche-madrugada no fue sólo de las autoridades y organismos adscritos a la administración central. No, la desatención es atribuible, por igual, al Ejecutivo Nacional y a los gobiernos municipales capitalinos.

Falló el Ministerio de Interior y Justicia al no disponer un plan de seguridad y no activar a Defensa Civil. Falló el Ministerio de Infraestructura en el mantenimiento de las autopistas y al no desplegar el Vivex. Falló la Alcaldía Mayor al no poner en marcha un plan de emergencia para socorrer a la ciudadanía. Fallaron las alcaldías de Libertador, Baruta, Chacao, Sucre y El Hatillo al no acondicionar sus respectivos municipios para la llegada de las lluvias. Y fallaron durante la emergencia al no movilizar sus equipos de resguardo y auxilio para atender la eventualidad en sus jurisdicciones.

La culpa fue de todos. De unos más que otros. Porque no fueron previsivos. Ni eficientes ni suficientes las labores de reparación, limpieza y despeje de zonas críticas para evitar el colapso. Y lo siguen siendo porque no se percibe que estén haciendo lo necesario para que no se repita el caos del pasado lunes. ¿Será que a estas "autoridades" no les importan las molestias y riesgos de los ciudadanos?






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog