Pdvsa sin cifras - OPEP y Venezuela

Por Venezuela Real - 23 de Mayo, 2008, 12:43, Categoría: Petróleo/Energía

El Editorial
El Nacional
23 de mayo de 2008

La visita del secretario general de la OPEP sirvió para recordarnos que Venezuela tiene un papel que jugar en las relaciones internacionales, más importante y diferente al del pendenciero que insulta y busca bronca a quien le da la gana. En la actualidad se presentan, simultáneamente, la posibilidad de una recesión mundial y la perspectiva de altos precios petroleros sin precedentes. Esa combinación genera fatalmente inquietud y descontento en las economías industrializadas y los países en desarrollo.

Para contrarrestar la impopularidad que tal situación les acarrea, los políticos de los países desarrollados suelen atribuir la caída de sus economías a los altos precios de los hidrocarburos y culpar a los países exportadores de los males que los aquejan.

Acusan a los miembros de la OPEP y también a Rusia, de manipular los mercados, e intentan volcar contra ellos a la opinión pública mundial.

Tal como afirma el señor Abdullah al-Badri, secretario de la OPEP, son otras las razones que conforman el sombrío panorama de las grandes economías. La especulación financiera que ha creado en ellas burbujas y afectado a los mercados bancarios, cambiarios y productivos, ha conducido a que los operadores bursátiles se refugien en las materias primas, particularmente en el petróleo y en los alimentos, para generar ganancias artificiales que les permitan compensar el reventón de las burbujas.

Esas actividades tienen poca relación con la oferta y demanda de energía, que es el área de la OPEP. Pero resulta políticamente atractivo señalar culpables ajenos al funcionamiento de los países industrializados y desatar todas las iras contra ellos.

En tales circunstancias, le corresponde a la OPEP hacer un llamado a la sensatez y al realismo. Tradicionalmente, a Venezuela le tocó jugar un papel protagónico al respecto. Porque como no participaba en los conflictos bélicos mundiales –en particular, los del Medio Oriente– le era posible eludir las quejas de los extremistas antipetroleros y llamar a la cordura.

Pero en la medida en que el Gobierno nacional no ha tenido esa misma cordura e intenta involucrarse en cuanta controversia se presenta en el mundo, ha perdido credibilidad y no inspira respeto. El mismo hecho de que ni siquiera el secretario general de la OPEP pueda certificar que los volúmenes de producción petrolera del país sean los que afirma Pdvsa, le resta seriedad a lo que digan nuestras autoridades.

Si a ello se le suman las descalificaciones que por razones hormonales el líder y sus acólitos hacen de otras personalidades e instituciones internacionales –de Chile, Estados Unidos y Europa, por ejemplo– desaparecen las posibilidades de intervenir de manera constructiva –y hasta pudiera decirse defensiva– en las complejidades que amenazan crear la recesión económica y los altos precios del petróleo.

Esto nos hace mucho más vulnerables a las presiones internacionales, porque una mala diplomacia puede anular las ventajas de una riqueza súbita.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog