Banco en morrocoy

Por Venezuela Real - 19 de Mayo, 2008, 11:37, Categoría: Economía

Ramón Sahmkow
TalCual
19 de mayo de 2008

Tras dos años de negociaciones y retrasos, las primeras líneas del Banco del Sur lo dibujan como un organismo independiente de sus pares de la región, pero menos beligerante que lo deseado por Venezuela

La reunión que sostuvieron los presidentes Hugo Chávez y Néstor Kirchner el 21 de febrero de 2007 dejó abierto el camino para la constitución del Banco del Sur en los cuatro meses siguientes. Pero aunque otros países se sumaron inicialmente entusiastas a la idea, el sueño del Presidente venezolano de crear una institución financiera latinoamericana como contrapeso al Fondo Monetario Internacional y al Banco Mundial no ha sido fácil de concretar.

Más de dos años después de que Chávez lanzara la idea durante la Cumbre del G77 en Qatar, el acta fundacional de la institución se firmó en diciembre de 2007 con el apoyo de los gobiernos de Brasil, Argentina, Bolivia, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Venezuela. Chile se mantiene como observador y Colombia, a pesar de haber solicitado su inclusión en octubre, se mantiene indecisa.

El objeto de la nueva institución, de acuerdo con el documento inaugural, es "financiar el desarrollo económico y social de los países de Unasur miembros del banco". De esta forma, la institución mantiene su papel como impulsor de desarrollo. Atrás quedaron las intenciones expuestas inicialmente por el Gobierno venezolano de que el organismo tuviese atributos para contener los desequilibrios macroeconómicos en la región, similares a los que detenta el FMI.

Esos planes empezaron a surgir desde 2006, luego de que Chávez propusiera frente a los directores del BCV, impulsar el Banco del Sur con una "porción" de las reservas internacionales de Venezuela.

En mayo del año pasado, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, propuso crear además un "Fondo del Sur" para resguardar las reservas de los países de la región.

Para Carlos Malamud, investigador del Real Instituto Elcano y ex subdirector del Instituto Universitario Ortega y Gasset, las resistencias de los países grandes, especialmente de Brasil a crear un FMI paralelo en la región, echaron por tierra las expectativas de una rápida configuración del banco! .

Expertos de organismos multilaterales coinciden en que la presencia de Brasil en el Banco del Sur es crucial para otorgarle credibilidad y envergadura, aunque también reconocen el interés político del gobierno de Lula de ingresar como miembro para reducir el perfil anti FMI y Banco Mundial del nuevo organismo.

Las aclaratorias han surgido en los últimos meses. En enero, fuentes oficiales del Gobierno venezolano afirmaron que se analiza recurrir a una porción de los recursos del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden) en vez de las reservas. El ministro ecuatoriano de Economía, Fausto Ortiz, aclaró a principios de mes que el Banco del Sur apoyará a "Estados y empresas de Latinoa mérica". El Fondo del Sur, dijo, "es otra cosa".

GRANDES Y PEQUEÑOS

El capital inicial tampoco fue fácil de determinar debido a las asimetrías económicas de los miembros. Después de varias reuniones técnicas, los países acordaron en Montevideo, a finales de abril, que el Banco del Sur se constituirá con un capital 20 mil millones de dólares, de los cuales se levantarán siete mil millones durante la primera etapa que se prevé inicie a finales de este año.


Argentina, Brasil y Venezuela, como países grandes aportarán dos mil millones de dólares en los próximos cinco años. En otra franja, Ecuador y Uruguay participarán con 400 millones, y Bolivia y Paraguay con 100 millones, que podrán entregar en un lapso de diez años. El capital podrá integrarse hasta en una décima parte en moneda local y el resto en divisas internacionales.

El capital final de 20 mil millones de dólares duplicaría los recursos de la Comunidad Andina de Fomento (CAF) y un quinto de los del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). De manera pública y privada, representantes de estos organismos no temen a la creación de otro banco de desarrollo, debido a la infinidad de necesidades que existen en América Latina.

Sin embargo, el especialista español agrega que, al menos inicialmente, el Banco del Sur no contará con la capacidad operativa de sus pares CAF o BID para financiar proyectos.

Los acuerdos de Montevideo, los primeros que dan forma financiera al Banco del Sur fueron suscritos hace cinco meses. No obstante, el acta fundacional fijó tan sólo 60 días para la constitución definitiva del banco.

Las comisiones de negociación de los países miembros esperan la decisión del Gobierno de Argentina, que obvió el envío de un delegado a Uruguay tras el sorpresivo despido de Martín Lousteau al frente de la cartera de Economía.

El gabinete de Cristina Kirchner todavía no se ha referido al tema, lo que ha paralizado la continuación de las discusiones.

El pasado 8 de mayo, Carlos Fernández, sucesor de Lousteau se reunió con su par Rafael Isea para conversar sobre la posibilidad de una eventual colocación de bonos argentinos y del Banco del Sur, pero no trascendió ninguna información concreta. Aun así, la arquitectura del nuevo organismo regional no estaría en las prioridades del ministro, de acuerdo con la prensa de su país.

EL QUE PAGA, GANA

Aunque en el acta fundacional del Banco del Sur, "los órganos de conducción tendrán una representación igualitaria de parte de cada uno de los países suramericanos que lo integren, bajo un sistema de funcionamiento democrático", la composición administrativa real y la distribución de los poderes todavía no han sido acordadas en la práctica.


De concretarse esa idea, rompería los paradigmas de las instituciones financieras multilaterales gobernadas por los países que llevan a cabo los mayores aportes financieros. Pero para Malamud, eso ha sido solo retórica. "Por más que la letra del Banco señale la igualdad de voto entre los países miembros, en la práctica serán los grandes los que lleven la voz cantante. Quien paga manda".

De acuerdo con un diplomático brasileño, los gobiernos de Chávez y Lula todavía mantienen diferencias sobre el peso específico que tendrán en la composición del banco. Las reuniones de mayo, dijo Ortiz, se enfocarán en la definición burocrática del banco, con la idea de imponer el modelo sugerido de un voto por país. Así, la institución anda a paso de morrocoy.

SIN TRANSPARENCIA HAY CORRUPCIÓN

Tras visitar México y Colombia, el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, abogó por fortalecer la gobernabilidad, el cumplimiento de las leyes y la transparencia en el proyecto del Banco del Sur para combatir la corrupción.

Zoellick, quien fue nombrado por el Gobierno de Estados Unidos a la cabeza del organismo financiero multilateral tras la caída de Paul Wolfowitz por un escándalo de corrupción, dio la bienvenida al proyecto, aunque espera todavía conocer ser cuáles serán sus intereses y estructura. "El tema del desarrollo no es solo una cuestión de dinero; es una cuestión de buena gobernabilidad, de buen Gobierno, de buenas leyes, de transparencia para tratar de superar los riesgos de corrupción", dijo en una conferencia en Bogotá, la semana pasada. Hay "muchísimo" trabajo para todos los que tratan de apoyar "la causa global del desarrollo en el hemisferio y en el mundo", agregó.

 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog