RCTV y su costo político

Por Venezuela Real - 23 de Mayo, 2008, 12:44, Categoría: Política Nacional

ÓSCAR LUCIEN
El Nacional
23 de mayo de 2008

La noche del 27 de mayo de 2007, los venezolanos asistimos conmovidos, en medio del llanto y la rabia, en medio del estupor y la resignación, a la ejecución de la condena tanto personalista como ilegal que el teniente coronel Chávez había decidido contra uno de los canales pioneros de la televisión venezolana. "No habrá nueva concesión para ese canal golpista que se llamó Radio Caracas Televisión. Ya está redactada la medida, así que vayan apagando sus equipos", había chillado el jefe del Estado en el acto de tradicional salutación de Navidad a la FAN, convertida en cómplice coro de tan cuestionada arbitrariedad política. Muchos venezolanos habían advertido que se cobraba a RCTV el mantener una línea editorial e informativa independiente del gobierno bolivariano (sic). Por eso, al cumplirse dentro de pocos días un año de tan despótica y radical medida, más que una revisión de lo ocurrido casi nos toca la constatación de una predicción: un año después del cierre de RCTV hay menos democracia en Venezuela. O, si se prefiere, en términos más precisos, se ha cerrado en forma más ostensible el cerco a la libertad de expresión en nuestro país.

Sin duda alguna, el cierre de RCTV, la clausura de su señal abierta, agravada por la confiscación arbitraria e ilegítima de sus equipos de transmisión, es una decisión política meditada y, en estricto sentido, asumida por el alto Gobierno en complicidad con toda la institucionalidad pública cooptada por el Ejecutivo. En los momentos más candentes de la controversia, de manera explícita, voceros calificados del entorno de Chávez llegaron a admitir: "Entre el costo político de dejar abierto RCTV, y el costo político de cerrarlo, asumimos el cierre". Costo político, valga decir, que recibe su primera y contundente factura en el rechazo al inconstitucional proyecto de reforma, que manifestamos el pasado 2 de diciembre.

Hace un año, sordo al clamor popular que reclamaba la reconsideración de la medida, intolerante con quienes exigían respeto a la legalidad, despótico con los directivos del canal, el Gobierno simulaba ampararse en la Constitución y en el mandato del artículo 108 según el cual "el Estado garantizará servicios públicos de radio, televisión ...con el fin de permitir el acceso universal a la información". Transcurrido un año, en mayo de 2008, ¿qué hemos ganado los venezolanos con el cierre de RCTV? ¿Disponemos de algo que dignamente pueda llamarse un servicio público de radio y televisión? ¿Qué aporta TVES, el canal que ocupa la frecuencia del canal 2, a la cultura venezolana? ¿Hay acaso mayor acceso a la información y garantías para la expresión de la pluralidad política del país? Sin duda alguna, descontando los daños patrimoniales a los propietarios de RCTV, los más directamente afectados son los sectores populares que no tienen acceso a la televisión por suscripción. Para los venezolanos en general, independientemente de cualquier valoración crítica sobre las peculiaridades de su programación, perdimos una ventana más para acercarnos a la realidad, se nos privó de un espacio relevante para la libertad de expresión y para el derecho a la información. El arbitrario cierre de esta planta ratifica hoy, más que nunca, mi convicción de que los ciudadanos no podemos delegar en un funcionario, por buenas intenciones que pueda tener (ausentes en este caso), la decisión de lo que queremos ver, leer u oír; que es en el seno de la familia donde, responsable y democráticamente debemos decidir lo que pueden ver los niños y adolescentes a nuestro cuido.

De TVES, bastaría el comentario del propio teniente coronel: "A TVES nadie lo ve". Para desgracia nuestra, se suma ahora una vital frecuencia de alcance nacional al indebido proselitismo, a la propaganda y al culto a la personalidad del jefe del Estado. TVES no califica para ninguno de los estándares que acreditan la calificación de servicio público.

Un año después del cierre de RCTV, con un canal menos para diversificar el espectro de la información y de la garantía de la pluralidad de la opinión política del país, los venezolanos asistimos al obsceno, ilegal y corrupto usufructo de los medios del Estado por la parcialidad política en el Gobierno. Lo que hace Chávez y su PSUV en VTV desborda todo límite de decencia.

Convencido de que sólo en democracia es posible reivindicar medios de comunicación que nos dignifiquen, y solidario con RCTV para recuperar su señal abierta, marcharé el próximo domingo 25 de mayo.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog