Un necesario gesto de transparencia

Por Venezuela Real - 22 de Mayo, 2008, 18:17, Categoría: Injerencia de/en Venezuela

Rocío San Miguel
Noticiero Digital / Tal Cual
22 de mayo de 2008

Transparencia, auditabilidad y rendición de cuentas son tres conceptos que precisa la relación del gobierno de Chávez con las FARC, especialmente en estos tiempos.

Que Chávez apoya política y diplomáticamente a las FARC, no es un secreto para nadie a estas alturas. Así ha quedado de manifiesto desde 1999, cuando el gobierno venezolano declaro la neutralidad frente al conflicto interno en Colombia, pasando por la propuesta del reconocimiento del estatus de beligerancia de este grupo insurgente, hasta llegar al minuto de silencio por Raúl Reyes. Hasta allí podría incluso afirmarse: no hay problemas de orden legal, más allá de las inconveniencias a los intereses nacionales que tal relación esta generando al Estado venezolano.

El problema de esta relación aparece cuando comienza a vincularse al gobierno de Chávez con actividades desarrolladas por las FARC asociadas al narcotráfico, el tráfico ilegal de armas o la perpetración de crímenes de guerra y actos de terrorismo en el marco del conflicto armado en Colombia. He allí el problema y es este el deslinde que debe exigírsele al gobierno nacional.

Ecuador: 1) A pesar de la violación de su territorio por parte de Colombia en la operación del 1M que permite dar de baja a Raúl Reyes y capturar evidencias electrónicas de las actividades ilegales de las FARC; 2) A pesar de las afinidades ideológicas del Presidente Correa con el Presidente Chávez expresadas públicamente; 3) Incluso, muy a pesar de las fuertes tensiones que entre Colombia y Ecuador ha generado el tema de las FARC; ha sido capaz de dar gestos de transparencia en el tema frente a los ecuatorianos y la comunidad internacional. De un lado ha señalado el Presidente Correa que pone su cargo a la orden para el caso de comprobársele algún contacto siquiera con las FARC. Y del otro, ha ordenado el Presidente de Ecuador la desclasificación de archivos del Consejo de Seguridad Nacional (COSENA) vinculados a las responsabilidades de los altos mandos militares por no haber detectado el campamento de Reyes en el territorio fronterizo de ese país.

En Venezuela debemos conformarnos con las opiniones y pareceres de Chávez y el Ministro Chacín sobre sus relaciones con las FARC, sin que sea posible un gesto de auditabilidad ejercido por los demás poderes públicos sobre el Ejecutivo Nacional. Sin que sea posible una interpelación, citación o rendición de cuentas por parte de algún Ministro (Interior, Exterior o Defensa) ante el parlamento nacional o el ministerio público. Mucho menos aspirar a que se verifique una reunión del Consejo de Defensa de la Nación (CODENA) máximo organismo para la planificación de la seguridad y defensa del Estado previsto en la Constitución, a pesar –por causa del tema de las FARC- de la amenaza del uso de la fuerza que el primer mandatario hace en cada una de sus alocuciones públicas.

Si quiere Chávez aún aspirar a liderar el legitimo espacio que las izquierdas deben tener, junto a otros sectores políticos del espectro ideológico en los desafíos que plantea el siglo XXI para América Latina; debe ya con urgencia brindar un gesto necesario de transparencia que delimite sus afinidades ideológicas con las FARC de la actividades delictivas de las FARC.

Incluso, si quiere ser respetado Chávez por el sector militar venezolano, en el muy corto plazo debe rendir cuentas de su apoyo a las FARC. Si este se ha limitado a brindar ayuda humanitaria o apoyo político a las negociaciones de paz, no hay problema. Y si este apoyo ha contado con la autorización del gobierno de Colombia, mejor aún. Es simple.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog