Drogas y soberanía - Las explicaciones

Por Venezuela Real - 20 de Mayo, 2008, 13:53, Categoría: Política Internacional

El Editorial
El Nacional
20 de mayo de 2008

Las declaraciones del zar antidrogas de Estados Unidos, John Walters, expresadas al diario El Tiempo, de Bogotá, constituyen apenas la introducción a una serie de muchos capítulos que toda América Latina seguirá como una telenovela de la vida real. Walters no desaprovechó la ocasión para afirmar que estaba francamente sorprendido "por los profundos vínculos de la FARC" con el gobierno bolivariano de Venezuela. De seguidas expresó a la prensa que "el presidente Chávez tiene muchas cosas que explicar".

Lo más doloroso de todo esto es que la mayoría de los venezolanos hemos alertado lealmente al Gobierno y al jefe de Estado, desde hace varios años, sobre el peligro que significaba y que significa hoy su colaboración ilegal y antinacional con los grupos guerrilleros de Colombia. No puede el Presidente decir a estas alturas que la opinión pública del país no se había manifestado rotundamente contra ese maridaje que desde Miraflores se iba prolongando en el tiempo, con los resultados que ahora todos conocemos.

Se necesita ser un irresponsable de marca mayor para no entender que, tarde o temprano, se iban a saber los vínculos de la cúpula bolivariana con los narco-secuestradores de las FARC y el ELN. Hoy ya se tienen documentos certificados por la Interpol que indican no sólo la complicidad de ciertos ministros y generales de la FAN con las guerrillas colombianas, sino que señalan al propio jefe del Estado como la cabeza principal de esa política de acercamiento con tales delincuentes.

A los venezolanos no nos gusta que autoridades de otro país se inmiscuyan en nuestros asuntos, pero es que los problemas del narcotráfico, los secuestros y el pago de vacunas a lo largo de la frontera con Colombia tiene un carácter internacional. La cooperación entre las naciones es indispensable para solucionar este tipo de delitos que superan a las policías nacionales.

De allí que siempre le sorprendió a los venezolanos el hecho de que, progresivamente, el gobierno bolivariano fuera suspendiendo los acuerdos de cooperación internacional para combatir el narcotráfico, los vuelos ilegales de los aviones de la droga y el lavado de dinero, esgrimiendo argumentos superfluos.

Lo que no sabíamos era que a la sombra, el régimen militar bolivariano establecía una complicidad a todas luces delictiva con los grupos guerrilleros colombianos, a los cuales garantizaba, de acuerdo con los documentos encontrados en las laptops de Raúl Reyes, un apoyo logístico y militar para que siguieran desestabilizando al gobierno del presidente Uribe.

Ayer, el ministro Rodríguez Chacín afirmaba ante la prensa que "el mayor productor de cocaína es Colombia, y el mayor consumidor de droga es Estados Unidos. He ahí el problema".

¿Y es que acaso el hecho, señor ministro, de que el presidente Chávez odie a Uribe y a Bush significa que se debe apoyar desde Miraflores a la narcoguerrilla? ¿No le parece que lo decente es colaborar unidos para combatir el narcotráfico?





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog